Oviedo, la capital de Asturias, Uviéu en asturiano, es una ciudad con un gran patrimonio monumental, tanto en su centro histórico como en sus alrededores. Sus orígenes se remontan al siglo VIII con la fundación de un monasterio en el lugar. Después, el rey Fruela I de Asturias construyó allí su palacio y varias iglesias, alcanzando el título de capital del reino con el nombre de Ovetum.  Algunos años más tarde, durante el reinado de Alfonso II de Asturias, se mantuvo la condición de capital y se levantaron las construcciones prerrománicas que bien han valido el título de Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Tras la Edad Media, el esplendor económico llegó a la ciudad, dando lugar a casonas y palacios.

En la actualidad, Oviedo, además es una ciudad moderna y cultural, que se encuentra en uno de los ramales más transitados del Camino de Santiago.

Qué ver en Oviedo

Catedral

Se levantó sobre los restos de un templo ordenado construir por Alfonso II en el siglo IX y en realidad tiene el nombre de Santa Iglesia Catedral Basílica Metropolitana de San Salvador. Se comenzó a construir en el siglo XIV y se terminó en el XVI, por lo que tiene mezcla de estilos gótico, renacentista y barroco. Destaca su torre gótica.

Oviedo en un día

Poco queda del primitivo templo, excepto la Cámara Santa, famosa por formar parte de la arquitectura prerrománica asturiana (UNESCO); en ella se encuentran diversas reliquias que Alfonso II ordenó traer desde Toledo, como el Santo Sudario. Solo se puede ver previo pago de la tarifa de entrada a la catedral, al igual que el claustro y el Museo de la Iglesia. Nosotros llegamos antes del horario de las visitas turísticas y pudimos ver libremente el interior de la catedral con algunos de sus rincones más emblemáticos, como el Retablo Mayor, el Panteón de los Reyes Asturianos, a capilla del Rey Casto o la escultura de madera de El Salvador, del siglo XIII.

Al lado de la catedral está el bonito Jardín de los Reyes, que tiene las figuras de los 12 monarcas asturianos.

Plaza de Alfonso II el Casto

En la misma plaza en que se alza la catedral, hay otros edificios importantes, como el palacio de la Rúa, que es la vivienda más antigua de Oviedo (siglo XIII), la casa de los Llanes, la iglesia de San Tirso y el palacio de Valcecarzana-Heredia.

Oviedo en un día

También se encuentra en esta plaza la estatua de La Regenta, en homenaje a la obra cumbre del Leopoldo Alas “Clarín” (en ella se habla de Vetusta, ciudad imaginaria inspirada en las calles de Oviedo), y que es una de las más de cien estatuas que decoran las calles de la ciudad. Y, por último, el Museo de Bellas Artes de Asturias en el Palacio de Velarde, con entrada gratuita.

Ayuntamiento de Oviedo

El edificio del Ayuntamiento data del siglo XVII y se levanta sobre la puerta de Cimadevilla, que era el antiguo acceso sur a la ciudad y que al ser atravesada lleva a la plaza de la Constitución. La bonita torre con reloj se añadió en el siglo XX, tras la Guerra Civil.

View this post on Instagram

Ayuntamiento de #Oviedo

A post shared by Ira de Recuerdos De Mi Mochila (@ira_viajero) on

Plaza de la Constitución

Esta plaza es, junto con la ya mencionada de Alfonso II el Casto, la más importante y céntrica de la ciudad. Ha pasado por varios nombres según el gobierno del momento: Plaza Mayor, Plaza Real, Plaza de la República… En ella estuvo antiguamente la picota u fue lugar de celebración del mercado. Aquí encontramos, además del Ayuntamiento, la oficina de turismo y la iglesia de San Isidoro el Real, una de las más antiguas de Oviedo, aunque el edificio actual se construyó entre los siglos XVI y XVII.

En esta iglesia destacan el Retablo Mayor y el de La Pasión con la Virgen de los Dolores y el Cristo yacente.

Plaza de El Fontán

Esta plaza está situada en un lugar donde antiguamente hubo una laguna natural en las afueras de la ciudad que era abastecida por una fuente principal, o fontán. Hoy en día es una plaza rectangular porticada que data del siglo XVIII, cuando fue el primer centro comercial de Asturias. En el centro tiene una pequeña fuente y en ella encontramos otra de las esculturas de la ciudad.

