Gran Canaria es una isla que sorprende muy gratamente tanto por su naturaleza como por sus encantadoras localidades. Situada en la mitad oriental del archipiélago canario, tiene como compañera más cercana a Tenerife. Goza de un clima suave todo el año, como el resto de las islas, y se puede visitar en cualquier momento, resultando más apetecible cuando comienza el frío en la península.
Pero si vas a visitar Gran Canaria en invierno no dejes de buscar en internet el hospedaje con tiempo, ya que por ser este un destino apreciado por su buen clima los hoteles están casi al 100% de capacidad. Sin más aquí les mencionamos los lugares imprescindibles a visitar en un viaje a Gran Canaria.

Qué ver en Gran Canaria en una semana

Agüimes

Pueblecito situado al sureste de la isla. Su mayor atractivo son las esculturas que están repartidas por el mismo, destacando las de la Plaza de Nuestra Señora del Rosario, junto al Templo Parroquial de San Sebastián. ¡De lo más original!
Qué ver en Gran Canaria en una semana

Puerto de las Nieves

Maravilloso puerto situado al noroeste de la isla, a escasos 2 kms de Agaete. La mayor atracción era el Dedo de Dios (nombre más común del Roque Partido), formación rocosa que surgía del mar hasta que una tormenta lo quebró a finales de 2005. Pero lo tranquilo y bohemio del lugar, junto con sus numerosos restaurantes con económicos menús de pescado recién capturado cada día y sus olas rompiendo en las rocas del paseo marítimo, resultan más que suficientes para una visita pausada y el disfrute con todos los sentidos, tratando de asegurar que todo quede en la memoria el mayor tiempo posible . Incluso se sabe de alguien a quien casi se le saltan las lágrimas al abandonar el lugar… (y que lamentó tener “todo incluido” en el hotel y no poder disfrutar de uno de esos menús marineros).
Qué ver en Gran Canaria en una semana

Roque Nublo

Monumento natural situado en el centro de la isla, dentro del Parque Rural del Nublo. Es de origen volcánico y se considera el símbolo por excelencia de Gran Canaria. Para llegar hasta él, hay que dar una caminata de unos 45 minutos desde el aparcamiento, por un sendero claramente señalizado. Se dice que esta caminata es de dificultad baja, pero según la forma física de cada uno , puede durar más de una hora y llegar a resultar algo cansada, al ser todo cuesta arriba. El premio es llegar a la cima y que la vuelta es toda cuesta abajo . Con todo, merece mucho la pena tanto llegar a la cima como el camino a recorrer y los paisajes que se disfrutan durante la caminata.

Cenobio de Valerón

Se trata de un yacimiento arqueológico situado al norte de la isla, a 5 kms de Santa María de Guía y a 26 kms de Las Palmas. Es un conjunto de cavidades en la roca volcánica que servían para almacenar principalmente cereales. La entrada cuesta unos 3 euros y la visita es relativamente corta, pero muy interesante, merece la pena al constituir un yacimiento prehispánico. ¡Nunca habíamos visto nada parecido!
Qué ver en Gran Canaria en una semana

Jardín Botánico Viera y Clavijo

Impresionante jardín municipal (¡se entra gratis!), situado a unos 10 kms de Las Palmas hacia el interior, que recoge toda la riqueza de las especies vegetales de las Islas Canarias (incluso animales, habiendo… ¡¡cangrejos de río en las charcas!!). La gran extensión del jardín hizo imposible la visita completa (ya que encontramos el sitio por casualidad al ir buscando otro -que no encontramos jamás-), así que nos decantamos por la zona de las suculentas (los cactus, vaya), que resulta espectacular.
Sin duda, un jardín para visitar con más calma y no dejar ni un solo rincón sin ver ni fotografiar, así que dedicadle a vuestra visita el suficiente tiempo para después no arrepentirse como unos que conocemos (incluso unas 3 horas; mejor que sobre…)

Reserva Natural Especial de las Dunas de Maspalomas

Complejo de dunas, charca y restos de un gran palmeral, ubicado en el extremo sur de la isla. Resulta impresionante mirar a lo lejos en las dunas, ya que pareciera que no tienen fin. Imprescindible caminar entre ellas y hundirse en la arena con el viento impidiendo avanzar, viendo cómo la propia arena sale volando en lo alto de las dunas. La charca es lo que queda de unas antiguas marismas y actualmente sirve de refugio para diversas especies de aves, por lo que los entendidos podrán disfrutar un buen rato observándolas.

Por último, se puede dar un paseíto hasta el faro, que mide sus más de 50 metros.

Qué ver en Gran Canaria en una semana

A escasos metros de este conjunto natural está la zona turística de Meloneras, y al otro lado de las dunas, la Playa del Inglés.

