Durante nuestra ruta por la provincia de Huesca, además de visitar pueblos encantadores, realizamos varias rutas de trekking. Una de ellas fue la ruta de las pasarelas del río Vero.

El río Vero nace muy cerca del pueblo El Pueyo de Morcat y se adentra en el Parque Natural de la Sierra y Cañones de Guara, recorriendo los cañones calcáreos de este parque. Así, este río forma el llamado Barranco del Vero, un lugar de suma importancia por su gran cantidad de abrigos rupestres, como los de Barfaluy, Lecina Superior y Mallata, que habíamos visitado unos días antes y que son Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO desde 1998, dentro del Arte Rupestre del Arco Mediterráneo de la Península Ibérica.

Para llegas a esta ruta de pasarelas hay que partir desde las calles del pueblo de Alquezar que se encuentra en el listado “Los más bonitos de España”. Esta ruta consta de varios tramos de pasarelas que se han adosado a las paredes del cañón por encima del río. En total, el recorrido es de algo más de 4 kilómetros dividido en cuatro etapas con 180 metros de desnivel acumulado, y dura aproximadamente unas tres horas.

¿Quieres recorrer las pasarelas con nosotros? ¡Coge tu equipo de montaña y sigue leyendo!

Ruta de las pasarelas del río Vero

Primera etapa – Barranco de la Fuente

La ruta inicia muy cerca de la plaza Rafael Ayerbe de Alquézar, en la calle Iglesia; a mano izquierda, justo enfrente del Ayuntamiento, hay una bajada con una cadena que abre el personal encargado de las pasarelas, previo pago de una tasa municipal.

La primera etapa de la ruta es una bajada atravesando el Barranco de la Fuente, dos grandes paredes de roca y frondosa vegetación. En invierno, este barranco lleva un curso de agua que termina siendo afluente del río Vero.

Muchos de los tramos de la bajada del barranco está acondicionados con pasarelas de madera aunque hay otras zonas en que hay que bajar por zonas rocosas pero son accesibles.

pasarelas del río Vero

Durante la bajada se va entre las dos paredes de roca caliza. La del lado izquierdo es conocida como Peña Castibián y es una zona de escalada, aunque ya desde el neolítico esta pared fue morada de nuestros antepasados, ya que se han encontrado algunas pinturas rupestres en cuevas.

Al llegar a lo más profundo del barranco, nos encontramos rodeados de grandes árboles, vegetación y plantas trepadoras y raíces que se pegan a las paredes de roca. También en esta zona hay plantas endémicas del Guara, como la oreja de oso y la trencapiedras, y animales como el tritón pirenaico, aunque este último es difícil de ver.

Al salir del barranco, a mano derecha ya está el inicio de las pasarelas, pero se puede ir antes a mano izquierda hasta la orilla del río para ver la Cueva de Picamartillo, una cavidad formada por la erosión del agua.

pasarelas del río Vero

Segunda etapa  – Pasarelas del río Vero

Después de ver la cueva de Picamartillo, iniciamos el primer tramo de pasarela, una estructura de metal muy bien adherida a la pared de roca para poder admirar el color turquesa del río.

pasarelas del río Vero

Al final de este primer tramo bajamos directamente a la orilla del río, desde donde se puede apreciar la altura a la que está la pasarela, unos 3 o 4 metros aproximadamente.

Seguimos la orilla del río hasta llegar a otro tramo pequeño de pasarela que se encuentra en una caída de agua que se diseñó para abastecer de agua a un molino de harinero que existió años atrás.

Esa caída forma unas pozas de agua ideales para darse un baño, aunque el agua está muy fría. Esta zona se encuentra entre grandes bloques de roca, pudiendo verse cuerdas de los que practican escalada.

Luego viene un tramo entre rocas, ya que hay que bajar entre una especie de túnel que forma una losa de roca. Aquí hay que tener cuidado con la cabeza y con no resbalar con las piedras para evitar un accidente.

Seguido de este paso de piedra, nos encontramos nuevamente con otro tramo de pasarela que discurre por una garganta más estrecha del río, manteniendo el turquesa de sus aguas.

pasarelas del río Vero

Más adelante se puede ver la actual pasarela y más abajo la antigua pasarela que iba desde la caída de agua hasta la pequeña central eléctrica que encontramos más adelante.

pasarelas del río Vero

El tramo final de pasarelas es más largo y es el que se ha agregado más recientemente al recorrido, en 2016. Se alzan en algunos tramos hasta 20 metros sobre el río, teniendo unas vistas bellísimas del cañón.

pasarelas del río Vero

Tercera etapa  –  Mirador del río Vero

Finalizando el último tramo de pasarelas, nos queda el mirador del río Vero, una plataforma metálica sobre un saliente rocoso, desde donde se tienen las mejoras vistas del cañón del río Vero, las pasarelas y Alquézar al fondo.

pasarelas del río Vero

Cuarta etapa – Subida a Alquézar

Desde este punto sólo queda subir hasta Alquezar. La subida es de casi un kilómetro entre olivos; recomendamos subir despacio ya que tiene desnivel.

¿Cuánto cuesta realizar las pasarelas del río Vero?

Realizar la ruta de las pasarelas del río Vero tiene un precio (tasa municipal para mantenimiento) de 4 euros por persona. Se puede adquirir directamente en el Ayuntamiento de Alquézar bien a través de la página web de las pasarelas, en este caso la tasa es algo más barata.

La entrada incluye un seguro de accidente y un casco que debe usarse durante todo el recorrido y que hay que depositar en un contenedor al finalizar el recorrido, sin necesidad de regresar al lugar de inicio.

El horario de las pasarelas puede variar según días y temporadas, por eso es mejor asegurarse en la página web oficial de las pasarelas.

Recomendaciones para recorrer las pasarelas del río Vero

La ruta es fácil de realizar y recomendable para todas las personas, incluso niños que estén acostumbrados a realizar rutas de senderismo. Algunas recomendaciones para realizar la ruta son:

  • En verano, elegir las primeras horas de la mañana para evitar altas temperaturas.
  • Llevar calzado de montaña que sea adherente al suelo y que proteja los tobillos, ya que algunos tramos de la primera etapa es sobre zonas rocosas.
  • Llevar agua suficiente para hidratarse y tal vez algo para comer para poder realizar la ruta con calma.
  • No está de más llevar protección solar.

¡Nos encantó este recorrido! También hemos caminado por otras pasarelas que te pueden interesar:

Ruta por las pasarelas de Montfalcó

Visita al Caminito del Rey en Málaga

¡¡Hasta el próximo post!!