Situada a los pies de Sierra Nevada y cruzada por los ríos Genil y Darro, Granada es una de las ciudades más bellas de España. Cargada de historia, sus orígenes se remontan al siglo VII a. C., en un oppidum íbero denominado Ilíberi. Tras la época romana, en la que se llamó Municipium Florentinum Iliberritanum, cayó en el abandono hasta la llegada de los musulmanes, cuando alcanzó un gran auge, siendo capital del Reino Zirí durante el siglo XI (Madinat Garnata), y del Reino Nazarí entre los siglos XIII y XV, lo que la convirtió en el último reducto árabe en la Península.

Tras la expulsión de los musulmanes por los Reyes Católicos con la caída de Boabdil el Chico, fue capital del Reino Castellano de Granada. Actualmente es una ciudad que guarda un gran patrimonio, heredero de estas grandes épocas históricas, y con una variada oferta cultural, ostentando además el título de Ciudad Creativa de la UNESCO.

¡Vamos a hacer un recorrido por sus monumentos!

Qué ver en Granada en dos días

Albayzin

Es uno de los barrios más emblemáticos de la ciudad junto con el Sacromonte. Se ubica sobre una colina y es característico por su entramado de calles estrechas, legado de la época musulmana. En 1994 fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y tiene un Centro de Interpretación en la Casa de Zafra; se trata de una antigua casa nazarí que data del siglo XIV y que es un ejemplo de típica vivienda de la época, con zaguán, patio con arcos y alberca, salones principales y crujías o estancias secundarias.

Granada en dos días

Aquí encontramos varios paneles explicativos y aprendimos muchas cosas sobre la historia de este barrio, sus calles, plazas, miradores, aljibes, iglesias, miradores… y también conocimos la existencia de varios tramos de las murallas que tuvo la ciudad.

La vivienda típica del Albayzin es el carmen, que proviene del árabe karm, viña. Se caracteriza por tener un gran espacio verde, mezcla de jardín y huerta.

Granada en dos días

Monumentos andalusíes

Corral del Carbón: este edificio, que data del siglo XIV, fue una alhóndiga o almacén; después fue hospedería, almacén de carboneros y corral de comedias. Tiene un impresionante arco de entrada a un patio con galería de tres alturas. Es el único de los monumentos que no está en el Albayzin.

El Bañuelo: también llamado Baños del Nogal, es uno de los 21 baños que llegó a tener la ciudad. Data del siglo XI y conserva las tres salas, fría, templada y caliente. Tiene unos preciosos caipteles.

Casa Horno de Oro: esta casa morisca fue construida en el siglo XV y se estructura en torno a un patio rectangular con una alberca en el centro. Destaca una de sus salas, con un precioso techo artesonado.

Palacio Dar al-Horra: construido en el siglo XV sobre los restos de un palacio zirí del siglo XI, fue residencia de la madre del rey Boabdil, la sultana Aixa o Aisha al-Hurra. Tiene una huerta regada por la acequia de Aynadanar, que nace en el manantial de Fuente Grande de Alfacar. Hay que subir hasta su torre-mirador, desde donde se tienen bonitas vistas de la Alhambra y Sierra Nevada, así como del cerro de San Cristóbal.

Casas del Chapiz: conjunto de dos casas moriscas del siglo XIV en el límite entre el Albayzin y el Sacromonte. Actualmente es la sede de la escuela de Estudios Árabes.

Casa de Zafra: esta casa nazarí fue donada por los Reyes Católicos a su secretario Hernando de Zafra, y alberga el Centro de Interpretación del Albayzin.

Aljibes del Albayzin

Los aljibes eran unas construcciones musulmanas que servían para almacenar el agua. Se conservan muchísimos aljibes salpicados por la ciudad, pero resulta imposible verlos todos. En el Albayzin podemos encontrar algunos de los más importantes, como el de Trillo, del siglo XIV, el de San Miguel, del siglo XIII, o el del Rey, del siglo XI. Destaca también el de San Nicolás, en el famoso mirador del mismo nombre, por ser diferente a los anteriores y sus grandes dimensiones.

