Iznájar es una encantadora villa cordobesa de la comarca Subbética, al sur de la provincia. Está situada sobre un cerro, a orillas del embalse del mismo nombre que fue construido a mediados del siglo XX en el cauce del río Genil y que es el mayor de Andalucía. De origen árabe, su rico legado histórico y patrimonial hace que sea una delicia pasear por sus calles estrechas y muy empinadas, para ir descubriendo rincones con encanto hasta llegar a su parte más alta.

Qué ver en Iznájar

Casco histórico

Es el barrio de la Villa, situado en la parte más alta del pueblo y al que se llega pasando por un arco que en tiempos árabes fue una entrada a la medina.

Qué ver en Iznájar

Castillo de Hisn-Ashar

Está situado en la plaza de Alí Ben Cacín, en el barrio de la Villa, y a más de 500 metros de altitud. Su origen pudo haber estado en un oppidum ibérico, siendo después aprovechado y reconstruido por romanos y visigodos. Pero fueron los musulmanes, en el siglo VIII, quienes lo convirtieron en la alcazaba de la que partía la muralla que rodeaba la población y le pusieron el nombre que serviría también para la población: hisn-ashar o castillo alegre. Más tarde, volvería a ser reformado en dos ocasiones, por Pedro I el Cruel y por Muhamad V. Actualmente, se conserva un tramo de la primitiva muralla que lo rodea.

Qué ver en Iznájar

Se puede entrar con visita guiada. En el patio de armas destacan la torre del homenaje, restos de algunas antiguas viviendas nazaríes y también de la vivienda del administrador, así como la entrada a un aljibe subterráneo de más de 7 metros de profundidad.

Qué ver en Iznájar

También está la Sala de las Caballerizas, que alberga una exposición de piezas artesanales y relacionadas con oficios antiguos.

Biblioteca

Originalmente era un pósito o almacén de cereal que se construyó en tiempo de Carlos III estaba comunicado con el castillo. Fue rehabilitado a finales del siglo XX como biblioteca pública municipal, pero en su interior se ha mantenido la bonita estructura de arcos.

Qué ver en Iznájar

Parroquia de Santiago Apóstol

Se trata de un templo renacentista de finales del siglo XVI que tiene una torre-campanario sin terminar. Nos llamaron la atención el ábside semicircular y un bonito arbotante, construido en el siglo XVIII, con dos arcos de medio punto superpuestos.

View this post on Instagram

Parroquia de Santiago Apóstol

A post shared by Ira de Recuerdos De Mi Mochila (@ira_viajero) on

La encontramos cerrada, así que no pudimos verla por dentro. Al lado está la plaza de Rafael Alberti, en la que hay un mosaico de azulejos con el poema Torre de Iznájar, del famoso escritor.

Cementerio de Nuestra Señora de la Piedad

Situado al lado de la parroquia, se trata de un original cementerio en pendiente con vistas al embalse, pero nosotros encontramos esa zona sin agua, así que tomamos la fotografía con vistas a la iglesia.

Patio de las Comedias

En su origen era la alcaicería o zoco árabe; tiempo después, durante el siglo XVI, en él tenían lugar representaciones teatrales, hecho que le dio su nombre. A partir del siglo XVII y hasta la actualidad, es un típico patio de vecindad andaluz que ha obtenido diversos premios por las numerosas macetas azules con flores que adornan las paredes blancas y que hacen de él un rincón imperdible de Iznájar.

Qué ver en Iznájar

En el centro hay una bonita fuente y al fondo, un pequeño mirador junto a la Torre de San Rafael.

Torre de San Rafael

Torre superviviente de la muralla que rodeaba la villa durante la época musulmana. Debe su nombre a la estatua de San Rafael que tiene en su parte superior.

View this post on Instagram

Torre de San Rafael

A post shared by Ira de Recuerdos De Mi Mochila (@ira_viajero) on

Casa de las Columnas

Casa histórica que tiene una bonita portada de piedra con unas originales columnas a ambos lados; sobre ella se pueden ver dos leones, los escudos de armas de los Salazar y la reja central. En el siglo XVIII fue el lugar donde se recaudaban los impuestos de la localidad.

View this post on Instagram

Casa de las Columnas

A post shared by Ira de Recuerdos De Mi Mochila (@ira_viajero) on

Ermita La Antigua

Su construcción data de principios del siglo XVII, y también es conocida como la Ermita de la Virgen de la Piedad. En su interior hay una talla el siglo XV de la Virgen de la Piedad, patrona de Iznájar, y un camarín barroco del siglo XIX.

Miradores

Al estar el pueblo en la cima de un cerro y rodeado por el agua del embalse, hay varios lugares desde los que tener unas bonitas vistas, como el Mirador Cruz de San Pedro, Mirador Puerta del Rey o el Mirador de las Tres Cruces. Nosotros fuimos al Mirador Cruz de Postigo y tuvimos esta preciosa imagen:

View this post on Instagram

Mirador Cruz de Postigo

A post shared by Ira de Recuerdos De Mi Mochila (@ira_viajero) on

Antes de llegar al Mirador Cruz de San Pedro, desde la calle Virgen se tiene una panorámica del castillo a lo lejos.

Museos

Varios son los que podemos visitar en Iznájar: el Museo de Aperos y Tradiciones Populares, el Museo de Artes y Oficios, el Museo de Esculturas Naif Antonio Cañizares, el Museo de Miniaturas de Forja y Madera Juan Pérez Luque, el Museo de La Judea y la Sala-Museo Antonio Quintana, sobre este pintor y poeta iznajeño.

Nosotros no vimos ninguno porque cuando llegamos al pueblo, ya estaban todos cerrados.

Aparcamiento en Iznájar

Se puede aparcar de forma gratuita en casi todos los miradores, aunque tal vez pueda resultar complicado llegar hasta ellos, ya que se encuentran en los extremos del pueblo y las calles son muy estrechas y empinadas, lo que dificulta bastante la circulación. Nosotros aparcamos en uno de la calle Obispo Rosales, que es de pago, pero fue el primero que encontramos; aun así, resulta muy económico.

Alrededores de Iznájar

Playa de Valdearenas

A 1 kilómetro del pueblo se encuentra esta playa artificial, en la que se puede observar aves acuáticas, pescar, hacer rutas de senderismo y practicar deportes náuticos en verano.

Muy cerca está el Centro de Interpretación del Embalse de Iznájar, para conocer el entorno natural del embalse, así como la historia de su construcción.

Aldeas

El término municipal de Iznájar está formado por numerosas aldeas y diseminados rurales, que aún guardan usos y costumbres tradicionales. La construcción del embalse dividió el municipio, quedando las aldeas en dos zonas: norte y sur.

Y esto es todo lo que pudimos ver durante nuestra visita a este encantador pueblecito, que recomendamos incluir en vuestro recorrido por la comarca Subbética.

¡¡Hasta el próximo post!!