Mucho habíamos escuchado de Albarracín, de su belleza, de su encanto y de lo mágico que es perderse entre sus calles en artículos  como Los pueblos más bonitos de España o Los 17 pueblos más bonitos de España. Pues no pudimos esperar más, así que aprovechamos esos fines de semana largos de mayo para hacer una ruta por la provincia de Teruel y conocer este pueblo.

¿Qué ver en Albarracín en dos días?

Lo primero que hay que saber que para visitar este pueblo se tiene que hacer caminando, ya que no se permite entrar coches hasta el centro; solo si tienes tu hotel dentro se permite entrar hasta la plaza para dejar las maletas y el coche luego se puede dejar o en el estacionamiento que hay en la parte de abajo de la ciudad o en la parte superior.
¿Qué ver en Albarracín en dos días?
En cuanto se  empieza a recorrer las calles, escaleras  y rincones te das cuenta que ha sido correctamente designado como uno de los pueblos más bonitos de España.  Este pueblo medieval mantiene en todo el conjunto la esencia de las antiguas culturas que la habitaron como romanos, tribus celtas y la cultura andalusí.
¿Qué ver en Albarracín en dos días?
Como Albarracín se encuentra en un peñón, es lógico que el pueblo esté en cuesta, por eso recomendamos ver los siguientes lugares desde la parte superior para ir de bajada en el recorrido.
En la parte superior se encuentra la Ermita de San Juan, una pequeña estructura pero que está bien conservada, desde donde está muy cerca el inicio de la muralla que bordea el pueblo por la parte superior del peñón.
¿Qué ver en Albarracín en dos días?
El siguiente punto bajando es la Catedral del Salvador, que tiene un reloj de sol en su torre. Torre a la que, si se mira desde lejos, se le puede ver la cúpula de colores azules preciosos.
¿Qué ver en Albarracín en dos días?
Justo frente a la catedral se encuentra la biblioteca pública que es muy curiosa porque, además de ser súper pequeña, su estructura se encuentra en el aire.
El siguiente punto bajando es la Plaza Mayor, el espacio más grande del pueblo, con arcos y balcones. En ella están el Ayuntamiento y un par de bares.
¿Qué ver en Albarracín en dos días?
De esta plaza central salen varias calles, todas recomendadas para caminar y conocerlas. Pero queremos hacer énfasis en no dejar de ver la calle de Santiago, donde hay una casa que hace esquina, que es la más bonita del pueblo. 
¿Qué ver en Albarracín en dos días?
Para que sirva de guía, al lado de esta casa, subiendo por una rampa, se encuentra una panadería en la que venden, además de panes, bollos típicos del pueblo.
Otro rincón para visitar es la calle del Postigo, una de las que sale de la Plaza Mayor. Tiene peculiares estructuras colgadas de las casas, son como una especie de pequeños cuartos que sirven para guardar cosas.
¿Qué ver en Albarracín en dos días?
​Además de todo esto, cualquier calle o escalera que salga de la Plaza Mayor llevará por rincones encantadores de este pueblo. Es un lugar para recorrerlo al completo contemplando cada detalle y encontrando rincones bellísimos.
Y si todavía quedan fuerzas, se puede subir hasta la parte superior de la muralla para contemplar todos los tejados de Albarracín; nosotros no subimos pero seguro que es una vista espectacular.
Todo pueblo tiene diferente perspectiva en el día y la noche, Albarracín no se escapa a esto. Lo último que hicimos antes de cenar es dar un paseo por sus calles para ver la belleza de estas callejuelas alumbradas por sus farolas.
¿Qué ver en Albarracín en dos días?
¿Dónde comer?
Por cualquier calle de Albarracín hay restaurantes donde comer, este pueblo está muy enfocado al turismo y se encuentra mucha oferta gastronómica; recomendamos el restaurante “Tasca Azagra”. Para cenar recomendamos uno de los bares que se encuentran en la Plaza Mayor, allí tapeamos muy bien.
¿Dónde dormir?
Para dormir recomendamos el Hotel Restaurante Casa de Santiago, a nosotros nos encantó. Se encuentra a unos 15 metros de la Plaza Mayor; por dentro tenía estancias encantadoras donde relajarse con un buen libro.
¿Qué ver en los alrededores de Albarracín?
En los alrededores de Albarracín se pueden visitar diferentes lugares muy interesantes.  Uno de ellos es el acueducto romano de Albarracín-Cella, que tuvo una longitud de 25 kilómetros y que recorre los pueblos de Albarracín, Gea de Albarracín y Cella.
Este acueducto hoy en día se divide en 8 tramos que se pueden visitar; nosotros visitamos dos. Primero fuimos hasta Gea de Albarracín, donde se encuentra el centro interpretación y desde donde se puede visitar la Cañada de Monterde y Las Hoyas; esta parte del acueducto es subterránea y se puede caminar por dentro.
Desde Gea hacia Albarracín, justo al terminar la línea de casas de Gea, a mano derecha, hay un camino que nos llevó al Barranco de los Burros. Esta parte del acueducto es muy curiosa, ya que los romanos lo excavaron sobre el barranco, siguiendo la curva que hace la montaña y haciendo agujeros que asemejan ventanas.
¿Qué ver en Albarracín en dos días?
De esta visita al Barranco de los Burros hicimos este vídeo de la parte interna del túnel:

