El Parque Natural Cabo de Gata-Níjar es una de las áreas protegidas más importantes en Europa, declarada Reserva de la Biosfera por la UNESCO en 1997. Sus paisajes se caracterizan por su aridez, ya que tienen origen volcánico, aunque algunos cuentan con una sorprendente variedad de especies vegetales. Tiene una costa abrupta que se extiende a lo largo de más de 60 kilómetros, con multitud de calas. En cuanto al fondo marino, hay una gran biodiversidad, estando además las praderas de posidonia mejor conservadas de la costa mediterránea. Además, existen restos arqueológicos y de construcciones mineras y defensivas.

Todo esto hace que recorrer el parque sea una verdadera delicia por la gran variedad de elementos que se pueden encontrar. ¿Quieres saber qué ver en Cabo de Gata en un día? Nosotros estuvimos durante un día y aquí os contamos los rincones más interesantes que vimos.

¿Nos acompañáis?

Qué ver en Cabo de Gata

Antes de entrar en territorio del parque, visitamos la playa de Mojácar, al final de la cual encontramos dos estructuras defensivas: castillo de Macenas y torre del Pirulico.

El castillo fue construido en la segunda mitad del siglo XVIII con planta de pezuña y tres pisos, y fue utilizado durante la Guerra Civil; solamente se puede ver por fuera.

Qué ver en Cabo de Gata

La torre es una atalaya de vigilancia construida durante la época nazarí (siglos XII-XIV); se puede subir para admirar las vistas. A ambos de puede llegar en coche por un camino de tierra.

Carboneras

Es el primer pueblo que visitamos dentro del parque natural. Debe su nombre a la actividad de elaboración de carbón vegetal que se realizó desde la antigüedad, que llevó a la casi total desaparición del bosque autóctono. Tiene mucho encanto con sus casitas blancas y además es ideal para comer pescadito 😊 Entre su patrimonio encontramos el castillo de San Andrés, del siglo XVI y con planta cuadrada, un molino de viento y la torre del Rayo; como monumento natural, la isla de San Andrés, de origen volcánico.

Como curiosidad, aquí nació la popular locutora de radio y presentadora de televisión Encarna Sánchez.

Playa de los Muertos

Dejando atrás la central térmica de Carboneras, llegamos a la playa de los Muertos, una de las playas más extensas del parque, cuyo nombre se debe a que, a causa de las corrientes marítimas, los fallecidos en naufragios solían llegar hasta esta zona. Tiene un mirador en altura y se accede a ella andando por caminos no demasiado sencillos, desde un aparcamiento que en temporada cuesta 4 euros.

En la playa se puede ver un búnker, resto de las construcciones de la Guerra Civil que se pueden ver en muchas de las playas de la provincia.

Torre y faro de Mesa Roldán

A escasos 10 minutos desde el aparcamiento de la playa de los Muertos, encontramos estas dos construcciones. El castillo o torre de Mesa Roldán data del siglo XVIII, al igual que otras estructuras defensivas de la zona. Tiene planta de pezuña y se ha hecho mundialmente famoso por haber sido escenario de Juego de Tronos. Al lado está el faro de Mesa Roldán, levantado a finales del siglo XIX.

Se puede llegar en coche hasta la cima de la colina donde están ambos; para los más atrevidos, hay una ruta de senderismo algo empinada de 1,5 kilómetros.

Antiguo cargadero de mineral de Agua Amarga

Este es uno de los restos, junto con la mina de oro de Rodalquilar, del desarrollo de la actividad minera en la provincia durante el siglo XIX y principios del XX. Corresponde al final de la línea ferroviaria Lucainena-Agua Amarga, y comenzó a funcionar en 1896. El hierro procedente de la mina de Lucainena se embarcaba directamente desde el ferrocarril, cuya vía de prolongaba por encima del agua. También se puede ver un gran aljibe en restauración.

Qué ver en Cabo de Gata

Minas de Rodalquilar

Antiguo complejo minero del que se extraían diversos minerales y oro ya desde el siglo XVI y hasta el XX. Aún se pueden ver las enormes pilas en las que de lavaba el metal precioso.

Qué ver en Cabo de Gata

Batería de San Felipe

Situado en Los Escullos y construido en el siglo XVIII, tenía un puente levadizo sobre un foso. Este castillo pertenece al sistema creado por Carlos III para defender la Costa del Reino de Granada (Almería, Granada y Málaga), que constaba en total de 9 fortalezas. Hoy en día se conservan también San Ramón (en El Playazo de Rodalquilar) y San Pedro (en la cala de San Pedro). Una serie de torres vigía complementaban este sistema.

Duna fósil de Los Escullos

Al lado del castillo de San Felipe encontramos esta duna oolítica, es decir, formada por oolitos (granos de arena o fragmentos de conchas envueltos por cristales de aragonito) y modelada por la acción del viento y el agua, tal y como otros ejemplos en varios puntos del parque. Las cavidades de la duna fueron antiguamente refugio de focas monje.

