Delft es una ciudad situada a unos 65 kilómetros al suroeste de Amsterdam, perfecta para una excursión de un día desde la capital de Holanda; al igual que esta, está surcada por canales (antiguamente, delft significaba canal, de ahí el nombre de la ciudad).
Se trata de un lugar famoso por su cerámica azul (Delfts Blauw), introducida por los italianos en el siglo XVI, y por su relación con la realeza holandesa a lo largo de la historia. También fue el lugar de nacimiento del famoso pintor del Siglo de Oro Johannes Vermeer, en 1632.
Pero, ¿qué podemos ver en esta coqueta ciudad? La mayoría de atractivos están en su centro histórico:

Qué ver en Delft en un día

Grote Markt

Esta plaza del mercado es una de las más grandes de Europa, en la que tenían lugar las ejecuciones públicas durante la Edad Media. Es rectangular y en ella están el edificio del Ayuntamiento y la iglesia Nueva. También hay una estatua monumento a Hugo Grotius, un jurista nacido en la ciudad, que sentó las bases del derecho internacional. Además, las casitas que rodean la plaza son muy bonitas.
qué ver en delft en un día
Alrededor de la plaza hay varias tiendas de cerámica donde comprar un bonito recuerdo, aunque los hay que no nos cabrán en la maleta…
qué ver en delft en un día

Ayuntamiento (Stadhuis)

Es un majestuoso edificio del siglo XVII que preside uno de lados de la plaza del Mercado y que constituye el monumento más representativo de la ciudad. Es de estilo renacentista y tiene una torre anterior a su construcción, gótica del siglo XIII que se utilizó como cárcel; actualmente esta torre alberga un museo de la tortura.
qué ver en delft en un día

Iglesia Nueva (Neuwe Kerk)

Está situada enfrente del Ayuntamiento. Su construcción data del siglo XIV, aunque fue remodelada en el XVII con estilo gótico tardío. Destaca su altísima torre de 108 metros de altura. En esta iglesia podemos encontrar las tumbas de los monarcas holandeses, como Guillermo de Orange, fundador de la nación holandesa.

Iglesia Vieja (Oude Kerk)

Su construcción se inició en el siglo XIII y en ella destaca su torre, levantada un siglo después, y que actualmente tiene una inclinación de casi 2 metros respecto de una línea vertical; esto es debido a la inestabilidad del terreno, ya que se encuentra a orillas del Oude Delft, el canal principal y más antiguo de la ciudad. En ella está la tumba de Johannes Vermeer.
qué ver en delft en un día
Ambas iglesias, Nueva y Vieja, se pueden visitar con una entrada conjunta que resulta más económica que por separado.

Iglesia María Van Jesse (Maria van Jessekerk)

De estilo neogótico, fue construida en el siglo XIX. Tiene forma de cruz y sus dos torres hacen referencia a las de la iglesia Nueva y la Iglesia Vieja. Está muy cerca de la Grote Markt, de hecho sus dos torres se ven desde allí.

Molino de viento de Roos (Delftse Molen de Roos)

Es el único molino de viento que queda de los varios que hubo en la ciudad en la época medieval, y está en el lugar en que estaba la antigua muralla. Se construyó en 1679 y era utilizado para moler maíz y obtener harina. Hoy en día ha sido restaurado y aún funciona; se puede visitar miércoles, jueves y sábados.

Edificio Gemeenlandshuis van Delfland

Construido en el siglo XV, actualmente es la sede de las oficinas de la Autoridad del Agua de Delft. Llama la atención su fachada, de estilo gótico tardío, con varios escudos nobiliarios en una de sus esquinas.

Puerta Este (Ootspoort)

Se trata de una antigua entrada a la ciudad, con dos torres góticas medievales de vigilancia, del año 1400, que gozan de muy buen estado de conservación.
qué ver en delft en un día
Otros lugares que se pueden visitar en Delft son:
  • las casas y patios (hofjes), escondidos por el centro histórico
  • el Museo Prisenhof, que inicialmente fue un monasterio y después fue la residencia de Guillermo de Orange
  • el Centro Vermeer, donde se pueden ver reproducciones de las obras del pintor y conocer sus técnicas
  • la Royal Delft, la última fábrica de porcelana que permanece abierta desde el siglo XVII, para admirar las técnicas artesanales de elaboración y pintado a mano.
Por último, podemos tener la vista de la ciudad que inspiró a Vermeer cuando pintó su famoso cuadror Vista de Delft, que se encuentra en una galería de La Haya. Para obtener esta vista, hay que ir hasta la confluencia de las calles Hooikade y Zuideinde.
¿Os ha gustado Delft? Es una ciudad encantadora para descubrir con tranquilidad. Además, es muy fácil llegar en tren desde la estación central de Amsterdam en poco más de una hora, o directamente desde el aeropuerto Schipol.
¡Totalmente recomendable en un viaje por el país de los tulipanes!
¡¡Hasta el próximo post!!
Qué ver en Delft en un día
5 (100%) 1 vote