Alminares del Albayzin

Seguimos encontrando huellas del esplendor musulmán, como los alminares de la iglesia de San José y de la iglesia de San Juan de los Reyes. El primero fue construido en el siglo XI y está separado de la iglesia; perteneció a la mezquita de los Morabitos o de los ermitaños, por lo que también se llama alminar de Almorabitun. El segundo fue construido en el siglo XIII y es el único resto conservado de la mezquita de los Conversos.

View this post on Instagram

Alminares del Albayzin #Granada

A post shared by Ira de Recuerdos De Mi Mochila (@ira_viajero) on

Iglesias del Albayzin

Muchas son las iglesias que encontramos en el barrio: Iglesia de San Miguel Bajo con su techo artesonado y su aljibe, Monasterio de Santa Isabel La Real del siglo XVI, Iglesia de San Nicolás en el mirador del mismo nombre, Iglesia de El Salvador que encontramos cerrada… ¡Y más que nos dejamos sin ver!

View this post on Instagram

Iglesias del Albayzin #Granada

A post shared by Ira de Recuerdos De Mi Mochila (@ira_viajero) on

Puertas de acceso

Varias eran las puertas de acceso a la ciudad: Puerta de Elvira, Puerta Monaita, Arco de las Pesas… las tres en la muralla zirí del Albayzin. Nosotros vimos la puerta de Elvira, que es una de las imágenes más representativas de la ciudad, con su gran arco de herradura. Su origen se remonta al siglo IX y fue el acceso más importante durante la época musulmana, conectando el camino que llevaba a la primitiva capital de la cora granadina, la desaparecida Elvira o Ilbira, y calle Elvira, la más larga y que llegaba al corazón del Albayzin.

Granada en dos días

Cuarto Real de Santo Domingo

Se trata de un conjunto palaciego nazarí construido entre los siglos XIII y XIV, situado en el barrio de El Realejo. Perteneció a la Huerta Grande de la Almanjarra, y la Orden Dominica lo transformó y le dio su nombre actual. Del palacio solo se conserva el torreón que en su interior tiene un salón de recepciones llamado Qubba con un impresionante arco de acceso y una magnífica decoración. El jardín del siglo XIX está sobre los restos del antiguo jardín andalusí del palacio.

Catedral de la Encarnación

Ubicada en el barrio de El Realejo, fue construida en el siglo XV por orden de los Reyes Católicos sobre los restos de la mezquita mayor de la ciudad como símbolo de la conquista del último reino árabe. De estilo renacentista, en su exterior destacan la fachada principal, con elementos barrocos tras una reforma.

Granada en dos días

También la Puerta del Perdón, que debe su nombre a un preso que se refugió en la catedral entrando por esta puerta y fue perdonado; su diseño se inspira en los arcos de triunfo romanos.

View this post on Instagram

la Puerta del Perdón #Granada

A post shared by Ira de Recuerdos De Mi Mochila (@ira_viajero) on

En el interior encontramos la magnífica Capilla Mayor, de planta circular, así como las espléndidas Capilla de la Virgen de las Angustias, Capilla de la Virgen del Carmen y Capilla de la Virgen del Pilar.

Capilla Real

Junto a la catedral está la Capilla Real, que fue construida por mandato de los Reyes Católicos durante el siglo XVI y alberga los restos de estos monarcas. Es de estilo gótico y en su interior destacan una gran reja de hierro forjado, que hace de división entre el espacio real y la nave destinada al pueblo, un maravilloso retablo mayor y los sepulcros reales, hechos de mármol blanco de Carrara.

Bajo los sepulcros hay una cripta con los féretros de plomo de los Reyes, de su hija Juana la Loca y su esposo Felipe el Hermoso; también el del pequeño príncipe Miguel, nieto de los Reyes Católicos. Por desgracia, no está permitido tomar fotos en el interior de la Capilla, pero nosotros tomamos solamente una de los féretros.

View this post on Instagram

#Granada

A post shared by Ira de Recuerdos De Mi Mochila (@ira_viajero) on

Lonja de Mercaderes

Anexo a la Capilla Real tenemos este bonito edificio de estilo plateresco, que fue construido en el siglo XVI con fines comerciales y financieros. Tiene dos galerías de arcos con columnas decoradas con cordones en espiral y bolas, y entre los arcos de la galería inferior están los escudos de la ciudad.