Pozo de los Frailes

Es un pueblo cuyo principal punto de interés es una noria compuesta por dos grandes ruedas de madera. Aunque el mecanismo de funcionamiento tiene más de 1000 años de antigüedad, esta noria se instaló a principios del siglo XX para facilitar la extracción de agua de un pozo comunal.

View this post on Instagram

Pozo de los Frailes en #CabodeGata

A post shared by Ira de Recuerdos De Mi Mochila (@ira_viajero) on

Playa de los Genoveses

Su nombre proviene de las tropas que desembarcaron en el siglo XII para ayudar a Alfonso VII a luchar contra los berberiscos. Se trata de una playa virgen a la que se puede llegar en coche por un camino de tierra, pudiendo estacionar en un aparcamiento que en temporada cuesta 5 euros. En esta playa encontramos pitas, unos cactus típicos de zonas áridas, que le dan un toque especial. También tenemos otro ejemplo de búnker de la Guerra Civil.

Playa de Mónsul

A 1,5 kilómetros más delante de la playa de los Genoveses por el mismo camino de tierra y otro aparcamiento que en temporada cuesta 5 euros. Esta playa es una de las más emblemáticas del parque por estar rodeada de paredes de lava y por tener una característica roca llamada la Peineta. También es famosa por haber sido utilizada, entre otras, en la película de Indiana Jones y la última cruzada, en aquella escena en la que Sean Connery espanta unas gaviotas con un paraguas.

En esta playa, además de pitas como en la de los Genoveses, hay una gran duna de arena fina.

Qué ver en Cabo de Gata

Desde la playa quisimos llegar hasta la torre de la Vela Blanca que se divisaba a lo lejos, pero encontramos el camino de tierra cerrado por una valla, así que desistimos y dimos la vuelta para continuar por carretera asfaltada.

Faro de Cabo de Gata

Construido a finales del siglo XIX sobre el patio central de lo que en otros tiempos fue el castillo de San Francisco de Paula, en el punto más suroriental de la península.

Qué ver en Cabo de Gata

El faro se levanta sobre el arrecife de las Sirenas, cuyas características formaciones rocosas verticales son antiguas chimeneas volcánicas originadas por la solidificación del magma que salía por ellas. Estas formaciones son bien visibles desde el mirador de las Sirenas.

Qué ver en Cabo de Gata

Bajando hacia el mar, llegamos a la cala de las Sirenas, en la que encontramos unas viejas guías para llevar las barcas al agua.

Probablemente, el lugar debe su nombre a las focas monje que lo habitaban antiguamente y que los pescadores de la zona llamaban sirenas.

Cerca descubrimos, mirando al mar, otro búnker de la Guerra Civil, bajando por un sendero que parte de un saliente de la carretera identificado como mirador turístico, pero en el que apenas caben un par de coches; queda a mano izquierda antes de llegar a la playa de la Fabriquilla.

Las Salinas

Las salinas de la Almadraba de Monteleva se formaron debido a las entradas de agua y la fuerza de los vientos del oeste, lo que resultó en una laguna que se fue convirtiendo progresivamente en uno de los humedales más importantes de Andalucía. De esta laguna se extrae la sal, ya desde la época romana, que se puede ver acumulada en montañas blancas. A lo largo de la carretera, que transcurre paralela a las salinas, hay tres puestos para observación de aves; se han catalogado hasta 100 especies distintas de aves, de las que nosotros pudimos ver flamencos rosados.

Iglesia de las Salinas

Fue construida a principios del siglo XX para que pudieran asistir los trabajadores salineros que vivían en la zona. Tiene un aire misterioso, pues está situada frente al mar como en medio de la nada, y ha sido escenario de algunas películas, anuncios y hasta vídeos musicales. Muy cerca están lo que supusimos las viviendas de los trabajadores de las salinas.

Qué ver en Cabo de Gata

Torreón de San Miguel

También llamado torreón de Cabo de Gata, se encuentra en las afueras del pueblo que le da nombre. Fue construido en el sigo XVIII por orden de Fernando VI para proteger el poblado de La Almadraba de Monteleva. Actualmente es propiedad de la Guardia Civil aunque está en desuso.

Qué ver en Cabo de Gata

Otros lugares

Aunque estos fueron algunos de los principales puntos que visitamos en un día, hay muchos otros, sobre todo si estáis más tiempo en el parque: Agua Amarga, Las Negras, cortijo del Fraile, La Isleta del Moro, Níjar, San José…

Incluso se puede hacer una ruta de torres vigía, como la ya vista del Rayo en Carboneras. Están también las de los Alumbres y los Lobos en Rodalquilar, torre de Cala Higuera en San José, torre de la Vela Blanca en La Almadraba de Monteleva, torre García en Retamar…

¿Ya tienes una idea de qué ver en Cabo de Gata? Hasta aquí nuestra visita al Cabo de Gata, que nos sorprendió mucho por la diversidad de paisajes y por la cantidad de pueblos y restos de construcciones que se pueden encontrar. Algo importante para vuestra visita es que hay que dejar el parque tal y como lo encontramos, sin arrojar basura ni nada que lo pueda deteriorar, máxime teniendo en cuenta que es un espacio protegido.

¡¡Hasta el próximo post!!