Otro lugar que se encuentra muy cerca de Albarracín, a unos 15 minutos en coche, es los Pinares de Rodeno o Parque Cultural de Albarracín que, por su importancia arqueológica, es Patrimonio de la UNESCO dentro del conjunto de “Arte Rupestre del Arco Mediterráneo” desde 1998. En este parque hay hasta 8 senderos para hacer trekking, 9 miradores, 4 áreas recreativas y 2 refugios.

Lo interesante es que en algunos de los senderos se pueden observar pinturas rupestres  de animales como toros, caballos y arqueros. Nosotros hicimos los senderos 2 y 3 del parque, donde nos encontramos con las pinturas de los toros y del arquero.

Continuamos por los senderos hasta llegar el mirador Ventana del Rodeno, desde donde se tienen unas vistas espectaculares de los bosques de pinos y formaciones rocosas. 

 

Desde Albarracín camino a Madrid, recomendamos visitar los siguientes puntos:

  • Tomando camino dirección Frías de Albarracín, a unos 20 minutos, se encuentra la cascada de Calomarde o del Molino Viejo. Tiene un estacionamiento al lado izquierdo de la carretera y unas escaleras por las que bajar a contemplar su caída desde un pequeño puente de madera que cruza el agua.

Si hay tiempo, se puede caminar un poco por la orilla del río, donde hay una formación rocosa que hace un arco por donde pasa el agua, y una pequeña poza de agua muy fría con peces, un espacio muy relajante.

Ya desde arriba en un mirador puedes ver la cascada de esta forma, toda una postal de la comunidad de Aragón.

  • Dejamos la cascada y, al llegar al pequeño pueblo de Calomarde, a la salida del pueblo  hay un sendero que lleva a la Presa de los Ahogados, por donde se puede realizar un pequeño trekking entre acantilados de rocas.
  • El último punto que visitar de camino a Madrid es el monumento al nacimiento del río Tajo. Casi en la frontera con Castilla la Mancha, encontramos este monumento al l río más largo de la península ibérica, que en realidad nace más arriba, en la sierra de Albarracín. Es curioso ya que, junto a la salida de agua, se han colocado grandes esculturas con arcos de piedra por donde va fluyendo el agua hasta un lago donde inicia el crecimiento del río. El significado de estas esculturas tiene que ver con las provincias por las que pasa el río en sus primeros kilómetros: Teruel, Cuenca y Guadalajara.

También hay una placa donde se traza todo el recorrido desde ese punto, pasando por toda España y Portugal hasta llegar al mar.

 

Hasta aquí el recorrido que hicimos para conocer qué ver en Albarracín en dos días y sus alrededores. Definitivamente, Aragón tiene muchos otros lugares que debemos visitar, pero este ha sido un buen inicio.

¡¡Hasta el próximo post!!

Qué ver en Albarracín en dos días
5 (100%) 1 vote