¿Qué tendrá el agua que desde tiempos inmemoriales ha atraído al hombre? Griegos, romanos, árabes… tomaban baños en lugares construidos al efecto y hacían de ellos todo un ritual y una costumbre social. Alguno de estos se ha mantenido hasta nuestros días, como es el caso de los baños árabes o hammam. Y, como a nosotros también nos gusta mucho el agua, aceptamos encantados la invitación de Hammam Al Andalus Madrid para pasar un rato en sus instalaciones y disfrutar de sus servicios tradicionales y presentarnos alguno más innovador.
El hammam está situado en pleno centro de Madrid, donde estuvo la antigua medina de Mayrit, en un aljibe centenario rehabilitado para ofrecer la mejor experiencia de bienestar y descanso.
Este es el nuevo lema que refleja la evolución de marca y concepto del hammam. Sonrisa, silencio, atención, experiencia, hospitalidad: todo esto y mucho más podemos encontrar en este lugar donde el tiempo toma una nueva dimensión.
Ya en la recepción nos envuelve el ambiente andalusí; la decoración, el té frío y caliente… junto con la amabilidad de las recepcionistas hacen que ya desde el inicio se empiece a disfrutar del momento.
Hammam Al Andalus Madrid y Casapatas
Miyah es el nuevo nombre de los servicios más tradicionales, que consisten en los baños de agua templada, caliente, fría y baño de vapor (Emerge) que pueden combinarse con diferentes tipos de masajes (Mimma) con aceites esenciales (rosa, lavanda, violeta o ámbar rojo) o con una exótica purificación con espuma natural sobre piedra caliente (Midra).
Mistiq es el nombre de un nuevo servicio que incluye rituales muy completos y originales.
Hammam Al Andalus Madrid y Casapatas
Nosotros pudimos disfrutar de los baños  de agua templada, caliente, fría y baño de vapor, además de una novedosa combinación entre Miyah y Mistiq en primicia, de la que no podemos desvelar más detalles… Solamente decir que es una experiencia muy especial en la que hay que dejarse llevar… ¡Esperamos que esté disponible muy pronto!
Hammam Al Andalus Madrid y Casapatas
Pero también hay más sorpresas, como una maravillosa sala donde hay unos deliciosos pastelitos árabes y una fuente con un fantástico té moruno… lo confesamos… ¡nuestra debilidad!
Y para poder disfrutar todo esto solo se necesita el bañador y 1 euro (para la taquilla); todo lo demás lo proporciona el hammam (toalla, artículos de aseo,  secador de pelo…).
¿A qué estás esperando para venir???
Si quieres conocer con más detalle todos los servicios del hammam antes de decidirte, puedes hacerlo aquí.
Al finalizar el hammam, pudimos ir a un espectáculo flamenco, que nunca habíamos tenido ocasión de ver en Madrid. El lugar elegido fue Casapatas, una taberna-restaurante con tablao flamenco que combina platos tradicionales españoles con una gran variedad de espectáculos de flamenco en vivo; ¡uno de los referentes más importantes de la capital!
El flamenco atrae a públicos de toda clase, tanto nacionales como extranjeros, tanto jóvenes como de más edad, tanto hombres como mujeres; todos quieren disfrutar de uno de los bailes que más adeptos tiene. No en vano, en muchos lugares de Latinoamérica o Asia, surgen academias para la creciente demanda de gente que quiere conocerlo o iniciarse en él. Además, desde 2010, el flamenco es Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.
El espectáculo que vimos estuvo a cargo de los bailaores Carmen “La Talegona” y Juan Manuel Rodríguez García “El Mistela”, acompañados por “Perre” y Saúl Quirós en el cante, Iván Losada en la guitarra, Luky Losada en la percusión y Fernando G. Rico en el violín. Nunca antes habíamos escuchado violín en el flamenco y nos encantó.
Hammam Al Andalus Madrid y Casapatas
La verdad es que la representación fue muy intensa; el conjunto derrochaba fuerza sobre el escenario, transmitiéndola a los espectadores, que lo vivimos igual de vivamente; ¡se nos pusieron los pelos de punta con el zapateado!
Además, mientras veíamos la actuación, pudimos degustar un surtido de algunas raciones de la carta del tablao, como embutidos ibéricos, queso, jamón ibérico, croquetas de la casa, brochetas de verduras, dados de merluza con tempura y mayonesa, minihamburguesas de ternera con salsa de rabo de toro… y de postre, porciones de tarta de Santiago y trufas heladas de chocolate negro.
Podéis conocer más detalles acerca de la programación y todos los detalles de Casapatas aquí.
En definitiva, pasamos una velada increíble. Es un súper plan el poder combinar el relax del hammam con una noche flamenca, además de muy original; lo recomendamos tanto a madrileños como a visitantes, se puede hacer tanto en fin de semana como entre semana para escapar de la rutina diaria. ¡Genial!
¡¡Hasta el próximo post!!
Hammam Al Andalus Madrid y Casapatas
5 (100%) 1 vote