En el día 10 de nuestro road trip nos tocaba abandonar la península Snaefellsnes para ver otros puntos de interés en el oeste de Islandia. Después de un rico desayuno, retomamos el camino para visitar Ölkelduvatn antes de salir de la península.
Pensaréis que, con este nombre, es otra cascada, pero lo que encontramos es una fuente de agua mineral con propiedades beneficiosas para la salud.
La fuente se encuentra en Ölkelda  y, al llegar a la fuente, lo primero que se ve es un gran letrero de bienvenida donde se explica un poco la historia de la fuente y que fue descubierta en 1754. También hay una comparación entre las propiedades del  agua de la fuente y del agua ordinaria de Islandia. Se imaginan si el agua de Islandia ya es considerada una de las mejores del mundo, la de esta fuente la supera por lo menos en propiedades.
Recomendamos tomar esta agua si pasáis por aquí, pero solo un poco, ya que es buena pero tiene un sabor horrible, es como si se tomara sangre, con un fuerte sabor a hierro.
Seguimos el recorrido hasta encontrar, por casualidad, una muralla de columnas de basalto que se veían desde la carretera. Estas formaciones se llaman Gerduberg y están señaladas a un lado de la carretera principal.
columnas Gerduberg
Al tomar ese desvío, hay que recorrer 1,5 kilómetros por una carretera sin asfaltar para poder llegar hasta los pies de las columnas.  Las columnas son impresionantes y su altura oscila entre 8 y 14 metros; muchas estaban caídas, suponemos que por movimientos de la tierra, pero la mayoría están en muy buen estado.
Gerduberg
Salimos de la península Snaefellsnes dejando lugares increíbles en esta parte de Islandia, pero nos esperaban más sitios asombrosos. Llegamos a las cascadas Barnafoss y Hraunfossar, que son parte del río Hvítá.
La primera, Barnafoss, es una cascada que se forma entre rápidos y formaciones de piedra. Su nombre significa “cascada de los niños”, ya que, según leyendas islandesas, en una familia los padres salieron a la misa de Navidad y, al regresar, vieron las huellas de sus dos hijos que llegaban hasta esta cascada y nunca los encontraron.
Visita a las cascadas Hraunfossar y Barnafoss
La segunda, Hraunfossar,  con unos colores azules y turquesas espectaculares, fue la que más nos gustó. Esta cascada pareciera que sale de los campos de lava Hallmundarhraun, incluso su nombre proviene de los campos de lava (“hraun” significa lava).
cascadas de islandia
Ambas cascadas las pueden ver en este vídeo

Dejamos las cascadas y aguas frías para ver Deildartunguhver, un manantial de aguas termales que se caracteriza por tener un caudal de agua increíble cuya temperatura está a 97 grados. Al llegar nos encontramos con advertencias de peligro.

Deildartunguhver

Última parada del día, nos fuimos a conocer la cascada Trollfoss, que es famosa porque, con un poco de suerte, se pueden ver los salmones saltando corriente arriba. Nosotros no tuvimos esa suerte y no vimos ningún salmón.

La cascada se llama Trollfoss por leyendas que dicen que esta era región de trolls. Al caminar por lo más alto de las laderas de la cascada encontraréis figuras gigantes de trolls y un poco de historia de la cascada.

troll islandia

Después de hacernos fotos tontas con los trolls nos tocaba llegar hasta Borganes, donde nos esperaba el hotel junto a un lago espectacular, y a descansar para en el día 11 recorrer el círculo dorado.

Visita a las cascadas Hraunfossar y Barnafoss
5 (100%) 1 vote