Las Herreras es una pequeña población que pertenece al municipio de Santa María de la Alameda, en la comarca Sierra Oeste de Madrid. Situado en una elevación del terreno sobre el río de Las Herreras (afluente del Cofio), es el lugar habitado más noroccidental de la Comunidad de Madrid, pasado El Escorial y ya muy cerca de la provincia de Ávila. A una distancia de unos 75 kilómetros desde Madrid ciudad, hasta allí fuimos para hacer una ruta de fortines de la Guerra Civil que no es muy conocida.

Entre las viviendas encontramos, además, uno de los dos potros de herrar del municipio de Santa María de la Alameda, así como el pequeño parque de los fortines, en el que hay dos paneles informativos sobre esta ruta.

Se trata de un recorrido lineal de aproximadamente 2 kilómetros, que está señalizado mediante postes de madera, en el que se ven los restos de cinco fortines en la cumbre del Cerro Manotera. La ruta puede iniciarse en el parque, pues desde allí ya hay señales que indican la dirección a seguir. Tras tomar un camino asfaltado en sentido ascendente, hay que desviarse a la izquierda y comenzar el ascenso campo a través, con un desnivel de unos 100 metros; nos llevó una media hora llegar hasta la cima pero a paso lento y con paradas.

Estos cinco fortines formaron parte de un complejo militar del Frente Nacional y se encuentran entre los muchos que se localizan en la Sierra de Guadarrama, aprovechando el terreno rocoso de la zona que hace de defensa natural. Todos tienen en común la técnica empleada para su construcción: cada uno de ellos constaba de un refugio circular con una trinchera defensiva que servía como pasillo hacia el refugio, al que se accedía a través de escaleras. Además, constaban de varias troneras defensivas, construidas con hormigón y situadas tanto en el refugio como en la trinchera.

Fortines de Las Herreras

Resulta emocionante poder recorrer todos los recovecos que aún quedan y entrar a cada una de las troneras de hormigón, ya que las estructuras se encuentran en relativo buen estado de conservación. Pero la distribución se aprecia mucho mejor desde el aire como en esta imagen, que corresponde al primer fortín que encontramos tras la subida al cerro.

Las Herreras

Al estar los fortines ubicados en la cima de un cerro, cuando subimos había mucho viento, por lo que no pudimos volar el dron en todos, pero logramos hacer este pequeño vídeo del primer fortín que vimos.

Unos metros más adelante, en línea recta, encontramos el segundo fortín.

Fortines de Las Herreras

Y otros metros más adelante, encontramos los tres fortines restantes, formando un semicírculo que coincide con el borde del cerro.

Fortines de Las Herreras

Estos se encontraban en la cara del cerro en que la que la corriente de viento era más fuerte, pero en uno de ellos se puede subir a la parte más alta desde donde se puede apreciar perfectamente la forma que tiene.

Fortines de Las Herreras

Ya hemos dicho que no es una ruta muy cansada, y además la vuelta a Las Herreras es de bajada, pero qué mejor plan para después que tomarse un buen cocido en el restaurante del pueblo. Tiene dos plantas, pero recomendamos reservar porque está bastante concurrido.

En el municipio de Santa María de la Alameda hay más rutas de fortines, así que esperamos poder volver para descubrirlas.

A pocos kilómetros está la localidad de Las Navas del Marqués, ya en la provincia de Ávila, que tiene también una interesante ruta llamada Paisajes de Fortines y Trincheras, en la que se pueden encontrar hasta un total de ocho restos de estas interesantes construcciones de la Guerra Civil. Mucha gente une las dos rutas en un mismo recorrido; nosotros lo intentamos, pero dimos con unos perros pastores que guardaban sus rebaños en exceso y con el arroyo Valtravieso que bajaba con bastante agua, así que decidimos dar la vuelta y hacerlas por separado.

 Las Herreras

¿Os interesan también este tipo de construcciones? ¿Qué otras rutas conocéis?

¡¡Hasta el próximo post!!

Rebeca Gavilán Yela
Síguenos en