Durante nuestro viaje de 14 días por Islandia utilizamos muchos hoteles y comimos en diferentes lugares. Si bien es cierto Islandia no es un país que ofrece comodidades en cuanto a hospedaje y lugares para comer, pero también es cierto que este no es un destino para estar en un hotel todo el día, es un destino para disfrutar de su naturaleza y parajes salvajes.
En esta guía les mencionaremos los hoteles que utilizamos por Zona(norte, sur, este y oeste), los lugares donde comimos y nuestra opinión de estos lugares. Con la intención que les pueda servir de referencia en su viaje en donde se pueden hospedar y donde podrían comer.
ZONA SUR
Gesthús Selfoss (Engjavegur 56, 800 Selfoss)
Este fue el primer hospedaje que reservamos en el sur de Islandia, lo elegimos por su posición estratégica para ver el Círculo Dorado. Se trata de un conjunto de cabañas de madera rodeadas de árboles que se encuentran en la región de Selfoss, a muy pocos kilómetros de la Ring Road (carretera 1). Las habitaciones son bastante pequeñas, pero tienen todo lo necesario para la estancia, contando además con un baño y una mini cocina.
alojamientos en islandia
El complejo también dispone de un espacio de camping para caravanas y un jacuzzi comunitario.
Características: baño en la habitación, cocina individual, wifi en la habitación, desayuno pcional, jacuzzi al aire libre en área común, TV y terraza en las cabañas completas. Precio: 98€ promedio.
Opinión: buena ubicación, acogedor y práctico.
Lugares para Comer
En los alrededores de estas cabañas se puede encontrar varios restaurante de comida rápida o restaurante de comida local, más que todo porque Selfoss es una ciudad no muy grande pero con una buena cuota de habitantes. Además aquí existen supermercados Bonus y Kronan donde comprar algunos víveres para preparar en la cabaña.
Hotel Edda Skogar (Skógum, 861 Skogar)
Pertenece a una cadena de hoteles que se encuentran repartidos alrededor de Islandia. Lo escogimos por su posición estratégica para ver los alrededores de esta parte de Islandia, desde donde se puede visitar Seljalandsfoss, el volcán Eyjafjallajökull, Skógafoss, Dyrhólaey, Vik, el DC-3 estrellado y muchos otros sitios. La principal ventaja de este hotel es que se encuentra a más o menos 1 kilómetro de Skógafoss, por lo que se puede ir caminando a disfrutar de esta increíble cascada. Las habitaciones son de tamaño aceptable, luminosas y limpias.
Características: baños compartidos, lavabo en la habitación, restaurante, wifi en sala común, desayuno opcional, sin TV ni en la habitación ni en la sala común, con restaurante. Precio: 106€ promedio.
Opiniones:muy buena ubicación por estar cerca de Skógafoss.
Lugares para Comer
Además del restaurante del hotel, cuyos precios son un poco elevados, a un lado de la cascada Skógafoss hay dos restaurantes más (cuyos precios desconocemos). Nosotros fuimos almorzar a Vik, donde hay una gasolinera N1 que tiene un restaurante con platos locales (como el plokkari o gratinado de bacalao y patatas y un guiso de pollo con verduras y arroz) a un precio medio y muy buenos de sabor. Si no se quiere comer en el restaurante, en el mismo local hay un pequeño autoservicio que también vende comida rápida, los populares perritos, bocatas y mini pizzas que se pueden calentar en un microondas a disposición del público.
Setberg Guesthouse (Setberg, 781 Nesjum)
Este fue el único de los alojamientos tipo granja que reservamos en nuestro road trip. Se encuentra antes de llegar a la región de Höfn, al lado de una montaña y con vistas a una lengua del glaciar Vatnajökull, en un lugar muy tranquilo. Se trata de una granja de una familia que ha habilitado unas 5 habitaciones para hospedar turistas en el piso inferior de su casa; ellos viven en el piso superior. Al llegar nos recibió un perro ovejero juguetón que trae piedras para que se las tires y va a buscarlas.
alojamientos en islandia
Este hospedaje incluye un peculiar desayuno, ya que se lo tiene que hacer uno mismo en la cocina compartida.