Granada en dos días

Palacio de la Madraza Yusufiyya

Situado frente a la Capilla Real, fue construido como universidad en el siglo XIV por el rey nazarí  Yusuf I, siendo la primera de la Península; en ella se impartían enseñanzas principalmente de ciencias. También fue la primera sede del ayuntamiento de la ciudad. Su fachada fue remodelada en estilo barroco durante el siglo XVIII, manteniendo en el interior, de la época nazarí, un oratorio y una cúpula octogonal.

Granada en dos días

Casa de los Tiros

Este edificio renacentista del siglo XVI debe su nombre a los mosquetones o tiros que asoman entre las almenas de su fachada, que quedan cubiertas por dos balcones. También en el barrio de El Realejo, actualmente alberga un museo de historia y costumbres de Granada, una biblioteca y un archivo de temas locales. Especial mención merece la sala llamada Cuadra Dorada, con pinturas murales y un espectacular artesanado de nogal en el techo, con retratos de reyes y caballeros tallados en la madera.

Real Monasterio de San Jerónimo

Edificio renacentista del siglo XVI, ordenado construir por los Reyes Católicos. En su interior se pueden visitar un bonito claustro y la iglesia, con una rica decoración y un espectacular retablo en el altar mayor.

Además, allí están enterrados Gonzalo Fernández de Córdoba, conocido como el Gran Capitán, y su esposa María Manrique de Lara.

Alhambra y jardines del Generalife

Sin duda, se trata de los monumentos más emblemáticos de Granada, declarados Patrimonio de la UNESCO en 1984.

Situada sobre la colina de la Sabika, la Alhambra es un conjunto de edificios palatinos y militares, mandados construir por Ibn al-Ahmar, fundador de la dinastía nazarí, en el siglo XIII. Consta de tres conjuntos  bien diferenciados: Medina, Alcazaba y Palacios Nazaríes. Entre ellos surge el palacio renacentista de Carlos V, en el que se encuentran el Museo de la Alhambra el Museo de Bellas Artes de Granada, considerado la pinacoteca provincial más antigua del país. Dentro del recinto de la Alhambra se encuentra el Parador Nacional de Turismo de Granada.

Granada en dos días

El Generalife se ubica en el Cerro del Sol, de cara a la Alhambra. Fue construido para el descanso de los reyes de Granada, siendo el agua uno de sus elementos fundamentales, presente en numerosas fuentes y acequias a lo largo de jardines y huertas.También hay varios edificios.

Granada en dos días

La visita de ambos monumentos debe reservarse con antelación.

Granada Card

Muchos de los monumentos que hemos visto son de pago, pero existe una forma más económica de visitarlos, que es con la tarjeta Granada Card, que también incluye 9 viajes de transporte público en autobús (el metropolitano o metro ligero no está incluido). Hay diferentes modalidades, teniendo todas validez para 5 días.

La tarjeta de transporte se recoge en los 6 cajeros de bus que hay en diferentes paradas, tecleando un código que aparece en la Granada Card. ¡Es muy fácil y rápido!

Otros lugares para ver

Ver todas las maravillas de Granada en dos días fue imposible, así que aquí dejamos otros lugares que también resultan esenciales en toda visita y que nos apuntamos para un futuro no muy lejano:

Carmen de los Mártires, con sus preciosos jardines.

Barrio del Sacromonte, con sus casas-cueva y su Abadía.

Camarín de Nuestra Señora del Rosario Coronada, joya del barroco en la iglesia de Santo Domingo.

Monasterio de Nuestra Señora de la Asunción o Cartuja.

Ayuntamiento, con su bonito patio interior.

Palacete del Alcázar del Genil.

Hospital Real, que hoy en día es Biblioteca General de la Universidad de Granada.

Museo Arqueológico, situado en la Casa de Castril que tiene una preciosa fachada renacentista.

Palacio de los Olvidados, con su exposición de objetos que permiten conocer la vida de la comunidad sefardí en Granada.

Murallas de la ciudad en sus diferentes tramos: muralla zirí, muralla Alberzana y muralla de San Miguel.

Miradores de la ciudad, que son bastantes.

Parque de las Ciencias.

