Durante nuestra escapada a Sofía en dos días aprovechamos para conocer el Monasterio de Rila, uno de los monumentos más importantes de Bulgaria, tanto que es considerado el símbolo del país. Es el segundo templo cristiano ortodoxo más importante después del monte Athos de Grecia.

El monasterio de Rila es famoso por albergar la mayoría de las obras maestras del renacimiento de Bulgaria y fue declarado Patrimonio de la Humanidad en 1983. Se puede visitar por cuenta propia si vas en coche o trasporte público que sale desde Sofía, pero leímos un post en el que se contaba que no era fácil encontrar el lugar de salida del único autobús que sale diariamente desde Sofía, por lo que no nos arriesgamos e hicimos la visita con una excursión organizada de un día.

Este monumento fue fundado en el siglo X por el ermitaño San Juan de Rila (Ivan Rilski) que se estableció en una cueva de la zona para ayunar y rezar. Esta cueva se encuentra unos 4 kilómetros del monasterio y allí fue enterrado, en una  pequeña iglesia al lado de la cueva tras su muerte en el año 946.

¿Quieres conocer todo lo que puedes ver en el Monasterio de Rila? ¡Sigue leyendo!

Qué ver en el Monasterio de Rila

Puertas de entrada

Al monasterio se puede entrar por sus dos únicas puertas de acceso: Dupnitsa y Samokov; en ambas hay estacionamiento para coches y buses de excursiones. Las dos están decoradas con impresionantes frescos en sus arcos y paredes.

Monasterio de Rila

Iglesia de la Natividad

Es el principal atractivo del monasterio y se encuentra nada más entrar, en el centro del claustro; tiene 5 cúpulas cubiertas de cobre, 3 altares y 2 capillas. La fachada es una de las imágenes más famosas de Bulgaria.

Monasterio de Rila

El exterior de la iglesia está decorado con unas características franjas de color rojo.

Monasterio de Rila

Rodeando la iglesia hay una galería con arcos y columnas que nos recuerdan un poco a los de la mezquita de Córdoba en España, salvando las diferencias religiosas y el color.

En esta galería o nártex está la entrada a la iglesia, y tiene una impresionante colección de frescos con relatos bíblicos, como por ejemplo:

– A la izquierda de la entrada, hay una imagen del juicio final con Jesucristo sentado y flanqueado por su madre y San Juan Bautista. Se aprecia un río de fuego  que simboliza el infierno. Al lado izquierdo del río se ven ángeles alrededor de la Cruz, el Evangelio y la Paloma  , debajo está la mano de Dios con una balanza; también aparece el paraíso con las almas de los justos esperando a San Pedro. Al lado derecho del río hay demonios tirando pescadores al fuego.

Monasterio de Rila

– A la derecha de la entrada encontramos un famoso fresco con una virgen rodeada por 32 santos, este fresco es conocido como el icono milagroso Santa María Osenovitsa, del siglo XII.

Monasterio de Rila

Pero hay un sinfín de frescos en esta galería, podríamos pasar horas mirando los diferentes pasajes bíblicos. ¡Es una verdadera maravilla!

En el interior de la iglesia hay más frescos, que son reflejo del esplendor del arte búlgaro durante la dominación otomana, muy coloridos y repletos de alegorías; tienen más de 1200 escenas bíblicas, que hacían las veces de Biblia ilustrada para la población analfabeta de la época.

Monasterio de Rila

Torre Jreliyova

Junto a la iglesia de la Natividad encontramos la torre Jreliyova construida en piedra, con 24 metros de altura y 5 pisos; en el último está la capilla de la Transfiguración de Dios. Fue construida en el siglo XIV como estructura defensiva del monasterio.

Monasterio de Rila

Nuestro guía nos recomendó no subir a la torre por tener unas escaleras empinadas y resbaladizas. La entrada es de pago.

Viviendas de los monjes

El monasterio tiene un claustro rodeado por edificios de 4 pisos que son las viviendas de los monjes. En sus inicios, hubo hasta 300 monjes pero en la actualidad, con la progresiva pérdida de la religiosidad, su número ha descendido a 8, aunque mantienen el monasterio en activo.

Monasterio de Rila

Hoy en día muchos peregrinos y turistas se hospedan en el monasterio durmiendo en habitaciones muy humildes con lo básico, lo cual hace que la experiencia sea bastante diferente.

Muchos de estos edificios también están decorados con arcos y franjas como los del exterior de la iglesia de la Natividad; además, hay balcones desde los que se tienen las mejores vistas del claustro.

Otros puntos dentro del monasterio

Dentro también puedes visitar su museo y una antigua cocina, ambos de pago. En el museo destaca una cruz con escenas bíblicas y más de 600 figuras en miniatura en ambas caras. La cocina tiene calderas y una chimenea de 22 metros en forma de cono.

Precios y horarios del Monasterio de Rila

La entrada al monasterio es gratis, pero una vez dentro si quieres visitar el museo cuesta 8 leva, la cocina 3 leva y subir a torre Jreliyova unos 5 leva, precios en 2019.

En cuanto al horario, indicamos el de 2019, pero recomendamos verificarlo con antelación en la página de turismo de Bulgaria por si hubiera cambiado.

De junio a septiembre: todos los días de 08.30 – 19.30

De octubre a mayo: todos los días de 08.30 – 16.30

¿Dónde está ubicado?

El monasterio está situado a unos 120 kilómetros al sur de Sofía, lo cual es menos de 2 horas en coche. Está rodeado de naturaleza, ya que se encuentra entre dos ríos, Drushlyavitsa y Rilska, en pleno Parque Nacional de Rila y a unos 1150 metros de altitud.

Nuestra visita fue en octubre, cuando iniciaba el otoño, por lo que el recorrido y el entorno del monasterio estaban espectaculares con los colores del bosque. También hemos visto que en invierno con las nevadas el entorno es precioso así que estos dos momentos son ideales para visitarlo, fuera de los periodos en los que más turistas hay.

¿Qué comer en el monasterio de Rila?

Saliendo por la puerta Samokov, en la parte posterior del monasterio, encontramos la famosa panadería del monasterio, en la que se elabora de forma artesanal un gran pan y una especie de hojaldre llamado mekitsi. Está abierta hasta las 16:30 y al parecer no funciona durante el invierno.

Todo el mundo quiere probar los productos, así que se reconoce fácilmente por la cola de la puerta; nosotros estuvimos esperando media hora para comprar nuestros mekitsi, a los que echamos azúcar glas y acompañamos del típico yogur salado búlgaro, según vimos hacer a los locales.

A ambos lados de la panadería hay dos restaurantes cuya especialidad es la trucha, aunque tienen más platos. Entre que habíamos leído que la trucha tampoco era muy sabrosa y que el guía nos dijo que el servicio era realmente lento, no nos animamos a comer en ninguno, puesto que teníamos hora de regreso al bus.

La iglesia Boyana

Como parte de la excursión al monasterio de Rila, también conocimos la iglesia Boyana, que se encuentra a los pies del monte Vitosha cerca de Sofía. Aunque por fuera no lo pareciera, su interior guarda impresionantes frescos que la han llevado a ser nombrada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1979. Te contamos nuestra visita aquí:

Visita a la iglesia de Boyana

Y así termino nuestro día en el monasterio de Rila, una de las visitas imprescindibles si viajas a Bulgaria. Esperamos volver pronto por este país de los Balcanes para seguir conociendo todos sus rincones.

¡¡Hasta el próximo post!!