La ruta que hicimos por el norte de Tenerife inicio en el Puerto de la Cruz, este puerto pesquero y comercial fue construido en el siglo XVI para dar salida a los productos agrícolas del valle de La Orotava. Hoy en día se ha convertido en un importante enclave turístico, pero sigue conservando el encanto de su centro histórico, que nos sorprendió muy gratamente.
Se puede comenzar a descubrir la ciudad por el paseo de San Telmo, donde encontramos un espacio de playa con olas interesantes para practicar el surf.

Siguiendo por el paseo encontramos innumerables restaurantes y tiendas de souvenirs, hasta llegar a un mirador en el que observar sin prisas el romper de las olas contra las rocas, especialmente en un día de viento como nos tocó a nosotros, y el antiguo embarcadero de El Penitente.
Continuamos hasta la Iglesia de Nuestra Señora de Francia, en la Plaza de la Iglesia, al lado de un agradable parquecito con una bonita fuente en forma de cisne.
Después, se puede seguir por la Plaza de Europa, que simula una fortaleza, con cañones y todo, en la Batería de Santa Bárbara. Es muy amplia y tiene vistas al mar. Aquí se encuentra la Casa Miranda, un perfecto ejemplo de la típica arquitectura canaria.
Qué ver en el norte de Tenerife en un día
Más adelante se encuentran el puerto pesquero, con su famoso monumento a la pescadora junto al que por las mañanas se vende pescado fresco, y la Plaza del Charco, centro de la ciudad, con un parque y numerosas cafeterías y restaurantes.
Desde aquí podemos tomar las calles San Felipe o Mequinez (en el barrio de pescadores de La Ranilla) para llegar hasta el Castillo de San Felipe, junto al que se ha levantado una especie de santuario de torres de piedras que resulta sorprendente, sobre todo al ponerse el sol.
Qué ver en el norte de Tenerife en un día
Cabe mencionar que, a nuestro paso por estas calles, pudimos observar algunas muestras de arte callejero del festival “Periplo”, que se celebraba justamente en esos días.
Qué ver en el norte de Tenerife en un día
La Orotava
Preciosa ciudad colonial a poca distancia del Puerto de la Cruz. Su casco antiguo es de obligada visita, con sus calles adoquinadas, iglesias, casona antiguas, palacios…
Entre todo este rico patrimonio, destacan Las Doce Casas, conjunto de casas tradicionales de estilo canario de los siglos XVII y XVIII distribuidas por las calles. Las más famosas son las casas de Los Balcones y la del Turista, con grandes balcones labrados en madera y patios interiores con vegetación.
También son dignas de visitar las iglesias de Nuestra Señora de la Concepción y de San Agustín.
Qué ver en el norte de Tenerife en un día
Merece la pena una visita a un jardín muy cuidado situado detrás del Ayuntamiento, llamado Hijuela del Botánico. Cuenta con varias especies canarias y tropicales. 
Icod de los Vinos
Esta población es famosa por su drago milenario, del cual se tiene una buena vista desde la Plaza de la Pila. Esta plaza es el centro de la ciudad y tiene grandes árboles; recibe su nombre de la fuente que hay en su zona central. En ella está la Iglesia de San Marcos.
Qué ver en el norte de Tenerife en un día
Garachico
Preciosa localidad con estrechas calles adoquinadas y empinadas, repletas de casas tradicionales, palacios, conventos e iglesias. Destacan el Convento de San Francisco, la Iglesia de Santa Ana y el Castillo de San Miguel.
Qué ver en el norte de Tenerife en un día
Charco de la Laja, Charco del Viento
Una de las mayores atracciones de Tenerife en cuanto a naturaleza son sus “charcos”, que son como piscinas naturales o, en algunos casos, más amplias, que se formaron por la lava que entró en contacto con el mar y se solidificó. Nosotros visitamos dos, el Charco de La Laja y el Charco del Viento. Ambos están acondicionados para el baño, pero es importante tener en cuenta la subida de las mareas y el oleaje que pueda haber en días con viento.
Qué ver en el norte de Tenerife en un día

Charco de la Laja

Para llegar al Charco de la Laja, hay que ir hasta San Juan de la Rambla y bajar por la calle Los Sabandeños hasta el final, donde está el Mirador del Charco y unas escaleras que descienden hasta el charco.
Qué ver en el norte de Tenerife en un día

Charco del los Vientos

Para llegar al Charco del Viento, hay que ir por la carretera TF5 (desde San Juan de la Rambla) y a la derecha hay un pequeño cartel que indica un desvío para el charco. Después de ir por un camino bastante estrecho y un poco largo, se llega a un pequeño estacionamiento del que salen unas escaleras que descienden hasta el charco.
Masca y el acantilado de Los Gigantes
Enclavada en el Parque Rural de Teno, es una de las poblaciones más visitadas por sus barrancos y las espectaculares vistas desde los miradores que salpican la carretera que lleva hasta ella, como los de Baracán y la Cruz de Hilda. De aquí es la imagen en la que se ve el conocido Macizo de Teno.
Qué ver en el norte de Tenerife en un día
El acantilado de Los Gigantes es uno de los paisajes más espectaculares de Tenerife, con paredes verticales que pueden alcanzar hasta 800 metros de altura. Las vistas más típicas se tienen desde el Mirador de Archipenque.
Qué ver en el norte de Tenerife en un día
Hasta aquí el resumen de la parte norte y oeste de la isla. Sabemos que hemos pasado por alto muchas cosas interesantes, pero en el poco tiempo de que disponíamos, estos son los lugares más representativos que pudimos ver.
Con este recorrido ya te damos una idea de qué ver en el norte de Tenerife en un día, pero seguramente hay mucho más que ver.
En todas las islas de España te encuentras con parajes increíbles, por lo que seguiremos recorriendo otras del país en futuros viajes. Una que tenemos en la lista es isla de ons.
¡¡Hasta el próximo post!!
Qué ver en el norte de Tenerife en un día
5 (100%) 1 vote