Qué hacer en Granada en dos días

Recorrer la Alcaicería

En la época nazarí, era el lugar donde se comerciaba con seda. Fue un espacio cuadrado con 9 puertas de acceso que sufrió un incendio en el siglo XIX, por lo que tuvo que ser reconstruida. En su entramado de calles actualmente se vende todo tipo de artesanías y recuerdos, por lo que será casi imposible salir sin haber comprado algo.

View this post on Instagram

la Alcaicería

A post shared by Ira de Recuerdos De Mi Mochila (@ira_viajero) on

Caminar por el Paseo de los Tristes

El Paseo de los Tristes es uno de los lugares más famosos de Granada, y se encuentra en el tramo final de la Carrera del Darro, a partir del Puente de las Chirimías. Debe su nombre a que por él volvían las personas que habían enterrado a sus seres queridos en un cementerio cercano. Desde él se tienen unas bonitas vistas de la Alhambra.

View this post on Instagram

el Paseo de los Tristes

A post shared by Ira de Recuerdos De Mi Mochila (@ira_viajero) on

Al Paseo de los Tristes se llega caminando por la Carrera del Darro, que sale de la Plaza Nueva, y pasando por varios puntos de obligatoria parada, como la Iglesia de San Gil y Santa Ana, el Bañuelo, el Museo Arqueológico, la Parroquia de San Pedro y San Pablo… Nos llamaron la atención los restos de la Puerta de los Tableros, que databa del siglo XI. Fue al mismo tiempo puerta y puente y tuvo uso militar y para suministro de agua.

Ir de tapas

Si por algo es famosa la ciudad de Granada es por sus bares de tapas, en los que, según se dice, se puede salir comido o cenado. Así lo recordábamos de cuando estuvimos hace años, pero en esta ocasión terminamos un poco decepcionados porque ponen una sola tapa para dos personas y, a no ser que se vaya a 5 o 6 bares, lo de salir comido o cenado no lo comprobamos. Aun así, estuvimos en unos cuantos bares del centro, en las cercanías de la Plaza Nueva, en los que al menos no repetimos tapa.

Merendar piononos

Los piononos son unos riquísimos dulces tradicionales que se pueden pedir por unidades y acompañarlos de un café o una infusión en alguna cafetería o pastelería del centro. ¡Imprescindibles!

Tomar el té

En la calle Calderería Nueva, muy cerca también de la Plaza Nueva, hay multitud de teterías en las que dejarse llevar por los intensos sabores de las variedades de tés.  Mucho mejor si se acompaña de algún dulce árabe como un pastelito baklava.

Ver la puesta de sol desde el mirador de San Nicolás

Este es el mirador más famoso del Albayzin y de toda Granada. Es algo muy típico ir a última hora de la tarde, por lo que encontramos mucha gente; conviene llegar con antelación para hacerse con un lugar desde el que poder ver caer el sol frente a la Alhambra.

View this post on Instagram

mirador de San Nicolás

A post shared by Ira de Recuerdos De Mi Mochila (@ira_viajero) on

Relajarse en un Hammam

Aunque hay varios en la ciudad, nosotros escogimos el Hammam Al Ándalus Granada, que ofrece unas sesiones nocturnas que nos parecieron de lo más atractivas para descansar tras una jornada de intenso turismo. Quedamos como nuevos tras una limpieza espumosa, un masaje relajante con un aceite de esencia a elegir y un recorrido por las piscinas de diferentes temperaturas del baño árabe; también se puede tomar un té en cualquier momento de la sesión 😊. Sin duda, la mejor actividad durante nuestra estancia en Granada.

Para ver todos sus tratamientos, aquí dejamos el enlace a su página web:

Hammam Al Ándalus Granada

Alrededores de Granada

A menos de una hora está Guadix, una pequeña ciudad que nos sorprendió por su interesante patrimonio. Y, cómo no, Jaén, Málaga y Almería. Un poco más alejada se encuentra Córdoba. Todas ellas fundamentales en cualquier ruta por Andalucía.

Esperamos que este pequeño resumen de nuestro paso por la ciudad de Granada en dos días os sirva para organizar vuestras visitas según el tiempo que tengáis disponible, si es más de dos días, mejor que mejor.

¡¡Hasta el próximo post!!