El sábado 26 de noviembre fuimos invitados a participar, junto con otros bloggers de Madrid TB (Mapa y Mochila, La Mochila de Mama, Rutas por España, Los Viajes de Wircky, Los Viajes de Ali) y otros como Objetivo Tradición e Ida y Vuelta, en un blog trip a Alcázar de San Juan para disfrutar de las Jornadas del Guiso de #BodasdeCamacho, que se celebran en honor a la boda de Camacho y Quiteria, narradas en un episodio de la segunda parte de El Quijote.
Nunca habíamos estado en Alcázar, ni habíamos oído hablar de este festejo, así que nos pareció una excelente idea participar en este evento de un día de duración, y así conocer una de las celebraciones más típicas de Castilla la Mancha.
Comenzamos nuestro viaje en tren hasta Alcázar, en cuya estación fuimos recibidos por Diego, Javier y Chari, del área de Turismo del Ayuntamiento. Allí nos explicaron la importancia que en su momento adquirió la ciudad con la llegada del tren, ya que fue nudo de enlace entre el norte del país y los trenes que se dirigían a Extremadura, Andalucía y Valencia.
Lo primero que vimos fue la sala de espera que, junto con la sala de La Fonda, han sido declaradas recientemente Bienes de Interés Cultural. Entre las dos cuentan con más de 3000 azulejos, 300 de ellos con grabados que representan la historia de la ciudad y también escenas del Quijote, en concreto de 11 capítulos de la novela de Cervantes.
Qué ver en Alcázar de San Juan
Esta sala junto al museo “Casa del Hidalgo” y los Molinos de viento que formaban parte del itinerario del día han sido declarada Bien de Interés Cultural para Castilla La Mancha.
Después, iniciamos un recorrido por las calles de la ciudad, donde fuimos descubriendo historias que envuelven a Alcázar, como la de la Calle del Corregidor, un relato acerca de fantasmas y noches oscuras del pasado de la ciudad.
Después nos detuvimos frente a la iglesia de Santa Quiteria en la plaza del mismo nombre y, tras admirar los edificios colindantes, nos dirigimos a ver diferentes esculturas y bustos del Quijote que se encuentran por toda la ciudad. Destacan una escultura de Don Quijote y Sancho Panza cabalgando en la Plaza de España, la escultura de Don Quijote Cósmico, que fue donada por la Fundación Cervantina de Guanajuato (México), que está hermanado con Alcázar y es conocido internacionalmente su Festival Cervantino.
Qué ver en Alcázar de San Juan
Y, cómo no, también encontramos una escultura de Miguel de Cervantes, situada en la plaza de Santa María. Aquí está la Iglesia de Santa María la Mayor, en la que se encuentran dos objetos muy interesantes y que a la vez sirven para crear un poco de polémica en cuanto al origen de Cervantes: la pila donde se le bautizó y una copia de la partida de bautismo que data del siglo XVI.
Dentro de esta iglesia nos mostraron el camarín de la Virgen del Rosario; no muchas personas tienen la oportunidad de verlo y fuimos afortunados que se abriera para nosotros. Este camarín data de 1742 y es impresionante por sus detalles y decoración del suelo, paredes y cúpula.
También conocimos museos muy interesantes en la ciudad. Frente a la iglesia de Santa María se encuentra el Conjunto Palacial del Gran Prior, donde pudimos ver una exposición de la época medieval y donde nos mostraron el torcularium que, si bien suena a aparato de tortura, no es más que un molino que se utilizaba para obtener el aceite de las aceitunas.
Parte de este conjunto también es el Torreón del Gran Prior, una torre cuadrada de tres plantas por la que se sube por una estrecha escalera de caracol. En cada planta hay más detalles históricos y se puede subir hasta un mirador desde el que se ve toda la ciudad y, a lo lejos, los famosos molinos de viento.
Siguiendo el recorrido, la siguiente parada fue el Museo de Alfarería de La Mancha, FORMMA, que se encuentra en el antiguo convento de San José. El museo es una chulada, lástima que fue una visita exprés, pero ¡así tenemos excusa para volver!
El día nos reservaba otras sorpresas; en la Casa Museo del Hidalgo nos esperan la Alcaldesa, la Concejala de Turismo y el Concejal de Nuevas Tecnologías. Aquí pudimos conocer cómo eran la casa y vida de un hidalgo, y aprendimos que el quijote es la parte de la armadura que cubre el muslo. 
Qué ver en Alcázar de San Juan
Ya casi en la parte final del recorrido, visitamos el Hotel Convento de Santa Clara, que en su pasado albergó a las monjas clarisas. Hoy en día, además de ser un hotel, es la sede la Escuela de Escritores Alonso Quijano, una de las pocas escuelas dedicadas a la escritura. El patio es un lugar precioso y todo el hotel convento guarda muchas historias que incluyen el paso de Isabel II.
Y llegó el tan esperado momento, todos teníamos muchas ganas de probar el famoso guiso de las #BodasdeCamacho. En el restaurante del Hotel Convento de Santa Clara nos esperaba una mesa para degustar este de este menú que consistía en unos entrantes de embutidos y lomo de orza y, de segundo, el guiso, que lleva pollo y albóndigas de pan, ¡¡la verdad es que estaba riquísimo!!! Y de postre probamos la bizcochá, hecha con la famosa Torta de Alcázar elaborada por las monjas clarisas.
Tras saborear el exquisito guiso, faltaba una última visita, pero no por eso la menos importante. Ahora nos tocaba conocer a los gigantes de Alcázar de San Juan, sus cuatro molinos de viento. Ubicados en el cerro de San Antón, siempre atentos y vigilando la ciudad se encuentran Rocinante, Barataria, Fierabrás y Barcelona.
Qué ver en Alcázar de San Juan Qué ver en Alcázar de San Juan
Hasta allí fuimos en una visita muy rápida porque acechaba la lluvia, pero pudimos entrar a uno y para conocer el mecanismo para moler los granos y el cómo, dependiendo del viento (se sabe al ir abriendo doce ventanitas que se corresponden con los doce vientos que soplan en la zona), se puede mover la parte superior del molino para orientar las aspas en la dirección correcta y aprovechar la corriente. ¡Es alucinante este mecanismo!
Qué ver en Alcázar de San Juan
En fin, las #BodasdeCamacho han sido la excusa perfecta para conocer todo lo que ofrece Alcázar de San Juan, hemos visto todo esto en un día y nos quedaron muchos otros lugares por conocer, como el complejo lagunar y sus especies de flora y fauna, por lo que habrá que volver con más tiempo.
Agradecemos a la Junta de Comunidades de Castilla La Mancha y a todo el equipo del Ayuntamiento por mostrarnos los detalles más sorprendentes de la ciudad y por hacernos sentir uno más del #CorazóndeLaMancha.
Qué ver en Alcázar de San Juan
5 (100%) 1 vote