Eso sí, la cocina estaba totalmente equipada y en el frigorífico había de todo: leche, zumos, pan, huevos, jamón, mermelada, quesos, mantequilla, café, cereales, etc.
Características: un único baño compartido, sin wifi, desayuno incluido, sin TV. Precio: 124€ promedio.
Opinión: aislado, diferente, un lugar para descansar y vivir la experiencia de una granja islandesa.
Lugares para Comer
Por estar esta granja prácticamente en medio de la nada, opciones para comer encontraras a unos 20 min en el pueblo de Höfn, en nuestro caso cenamos bocatas para no tener que salir después de un día intenso de visitar lugares preciosos.
ZONA ESTE
Klif Hostel (Kambur 1, 765 Djúpivogur )
El siguiente hotel que reservamos fue el Klif que se encuentra en Djúpivogur, pequeño fiordo del que salen las excursiones para avistar frailecillos en la isla Papey. Por esta razón pernoctamos en el Klif hostel después de realizar el tour. Este hotel está muy bien ubicado justo al lado de la oficina de correos y el puerto desde donde salen los tours. Las habitaciones son un tanto pequeñas, y si se abre la puerta, llega el wifi.
Características: baños compartidos, wifi en sala común, TV en sala común, sin desayuno, cocina compartida. Precio: 104€ promedio.
Opinión: buena ubicación, cómodo y buena atención.
Lugares para Comer
En esta ciudad no hay muchas opciones para comer, a pocos metros del Klif hay una cafetería que sirve combos de hamburguesa, perritos, fish&chips, nada muy elaborado. También hay una cafetería muy acogedora que tiene algunas sopas, aunque la mayoría de los bocados son dulces. La otra opción es prepararse algo en la cocina compartida (hay un supermercado al lado de la gasolinera).
  Nord Marina Guesthouse ( Strandarvegur 21, 710 Seyðisfjörður )
El hotel no se encontraba en el centro de la ciudad, sino en un puerto, y cuando estábamos llegando daba la impresión que dormiríamos en una bodega con cangrejos y pescados, pero al entrar nos encontramos con un interior bastante nuevo y acogedor, una sala común con detalles marinos, todo el hotel de madera. Además que desde la habitación, muy luminosa y limpia, se tenía una magnífica vista del fiordo y las montañas. ¡Ah! Hay que quitarse el calzado al entrar.
Nuestro siguiente hotel en el este de Islandia está ubicado en Seyðisfjörður, ciudad situada en el fiordo del mismo nombre. Esta ciudad es muy importante, ya que está considerada capital del arte moderno de Islandia. Aquí se filmó parte de la película “La vida secreta de Walter Mitty”, específicamente la parte en la que Ben Stiller baja en un monopatín a toda velocidad por una cuesta hasta llegar a la ciudad.
Características: baño en la habitación, wifi solo en el comedor-sala común, sin TV, desayuno opcional, cocina compartida. Precio: 99€ promedio.
Opinión: acogedor, con ambiente bohemio.
Lugares para Comer
En Seyðisfjörður hay varios restaurantes pero tirando a caros, son de estilo bistró o gourmet. La recomendación es una gasolinera low cost en donde, además de vender la típica comida rápida, encontramos un menú para almorzar que nos encantó: pollo en salsa de champiñones, patatas fritas, ensalada de col, diferentes salsas y una especie de riquísimo pudin de caramelo como postre. Lo único es que lo recogieron todo a las 2 de la tarde… Como de costumbre, también está la opción de preparar algo en la cocina compartida.
alojamientos en islandia
ZONA NORTE
   Dettifoss Guesthouse (Lundi, 671 Skinnastaður)
De todos los hoteles que utilizamos en este road trip, este fue el que menos nos gustó, ya que porque nos pareció un albergue para estudiantes y estaba lleno hasta los topes. Además, se encuentra muy lejos de lo que queríamos ver en la parte de norte de Islandia, pero era el único disponible y de hecho fue el hotel más barato que reservamos. La única ventaja que le encontramos es que está muy cerca del cañón Ásbyrgi. La habitación era de tamaño aceptable y con lavabo.
Características: baños compartidos (y además escasos), cocina compartida, wifi en las habitaciones, sin TV, sin desayuno. Precio: 90€ promedio
Opinión: básico, no es muy fácil de encontrar.