Puerto de Mogán

Encantador pueblecito al suroeste de la isla, al borde del mar, y a 9 kilómetros de Mogán (que está hacia el interior). Sus canales de agua de mar conectados por puentes, sus calles de casitas blancas y de balcones llenos de coloridas flores y su puerto deportivo con numerosos restaurantes, cafeterías y pequeñas tiendas, hacen de este lugar una visita obligada para un tranquilo paseo.
Qué ver en Gran Canaria en una semana
También se puede optar por algo de aventura, sumergiéndose en las profundidades marinas a bordo de un submarino amarillo (sí, como en la canción ), a través de cuyas ventanas redondas se pueden apreciar numerosos bancos de peces e incluso los restos de un barco naufragado. Más que recomendable experiencia, que dura unos 45 minutos, por alrededor de 30 euros.
En la carretera que une Puerto de Mogán con Mogán, podemos admirar el Molino de Viento o Molino Quemado, el cual bien merece una visita. Se puede entrar y subir al segundo piso, y ¡el jardín con cactus y esculturas gigantes de utensilios de cocina (olla, plancha antigua, molinillo de café…) es de lo más curioso!

Arucas

Bonito pueblo situado al norte de la isla, a unos 12 kms de Las Palmas. En él se encuentra la majestuosa “catedral” de estilo neogótico, que no es tal, sino la Iglesia de San Juan Bautista, aunque puede que se la conozca más por el primer nombre que por el segundo. Desafortunadamente, no llegamos en horario de visitas, así que no pudimos admirar su interior. De todas formas, su exterior ya maravilla desde todos los ángulos posibles.
Hay que pasear por la calle León y Castillo del centro histórico y admirar sus casitas de colores y sus pequeñas cafeterías y restaurantes.
Por último, pero no menos importante, ya que el lugar es bien conocido por ello, está la destilería del ron Arehucas, cuya fábrica se puede visitar los días laborables, reservando previamente.
También hay un jardín botánico en las afueras, el Jardín de la Marquesa, pero al no dársele demasiada publicidad, no nos enteramos de su existencia.

Firgas

Pequeña villa situada al norte de la isla, a 9 kms de Arucas. Son muy bonitos y originales el paseo de Gran Canaria y el paseo de las Islas Canarias, situados en pendiente y a continuación el uno del otro. El primero tiene una cascada y en un lateral la representación de los escudos heráldicos de los municipios de Gran Canaria en azulejos de bonitos colores. El segundo, tiene esculpidas en el suelo cada una de las 7 islas del archipiélago, así como sus escudos heráldicos y un paisaje y datos representativos de cada una de ellas.
Qué ver en Gran Canaria en una semana
Entre ambos paseos está la plaza de San Roque, con la iglesia del mismo nombre y el Ayuntamiento.
En la calle El Molino, hay un molino de agua que es el más antiguo de las Islas Canarias y que se puede visitar, enfrente de la oficina de turismo. Al no ser molino de viento, no tiene la típica figura con aspas, sino que más bien parece una casita. Está considerado como bien de interés cultural.
En los alrededores hay un manantial del cual se extraen las famosas Aguas de Firgas, presentes en muchos de los establecimientos de restauración. Por ello esta villa también es conocida como la Villa del Agua.

Teror

Pintoresco pueblo situado al norte de la isla, a unos 20 kms de Las Palmas y cerca de Arucas y Firgas. Su preciosa Calle Real está flanqueada por casitas de colores con balcones de madera, típicos de la arquitectura canaria. Al final de la misma, en la Plaza del Pino, está la Basílica de Nuestra Señora del Pino, patrona de la Diócesis de Canarias.
Qué ver en Gran Canaria en una semana

Las Palmas de Gran Canaria

Capital de la isla y de la provincia de Las Palmas, está situada al noreste de la isla. Para nosotros, lo más destacable son el Parque Doramas y el Barrio de La Vegueta.
El parque es precioso, se encuentra cerca del Muelle Deportivo y a 5 minutos del famoso Hotel Santa Catalina. Nosotros lo visitamos aprovechando que fuimos a comer al restaurante peruano Segundo Muelle que está en la calle León y Castillo, al otro lado del hotel. El parque es bastante grande y está decorado con fuentes, un estanque y mucha flora autóctona. Un paseo es prácticamente obligado para disfrutarlo con tranquilidad.
A una media hora caminando hacia el sur por la calle León y Castillo, que después se convierte en Triana, está el Barrio de Vegueta, con la catedral de Santa Ana y la Casa de Colón, que ofrecen maravillosos rincones para admirar; no en vano fue declarado Conjunto Histórico Artístico Nacional.

Bufadero de la Garita

Bastante difícil de encontrar, ya que si no es por un amable lugareño que nos llevó hasta el mismo sitio, aún estamos buscando. Se encuentra en el paseo marítimo de la Playa del Hombre (a 8 kms desde Telde). Se trata de una cavidad en la roca por la cual entra y sale el agua del mar con un característico sonido del cual procede el nombre del enclave. ¡Para ver y escuchar!
Y estos son los lugares que recorrimos, esperamos que no tengas la duda de qué ver en Gran Canaria en una semana. Todas las islas Canarias tienen lugares increíbles para ver y hacer rutas como las que hicimos en Lanzarote.

Seguramente se nos quedaron algunos lugares por visitaren Gran Canaria, pero ¡¡esta islas son un destino que siempre tenemos en mente!!

Hasta el próximo post!!!

Qué ver en Gran Canaria en una semana
5 (100%) 2 votes