En el final de nuestra ruta de 15 días por Galicia decidimos visitar el cañón del río Sil y la Ribeira Sacra.

El cañón del río Sil es una garganta excavada en la roca por movimientos tectónicos y por las aguas del río con el paso de los años, creando paredes que pueden llegar en algunos puntos a los 500 metros de altura. Este cañón hace frontera natural entre las provincias de Lugo y Orense, y en ambos lados del mismo existen miradores, monasterios, bodegas y otros atractivos que hacen que este paraje natural sea imprescindible en una visita a Galicia.

La Ribeira Sacra es una zona de viñedos que se extiende por las riberas de los ríos Cabe, Sil y Miño, característica por su disposición escalonada sobre las laderas de las empinadas paredes que flanquean estos ríos. Debido a  la calidad de los vinos procedentes de estos viñedos, existe su propia Denominación de Origen que actualmente es candidata a ser Patrimonio de la Humanidad.

¿Te vienes a recorrer el cañón del río Sil y la Ribeira Sacra con nosotros? ¡Sigue leyendo!

Qué ver en el cañón del río Sil y Ribeira Sacra

Miradores del cañón del río Sil

El cañón está salpicado de miradores para admirar las vistas en altura sobre los diferentes acantilados. Nosotros empezamos el recorrido en la provincia de Lugo, ya que los días anteriores estuvimos conociendo Monforte de Lemos y sus alrededores. Estos fueron los miradores que visitamos:

Mirador do Xabrega y de Os Chancís

Los dos primeros miradores que visitamos se encuentran muy cerca del pueblo de O Arroxó, y para llegar a ellos nos dirigimos hasta el embarcadero de Os Chancís. Aquí nos encontramos un estacionamiento desde donde bajar al embarcadero para tomar barcas o hacer kayak; nosotros tomamos un sendero cerca de un viñedo que nos llevó en menos de 100 metros al mirador de Xabrega.

Volvimos al estacionamiento y justo a unos metros se encuentra el mirador de dos Chancís, que tiene mejores vistas aunque ambos son miradores que no están a mucha altura.

cañón del río Sil

Mirador de A Cividade

Este fue nuestro siguiente mirador. Para llegar, un tramo del camino es por carretera de tierra por lo que si se va con un turismo hay que ir a baja velocidad para evitar algún que otro bache. Al llegar a la zona de estacionamiento, nos encontramos con una larga pasarela de madera que sobresale del acantilado.

cañón del río Sil

Desde allí hay unas vistas impresionantes de las paredes de roca. En el fondo se aprecian las aguas del río Sil surcadas de catamaranes.

cañón del río Sil

Aprovechamos para tener otra perspectiva de los acantilados así que realizamos unas tomas áreas con dron y estas son las vistas del cañón.

Mirador de O Boqueiriño

Continuamos la ruta hasta el mirador de O Boqueiriño; a este también se llega por un camino de tierra hasta un estacionamiento desde donde hay que caminar menos de 50 metros hasta la plataforma de madera.

cañón del río Sil

Desde este mirador también se puede hacer una ruta para conocer los petroglifos de Laxa da Carreira, nosotros por falta de tiempo no los conocimos.

Mirador de Cadeiras

La siguiente parada en la ruta fue el mirador de Cadeiras, este no tiene una de las mejores vistas del cañón pero aun así vale la pena conocerlo.

Aquí también encontramos el Santuario Nosa Señora das Cadeiras, aunque solo lo pudimos ver por fuera.

Mirador do Duque

Uno de los últimos miradores que visitamos en la provincia de Lugo fue el de Do Duque. Se encuentra ubicado estratégicamente, ya que desde él se ve el embarcadero de Doade con formaciones rocosas; en teoría aquí inicia el cañón del Sil extendiéndose 35 kilómetros  hasta el primer mirador que visitamos donde está el embarcadero de Os Chancís.

cañón del río Sil

Además, se tienen las vistas de las aguas río arriba del Sil y se podría seguir bordeando el río para sorprenderse con su naturaleza, pero esto lo dejamos para otra ocasión.

cañón del río Sil

Mirador de Souto Chao

Antes de cruzar a la provincia de Orense, paramos en un pequeño mirador que ha creado uno de las bodegas de la zona, este mirador no aparece dentro del listado conocido y más que todo es interesante porque se pueden ver de cerca las terrazas que se han construido para los viñedos, así como las maravillosas uvas que dan origen a los tan conocidos vinos de gran calidad.

Mirador Balcón de Madrid

El primer mirador que visitamos en Orense fue el Balcón de Madrid, por lo que vimos este es uno de los más famosos del cañón a juzgar por la gran concurrencia de gente que encontramos.

cañón del río Sil

Muchos de los miradores que hay a ambos lados del río están ubicados frente a otro y desde este se puede ver la torre del Santuario Nosa Señora das Cadeiras y el mirador de Cadeiras.