Lugares para Comer
Donde se encuentra ubicado este hotel, no hay nada alrededor, lo recomendable es tener algo previamente comprado para poder cocinar en el hotel (aunque la cocina estaba llena a todas horas).
   Hotel Edda Storutjarnir ( Storutjarnir, Road no.1, 50 km from Husavik, 641 Háls )
El segundo Edda que reservamos en el recorrido fue el Storutjarnir. Está ubicado a unos 40 minutos del lago Mývatn y a unos 10 minutos de Godafoss. Este hotel es inmenso, como para celebrar grandes convenciones o viajes de fin de curso (de hecho, hay fotos de promociones de estudiantes en alguna zona común). Tiene piscina y jacuzzi (ambos de pago), grandes estacionamientos, está frente a un inmenso lago, en su interior cuenta con una cancha de baloncesto, mini fútbol y aparatos para ejercicios (espalderas, cuerdas en el techo). Las habitaciones son espaciosas, con escritorio y lavabo.
Características: baño compartido, wifi solo en salas comunes, sin TV, desayuno opcional, con restaurante. Precio: 106€ promedio.
Opinión: buena ubicación a 10 minutos de Godafoss.
Lugares para Comer
A pesar de que el hotel tiene restaurante, vimos los precios un tanto elevados, así que buscamos en los alrededores y lo más cerca que encontramos se encuentra en el camino de regreso al lago Mývatn. El lugar se llama Dalakofinn, es una especie de cafetería-pizzería que recomendamos encarecidamente, tiene una variedad increíble de pizzas, sándwiches, hamburguesas, ensaladas y algunos platos locales. ¡También unas tartas de chuparse los dedos!
alojamientos en islandia
   Leifsstadir Guesthouse  (Leifsstadir, 601 Akureyri )
Siguiendo el recorrido nos fuimos hasta la segunda ciudad más importante de Islandia, Akureyri. Allí nos hospedamos en el Leifsstadir Guesthouse, que no se encuentra en la misma ciudad, sino en una colina enfrente del fiordo desde donde se ve toda la ciudad.
Características: baños en la habitación y también compartidos, wifi en la habitación, sin TV, desayuno buffet incluido. Precio: 138€ promedio.
Opinión: muy tranquilo, acogedor y con buen desayuno.
Lugares para Comer
Por estar en una ciudad grande, hay variedad de restaurantes. Nosotros, después de una detenida observación de precios y menús nos decidimos por el restaurante Fish&Chips y acertamos con la elección. El local es pequeño, con pocas mesas, ya que es más que todo un lugar como para pedir y llevar. Lo curioso del local es su menú, que está escrito en una pizarra; al final nos decidimos por un rico pollo asado, un plato local que ya habíamos probado pero que está muy bien, el plokkari, y una rica ensalada con ¡pipas de girasol!
alojamientos en islandia
   Borgarvirki Hotel ( Thorfinnsstadir, Vesturhópi, 531 Thorfinnsstadir  )
Este hotel, localizado en la península Vatnsnes, lo elegimos por encontrarse a medio camino y por no seguir conduciendo muchas horas. No está muy accesible, fue el único en que tuvimos que entrar a una carretera secundaria (de tierra) por unos 25 minutos para llegar. Lo bueno de este hotel es que está cerca de Hvitserkur, una formación rocosa muy interesante que se encuentra en una playa cercana,  también se puede observar una gran comunidad de focas. Además, esta península es tierra de los famosos caballos, por lo que hay bastantes alrededor del hotel.
Este hotel es un poco antiguo, lo cual se nota también en las habitaciones, al menos en la que nos tocó a nosotros.
Características: baño en la habitación, wifi, con TV, desayuno buffet incluido, con restaurante. Precio: 108€ promedio.
Opinión: muy alejado, buen desayuno.
Lugares para Comer
El restaurante del hotel, carillo. De camino al hotel, cerca de Glaumbær, a unos 7 minutos, encontramos la mejor comida que probamos en Islandia en cuanto a precio, cantidad y calidad. El local se encuentra en una gasolinera N1 en la región de Varmahlíd. Había un menú de cordero, buffet de ensalada, sopa, pan y fruta. Dejamos la foto del local para que se pueda reconocer.
alojamientos en islandia
Alrededor de este hotel no hay ningún local de venta de comida, de hecho solo hay montañas y campos con caballos, y a pesar de que el hotel tiene restaurante, lo encontramos muy caro, por lo que en la cena tiramos de bocata.