Oviedo en un día

Plaza de Daoiz y Velarde

Contigua a la anterior, en ella está la Biblioteca Pública Pérez de Ayala, que antes fue la llamada Casa de Comedias o Teatro del Fontán. También el bonito palacio barroco del Marqués de San Feliz, adosado al cual está el Cañu, que es una fuente del siglo XVII.

De aquí sale la calle Arco de los Zapatos, en cuyos soportales se vendían las madreñas (típicos zuecos asturianos).

Antigua Universidad de Oviedo

Este edificio histórico fue construido a finales del siglo XVI estuvo en funcionamiento hasta 1980. Tiene una torre que fue utilizada como campanario y observatorio; en su interior, hay un patio porticado con la estatua de Fernando Valdés Salas, su fundador.

View this post on Instagram

Antigua Universidad de #Oviedo

A post shared by Ira de Recuerdos De Mi Mochila (@ira_viajero) on

Plaza Porlier

Esta es otra de las plazas famosas de la ciudad, pues en ella está la retratada estatua conocida como El Viajero, pues su verdadero nombre es El regreso de Williams B. Arrensberg (un amigo del autor de la obra).

View this post on Instagram

Plaza Porlier #Oviedo

A post shared by Ira de Recuerdos De Mi Mochila (@ira_viajero) on

En esta plaza también están el Palacio de Camposagrado, hoy sede del Tribunal Superior de Justicia de Asturias, y el Palacio de los Condes de Toreno, sede del Real Instituto de Estudios Asturianos.

Muralla medieval

No es muy conocido que en Oviedo quedan restos de la muralla medieval. A lo largo de la calle Paraíso, desde su inicio en el cruce con la calle postigo Alto, hasta su fin en la calle Jovellanos, hay un largo tramo de muralla. Fue ordenada construir por Alfonso X el Sabio en el siglo XIII y se terminó en el siglo siguiente. También vimos un pequeño trozo en la plaza del Riego.

View this post on Instagram

Muralla Medieval #Oviedo

A post shared by Ira de Recuerdos De Mi Mochila (@ira_viajero) on

Judería

Tampoco es muy conocido que Oviedo forma parte de la Red de Juderías de España. Los judíos llegaron a Oviedo alrededor del siglo XI, siendo dos siglos más tarde cuando hubo una comunidad importante.

En una esquina de la plaza de Porlier hay un mapa medio escondido que identifica los asentamientos judíos de la ciudad. Estos fueron, entre otros, la misma plaza Porlier, la plazuela de Trascorrales con el cercano edificio de las antiguas Pescaderías, y el teatro Campoamor, donde estaba el cementerio judío como lo recuerda una placa con un extracto del documento de venta del terreno (en la parte trasera del teatro, calle Progreso).

Plaza del Carbayón

Esta plaza debe su nombre a que en ella estuvo el Carbayón de Oviedo, un gran roble centenario que fue derribado a finales del siglo XIX, y que también da nombre a unos dulces típicos y a los propios ovetenses. La plaza en sí misma no tiene nada de particular, aparte de un nuevo roble y la estatua de una pensadora, pero a nosotros nos gustaron unas fachadas que se divisan desde ella, de unos edificios en la calle Argüelles.

View this post on Instagram

Plaza del Carbayón #Oviedo

A post shared by Ira de Recuerdos De Mi Mochila (@ira_viajero) on

Plaza de la Escandalera

En esta plaza, que también ha tenido varios nombres según el partido político gobernante, hay varios edificios: el Palacio de la Junta General del Principado de Asturias, la Caja de Ahorros de Asturias, la Casa Conde y la conocida como Casa del Termómetro. También está la escultura de la Maternidad de Fernando Botero.

View this post on Instagram

Plaza de la Escandalera #Oviedo

A post shared by Ira de Recuerdos De Mi Mochila (@ira_viajero) on

De aquí parte la calle Uría, que debe su nombre al político asturiano José Francisco Uría y Riego-Núñez y es la principal calle comercial de la ciudad.

Muy cerca de la plaza está el célebre Teatro Campoamor, construido en el siglo XIX debido al mal estado de la Casa de Comedias El Fontán. Aquí es donde se entregaban los premios Príncipe de Asturias y ahora los Princesa de Asturias.

Calle Uría

Esta calle, que va desde la plaza de la Escandalera hasta la estación de tren, además de tener múltiples comercios, está considerada como una de las calles más bonitas de España, ya que cuenta con algunos edificios de preciosas fachadas.

