Experiencia Atardecer y Estrellas en el Teide de Volcano Teide Experience
5 (100%) 1 vote
En nuestra pasada visita a Tenerife, además de disfrutar de una isla maravillosa, tuvimos la oportunidad de vivir una de las experiencias más fascinante de nuestros viajes. Fuimos invitados por Volcano Teide Experience a la actividad Atardecer y estrellas en el Teide y fue una pasada. La actividad consistía en subida en teleférico hasta la cima para ver la puesta de sol, cena de degustación de platos canarios y observación de estrellas.
Al ser esta una actividad que comienza al atardecer, durante el día nos dimos un paseo por los principales puntos a visitar del Parque Nacional Teide. Ya a en los pies del Teide y desde el Roque García contemplábamos el imponente volcán y contábamos los minutos para subir hasta la cumbre y ver el atardecer desde allí.
​Es muy importante mencionar que por la altura a la que se sube para la actividad no es recomendable que la realice personas con problemas cardiovasculares ni a mujeres embarazadas.
Ya siendo las 6 de la tarde nos acercamos a Volcano Teide a esperar el inicio de la actividad. El teleférico se encuentra en la falda del volcán, a unos 2.250 metros de altura, muy cerca del Roque García y del Parador de Turismo. Desde aquí también se tienen vistas increíbles y, con suerte, se puede ver cómo las nubes caen como cascadas sobre las montañas.
Aquí nos recibió el equipo de Volcano Teide, quienes nos explicaron la cantidad de personas que subiríamos por teleférico, nos presentaron a la guía y se aseguraron que contábamos con ropa de abrigo adecuada para subir. Si alguna persona no tiene suficiente ropa de abrigo, le prestan ropa para que no lo pase mal con las bajas temperaturas de la cima.
Atardecer en el Teide
Iniciamos el ascenso el en teleférico a una velocidad de 8 m/seg. La sensación es agradable, aunque cuando el teleférico pasa por las torres que sostienen los cables, da la sensación de montaña rusa. Desde el teleférico  es asombroso contemplar el parque nacional.
Atardecer en el Teide
Llegamos a la estación superior de Volcano Teide, llamada La Rambleta, que se encuentra a unos 3.555 metros de altura, donde fuimos recibidos con una copa de champán o de chocolate caliente a elegir y unos snacks canarios.  Desde esta estación hay una espectacular vista del valle del parque nacional, se puede ver Izaña (observatorio del Teide) y el mirador Roque García.
Atardecer en el Teide
Desde este punto se puede caminar al mirador de la Fortaleza, desde donde se puede observar la sombra que hace el Teide al caer el sol; esta es la sombra más grande del mundo proyectada en el mar que se ha registrado. Pero nosotros caminamos al lado contrario, hacia el mirador Pico Viejo, para poder disfrutar del atardecer. En el camino, nuestra guía nos mostraba lugares donde se pueden ver fumarolas, incluso se podía meter la mano en un agujero para sentir el calor que emana del volcán.
Atardecer en el Teide
Y allí estábamos todos preparados para ver uno de los espectáculos más increíbles que hemos vivido, solo teníamos que dejar pasar el tiempo y estar muy atentos al mar de nubes moviéndose y la luz desvaneciéndose poco a poco. También se podía ver la isla de la Gomera cubierta en parte por las nubes.

View this post on Instagram

Una de las mejores experiencias que hemos vivido es ver el atardecer des la cima del volcán #Teide ¿Cual ha sido tu mejor atardecer? #hello_worldpics #globaltravelers #discovereearth #theglobewanderer #101motivosparaviajar #roamtheplanet #travelawesome #traveladdict #travelstoke #beautifulplace #amazingview #wonderfulplace #beautifuldestinations #amazingplaces #best_worldplaces #wanderlust  #worldtravel #travelcouples #instatraveling #igtravel #lifeofadventure #travelgram #aroundtheworld #travelaroundtheworld #lovetraveling #mochilerosig #Spain #igersspain

A post shared by Recuerdos De Mi Mochila (@recuerdos_de_mi_mochila) on

Si queréis ver cómo fue ver ese atardecer, os dejamos este vídeo:

Tras unos minutos contemplando cómo la oscuridad se apoderaba del lugar, regresamos rápidamente a la Rambleta para bajar en el teleférico, para la segunda parte de la actividad: la cena y la observación de estrellas.

En la estación base nos esperaba una espectacular cena cóctel canaria, que incluía una degustación de papas con surtido de mojos, surtido de quesos canarios y pellas de gofio, carnes, pescados, mariscos; todo acompañado con vinos, refrescos y agua.

Después de degustar los manjares canarios, que estaban riquísimos, ya nos quedaba la parte final de la actividad con Volcano para cerrar un día de sensaciones increíbles.  La parte final era la observación de estrellas con un guía profesional.

Es importante mencionar que los cielos del Teide fueron en 2014 certificados como “Cielos Starlight” en la categoría de destino turístico, hecho que convirtió al Parque Nacional del Teide  en el primer Patrimonio de la Humanidad de la Unesco designado como “Destino Starlight”.

Los lugares más importantes del mundo para la observación de estrellas, y donde se encuentran los más grandes observatorios astronómicos, son Hawaii, Chile y las Islas Canarias. En los cielos de Canarias se pueden ver 83 constelaciones de las 88 existentes actualmente.

Al final fue un día increíble en el Parque Nacional Teide y junto a Volcano Teide Experience para ver el atardecer, que es una de las cosas que se debe contemplar alguna vez en la vida. Cierto es que los atardeceres en muchos lugares del mundo son bellísimos, pero el poder verlo a 3.555 metros de altura y con un mar de nubes es incomparable.

Si queréis vivir esta experiencia diferente en el Teide, os dejamos aquí la web de Volcano:

https://www.volcanoteide.com/es/volcano_teide/atardecer_y_estrellas/atardecer_y_estrellas_en_el_teide

¡¡Hasta el próximo post!!