ZONA OESTE
   Guesthouse Hof (Hofgardar, 356 Hofgarðar )

Ya en la famosa península Snæfellsjökull que inspiró a Julio Verne, nos quedamos en el Guesthouse Hof. Se trata de cabañas de madera muy acogedoras que se encuentran junto a la carretera, son muy completas y se encuentra aún en construcción. Una de las cabañas es el restaurante para desayunar y otra es la cocina compartida (en ambas hay que quitarse el calzado para entrar).

Está muy cerca del mar, se puede ir caminando.

Características: baño en la cabaña, wifi en la cabaña, sin TV, desayuno buffet incluido, cocina compartida. Precio: 131€ promedio.

Opinión: acogedor, rústico y confortable.

Lugares para comer:
Este hotel, a pesar de encontrarse a un costado de la carretera principal, no tenía restaurantes cerca. En recepción nos indicaron que en dos hoteles que se encontraban cerca se ofrecía cenas pero no un menú o con carta específica, sino lo que se cocinaba en el día. Nosotros utilizamos la cocina compartida, totalmente equipada.
 Hotel Hafnarfjall (Hafnarskógur, 311 Borgarnes)
Ubicado en las afueras de Borgarnes, el hotel Hafnarfjall lo utilizamos luego de un día de muchas horas de conducir; al llegar al hotel nos recibieron con té o café. Está muy bien ya que es muy tranquilo y tiene vistas al mar. La habitación, muy acogedora.
Características: baños individuales o compartidos, wifi en la habitación, sin TV, desayuno buffet incluido, terraza en algunas habitaciones. Precio: 121€ promedio.
Opinión: acogedor y confortable.
Lugares para comer:
En Borgarnes encontramos justo al entrar diferentes opciones de comida rápida, aquí nos decidimos por la N1 que, además de los típicos perritos, hamburguesas o pizzas, tenía un menú  de sopa con buffet de ensalada.
 Hotel Grásteinn (Bolafótur 11, 260 Keflavík)
El último hotel utilizado estaba ubicado muy cerca del aeropuerto, en Keflavik, que es una ciudad satélite de Reykjavik. La habitación nos gustó mucho porque, a diferencia de en los hoteles anteriores, tenía toda la comodidad de un cuatro estrellas… ¡por fin! Muy luminosa y espaciosa, con un sofá además de la cama. El único inconveniente es que está ubicado en una zona industrial que no tenía mucha animación.
Características: baño en la habitación, wifi en la habitación, con TV, desayuno buffet incluido, cerca del aeropuerto. Precio: 121€ promedio.
Opinión: un buen hotel en una ciudad poco acogedora.
Lugares para comer:
En esta zona industrial había algunos lugares de comida rápida y gasolineras. El que elegimos para cenar, “Olsen Olsen”, fue un local tipo americano hasta en su decoración. Allí probamos un buen filete de cordero y un filete de pescado nada recomendable (era congelado y para disimularlo llenaron el plato de patatas fritas).
Una característica común a todos los hoteles de Islandia es que tienen aparcamiento gratuito y en la mayoría hay baños y cocinas compartidos, aunque también se pueden encontrar con baños en las habitaciones. Las calefacciones funcionan muy bien y hay edredones, lo cual se agradece aunque sea verano. Suelen estar muy limpios.
Importante a tener en cuenta es que algunos hoteles no tienen cortinas o visillos opacos (de persianas mejor ni hablamos), por lo que si se va en verano, hay que llevar antifaz para que no moleste la luz nocturna.
Los islandeses son muy amables, por lo que en las recepciones siempre resuelven cualquier consulta o problema que pueda surgir, con un nivel de inglés envidiable…
Hay que ser previsor y reservar con algunos meses de antelación, porque ¡¡Islandia está de moda!!
Guía de hoteles y dónde comimos durante nuestro viaje a Islandia
5 (100%) 1 vote