Cuando decidimos viajar a Madagascar, teníamos claro que queríamos ver la mayor cantidad de especies endémicas de esta isla. Por eso, lo primero que planificamos fue conocer al Parque Nacional Andasibe-Mantadia, ya que este es el hogar y el único parque de Madagascar donde se puede ver el indri indri, la especie más grande de lémur que existe en la isla y en el mundo.
​Este parque se encuentra en el este del país, a unas 4 horas en coche desde Antananarivo, la capital, y es uno de los parques que el gobierno ha decidido proteger, ya que en los 155 kilómetros cuadrados de parque se encuentran hasta 11 especies de lémures y muchos otros tipos de animales.
El primer día que llegamos a Madagascar ya teníamos acordado con el guía dirigirnos a la zona de parque donde pasaríamos esas noche y la siguiente. Al saber que eran 4 horas de coche y tras 24 horas de vuelo por las escalas, ese primer día solo queríamos llegar al hotel, descansar y al día siguiente visitar Andasibe-Mantadia.

Visita al Parque Nacional Andasibe-Mantadia

Llegamos a eso de las 9 de la mañana al parque para poder realizar la visita temprano evitando altas temperaturas. Al llegar, encontramos el centro de visitantes, donde se explican todas las especies que viven en el parque y también los diferentes circuitos que puedes realizar, que van desde 2 hasta 8 horas.
Visita al Parque Nacional Andasibe-Mantadia
Este parque se divide en dos, Mantadia y Analamazaotra, por donde van los diferentes circuitos. Nuestro principal objetivo era ver el indri indri; nuestro guía (conductor del coche) nos aseguró que los guías del parque saben por dónde se mueven los lémures, por lo que era muy difícil no verlos, así que decidimos tomar un circuito de 3 horas (4,5 kilómetros) que costaba unos 50.000 ariarys (que al cambio en 2017 serían unos 13 euros). Para ese año, 1 euro equivalía a 3660 ariarys, más o menos.
Visita al Parque Nacional Andasibe-Mantadia
Como información práctica, en todos los parques de Madagascar hay que pagar por persona para entrar y es obligatorio ir con un guía del parque. A este guía, a pesar de que tiene su salario, hay que darle una propina al terminar el tour, siempre y cuando uno quede satisfecho con su servicio.
Empezamos el recorrido por un bosque de tipo primario con clima húmedo y, al poco tiempo de estar dentro de la vegetación, ya empezamos a ver animales, dos tipos diferentes de ranas.
Continuamos el recorrido y empezamos a escuchar movimientos en los árboles y allí estaban los primeros lémures que vimos. Se trataban de lémures marrones, una de las especies que se pueden encontrar en este parque y que se caracteriza por vivir en grupos, lo cual facilita su observación.
Visita al Parque Nacional Andasibe-Mantadia
Aunque ya habíamos visto los primeros lémures, nuestro objetivo era encontrar al gran indri indri, así que seguimos el recorrido por la selva junto al guía, cuando de repente escuchamos un sonido estremecedor y no conocido, eran ellos gritando. Los indri indri se suelen comunicar gritando y producen sonidos que se escuchan a varios kilómetros de distancia.
Los teníamos a pocos metros sobre nosotros emitiendo ese grito o aullido, comunicándose a la distancia con otros; era una familia con un pequeño en unos árboles, pero de repente dejaron de gritar y nos miraron fijamente.
qué ver en madagascar en 15 días
Los indri indri son conocidos en Madagascar como babakoto, que en malgache significa “abuelo”, ya que los antiguos habitantes pensaban que los humanos eran descendientes directos de estos lémures por sus piernas largas, manos y voz característica.
Visita al Parque Nacional Andasibe-Mantadia
Pero, ¿por qué se llaman indri indri? Es curioso cómo se dan los nombres a los animales cuando se descubren. Cuando el explorador francés Pierre Sonreat se encontraba con su guía por la selva, el guía vio uno de estos lémures y le dijo a Pierre: “Indri, indri!”, que en malgache significa “¡mira ahí, mira ahí!” y el explorador puso de nombre a esta especie indri indri, nombre con el que se la conoce en todo el mundo.
Visita al Parque Nacional Andasibe-Mantadia
Este lémur se mueve dando grandes saltos de rama en rama con sus largas piernas y con la facilidad que tiene para sujetarse son sus manos. ¿Quieres ver como se mueven? Mira este vídeo:
Luego se perdieron entre las ramas de los árboles y seguimos el recorrido para intentar ver otras especies de lémures; en efecto, nos encontramos con el lémur bambú, que es una especie pequeña y que tiene este nombre porque se alimenta de esta planta.
Visita al Parque Nacional Andasibe-Mantadia
Y claro, estando en una selva de tipo tropical, nos encontramos con muchas mariposas, insectos, anfibios y reptiles. Entre ellos los más curiosos que vimos la araña de corteza de Darwin, el caracol gigante, el insecto jirafa y la boa de Madagascar.

Recomendaciones para la visita al Parque Nacional Andasibe-Mantadia

Este fue el primer parque que visitamos en la isla y, aunque se vas con guía, siempre es recomendable tomar algunas precauciones antes de entrar en una selva tropical:
  • Seguir todas las recomendaciones que indicamos en nuestro post “Guía y recomendaciones para viajar a Madagascar”.
  • Llevar pantalón largo y manga larga para evitar alguna picadura de insecto u otro animal.
  • Usar repelente de insectos, aunque se lleve manga larga, como precaución.
  • Llevar agua embotellada.
  • No dejar ningún tipo de basura, plástico u objeto en el parque, son zonas protegidas muy delicadas.
  • Lo más importante, llevar seguro médico de viaje internacional. En este tipo de destino es recomendable siempre estar protegido por cualquier eventualidad. Haciendo click en la imagen, tienes un 10% de descuento con Intermundial por ser lector de Recuerdos de mi Mochila usando el código Recuerdos10; así nos quedamos tranquilos al saber que viajas protegido.

seguro de viaje con descuento

¿Dónde alojarse?

Nosotros nos alojamos en el Vakona Lodge, que se encuentra dentro del parque Andasibe, por lo que está inmerso en la naturaleza, con cabañas protegidas para que no entren insectos u otros animales.
El alojamiento está muy bien, con su propio restaurante, donde nos sorprendieron con los ricos platos que preparan.
Este hotel lleva un proyecto de conservación de especies en una isla que se forma en un río de la zona, allí observamos el lémur de collar blanco y negro, otro de los que están en peligro de extinción por su caza furtiva y que es precioso.
Lo importante de este proyecto es que se realiza de forma responsable, es decir, los animales no están cautivos, simplemente se encargan de ponerles comida para que ellos puedan acercarse a alimentarse. Y vimos nuevamente el lémur del bambú alimentándose.
Esto días nos fuimos a dormir felices por poder haber visto el indri indri y las otras especies de lémures. Al día siguiente nos tocaba realizar el trayecto en coche de varias horas para poder ver otro fenómeno de la naturaleza que se puede ver en Madagascar, un géiser de colores.
¡¡Hasta el próximo post!!
Visita al Parque Nacional Andasibe-Mantadia
5 (100%) 2 votes