Oviedo en un día

Uno de ellos es el conocido como Casas del Cuitu, un conjunto de edificios modernistas con bonitos motivos decorativos en sus fachadas.

Oviedo en un día

Campo San Francisco

Se trata del antiguo huerto de un convento franciscano del siglo XIII. Es muy agradable dar un paseo para ver sus más de 900 árboles de 51 especies distintas, los restos del pórtico del convento o la famosa estatua de Mafalda, entre otras (su creador, el humorista argentino Quino, fue premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades en 2014).

Oviedo en un día

Basílica de San Juan el Real

En una de las calles que parte de la calle Uría, encontramos este precioso edificio de estilo neorrománico con vidrieras de inspiración gótica. Al parecer, su origen está en un altar, dedicado a San Juan Bautista que Alfonso III el Magno ordenó levantar en ese lugar en el siglo IX.

Oviedo en un día

Museo Arqueológico de Asturias

Situado en el antiguo Monasterio de San Vicente, del siglo XVI, y es una de las visitas imprescindibles en Oviedo. Tiene una estupenda colección de piezas distribuidas en 3 plantas: en la primera, la Prehistoria junto con el Neolítico y la Edad de los Metales; en la segunda, los castros y la época romana; en la tercera, la Edad Media en Asturias.

Como casi todos los museos, cierra los lunes, pero el resto de días… ¡es gratuito!

Otros

Como sólo estuvimos un día en Oviedo, algún monumento dejamos sin ver, como la Casona de Regla, la Casa de Campomanes, la torre del Convento de las Pelayas, algunos monumentos prerrománicos o el Acueducto de los Pilares (siglo XVI), que está en las afueras.

También es significativo el edificio del Palacio de Congresos de Oviedo, de Santiago Calatrava (Ciudad de las Artes y las Ciencias de Valencia).

Qué hacer en Oviedo

Por si queda tiempo entre tanta visita:

  • Ir a dar un paseo al mercado de El Fontán y tal vez comprar algo.
  • Reponer fuerzas comiendo en alguna de las sidrerías de la calle Gascona, conocida como “Bulevar de la sidra”.
  • Tomar un café con carbayones o moscovitas, dulces típicos.
  • Hacer la ruta de estatuas de la ciudad; una de las más famosas es la de Woody Allen (Premio Príncipe de Asturias de las Artes en 2002).
  • Subir al monte Naranco para ver la puesta de sol.
  • Hacer una excursión para ver las construcciones prerrománicas.

Arquitectura Prerrománica Asturiana

Los monumentos incluidos en esta denominación son los más importantes y característicos de Oviedo, por haber sido construidos durante el Reino de Asturias. Fueron declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1985, inicialmente con el nombre de «Iglesias del Reino de Asturias», que incluía Santa María del Naranco, San Miguel de Lillo y Santa Cristina de Lena. La categoría se amplió en 1998 para incluir la Cámara Santa de la catedral, la Foncalada y San Julián de los Prados (Santullano).

Nosotros vimos la Foncalada, del siglo XI, una fuente levantada para proteger de la luz al agua que hoy en día sigue brotando de un manantial subterráneo.

También tuvimos tiempo de ir a conocer las iglesias de Santa María del Naranco y San Miguel de Lillo, a unos 4 kilómetros del centro de Oviedo. Nuestra experiencia la contamos en el post Visita a Santa María del Naranco y San Miguel de Lillo.

Visita a Santa María del Naranco y San Miguel de Lillo

En cambio, nos dejamos sin ver la Torre Vieja de San Salvador, San Tirso el Real o San Julián de los Prados. Hay otra construcción incluida en el prerrománico ovetense: Santa María de Bendones, a 6 kilómetros del centro de la ciudad.

Alrededores de Oviedo

Además de encantadores pueblos, tanto costeros como de interior, y bonitos rincones de naturaleza, cerca de Oviedo hay dos ciudades con muchos atractivos. Una de ellas es Avilés, cuyo centro histórico está declarado Conjunto Histórico Artístico; además, el Cementerio Municipal de La Carriona forma parte de la Ruta Europea de los Cementerios. La otra ciudad es Gijón, que es la que nosotros visitamos y que contamos en el post Qué ver y hacer en Gijón.

¿Qué otros lugares recomendáis visitar en los alrededores de Oviedo?

¡¡Hasta el próximo post!!