Mirador A Mirada Máxica

Lo ideal de hacer esta ruta es hacer noche por la zona y así poder recorrer la mayor cantidad de miradores y hacer otras rutas. El mirador Mirada Máxica fue el primero que visitamos en nuestro segundo día por el cañón del Sil y lo hicimos muy temprano, encontrando una niebla que le daba un aspecto diferente.

cañón del río Sil

Este mirador realmente son dos pasarelas de madera que sobresalen de la ladera.

cañón del río Sil

Por suerte, al poco tiempo el viento fue despejando la niebla y se descubrió parte del cañón por lo que tuvimos mejoras vistas.

cañón del río Sil

Mirador de Cabezoás

Nuestro siguiente mirador en Orense fue el de Cabezoás. Este también se ha construido con una plataforma de madera sobre la ladera para tener las mejores vistas del meandro que forma el río Sil sobre el cañón, aunque la mejor vista de este meandro se tiene desde el siguiente mirador.

cañón del río Sil

Mirador de Vilouxe

Sin lugar a duda este es uno de los mejores miradores que se encuentra en todo el cañón ya que se puede ver el meandro más grande de los que se forman en toda la ruta de miradores.

Pasarelas del río Mao

Además de recorrer miradores, otra de las actividades que puedes hacer es la ruta de las pasarelas del río Mao en la Ribeira Sacra orensana. Se trata de una pasarela que se ha construido de apenas 1 kilómetro, que recorre el lado izquierdo del río Mao de camino hacia su desembocadura en el río Sil. Esta ruta es muy sencilla aunque se une con la ruta circular PR-G 224, un recorrido de 13,7 kilómetros que lleva a las localidades de A Teixeira y Cristosende.

Monasterios

Otro de los atractivos de esta zona son los monasterios que se pueden visitar, incluso hay una ruta de monasterios de la Ribeira Sacra, de esta ruta visitamos los que se encuentra junto al cañón del Sil.

Monasterio de San Paio de Abeleda

A pesar de que este monasterio se encuentra en ruinas, nos pareció interesante visitarlo precisamente por eso, ya que siempre le encontramos el atractivo a los lugares abandonados y ruinosos. Solamente lo vimos por fuera, ya que lo poco que queda en pie de su capilla está cerrado. De estilo románico, fue construido en el siglo XII y, escudriñando por las grietas, pudimos ver en su interior algunos capiteles de columnas decorados con motivos animales y vegetales.

Monasterio de San Paio de Abeleda

Monasterio de Santa Cristina de Ribas de Sil

Este monasterio es uno de los más conocidos ya que se encuentra junto al cañón, a pocos metros del agua entre una gran vegetación. Este no se encuentra en ruinas aunque no está habitado y se puede visitar en un horario específico su interior, aunque nosotros fuimos antes de la hora de apertura y pudimos curiosear algunos de sus rincones. Data del siglo IX y es de estilo románico. Tiene una preciosa puerta de entrada al claustro.

Monasterio de Santa Cristina de Ribas de Sil

Monasterio de Santo Estevo de Ribas de Sil

Se trata de uno de los monasterios más grandes e importantes de toda Galicia. Fue construido en el siglo X sobre un cenobio anterior del siglo VI. Hoy en día convertido en Parador Nacional de Turismo, se puede visitar su gran claustro renacentista situado en la entrada; tiene otros dos claustros, uno de los cuales fue un antiguo vivero lleno de agua en el que los monjes benedictinos criaban pescados.

Al lado está la iglesia pero no pudimos ver su interior por haber misa en ese momento.

Monasterio de San Pedro de Rocas

Ubicado en el monte Barbeirón, posiblemente es el monasterio más antiguo de toda Galicia, pues su origen se remonta al siglo VI; se encuentra en una zona rodeado de rocas, de ahí su nombre. Su punto más emblemático y concurrido para fotos es el precioso campanario datado ente los siglos XVI y XVII. A nosotros nos gustó especialmente la iglesia rupestre con tres capillas trogloditas y tumbas antropomorfas excavadas en la roca. La visita es gratuita.

Monasterio de San Pedro de Rocas

Otros monasterios que se pueden visitar en la ruta son el de Santa María de Montederramo o el de Santa María de Xunqueira de Espadanedo, entre otros.

Mapa de la ruta

Aquí te dejamos todos lo que visitamos en nuestra ruta por el cañón del río Sil.

¿Dónde dormir?

Para aprovechar mejor la visita a la zona y poder ver lo más que se pueda, recomendamos pasar alguna  noche. Nosotros nos alojamos en el pueblo de Parada de Sil en el Hotel O balcón da ribeira, en cuyo restaurante además se come muy bien. Si quieres reservar este u otro hotel, lo puedes hacer desde aquí:

Booking.com

Nos encantó la ruta que hicimos por el cañón del río Sil y esperamos volver para seguir descubriendo rincones que nos quedaron pendientes.

¡¡Hasta el próximo post!!