Durante nuestros meses viviendo en Perú intentamos conocer lo más posible, incluyendo diferentes culturas, no solo la Inca. Tomamos dos días para visitar la ciudad de Trujillo, en el norte del país, para conocer, además de lo que ofrece la ciudad, el legado que dejaron las culturas Chimú y Moche.
Nuestro principal interés era conocer las ruinas de Chan Chanciudad construida de barro o adobe, que fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1986. Esta obra arquitectónica fue construida por los Chimúes y es la ciudad más grande de adobe de toda América y la segunda del mundo.
Qué ver en Trujillo Perú en dos días
Al entrar impresiona el tamaño de la ciudad. Dentro de sus murallas hay 9 pequeñas ciudadelas que se aprecian por las divisiones de las calles y, dentro de estas divisiones, encontrarás palacios de la nobleza, barrios de los trabajadores, talleres y pozos de agua.
Es interesante ver los detalles que se fueron tallando en el barro de algunas murallas y paredes. Además, que dentro de estas murallas toda la ciudad se encontraba muy protegida, tanto que solamente tiene una entrada para controlar quién entraba y quién salía.
Qué ver en Trujillo Perú en dos días
También notamos que no existía mucha vegetación ni árboles y se dice que el nombre de la ciudad tiene que ver con esta característica. Chan Chan significa “sol sol” y fue el nombre que se le dio a la ciudad por la fuerte exposición al sol debida a esta falta de vegetación.
Hoy en día, la estructura de la ciudad está sufriendo mucho deterioro y se están realizando trabajos de reestructuración de algunas partes de la muralla y su interior.
Nuestra siguiente visita fue a las Huacas del Sol y de la Luna, que son dos construcciones realizadas por la cultura Moche; se dice que su propósito era como centro político (Huaca del Sol) y con fines religiosos (Huaca de la Luna).
Qué ver en Trujillo Perú en dos días
La Huaca del Sol es en la que menos trabajos arqueológicos se han realizado, por lo que no se conoce mucho de la misma. Al visitarla solo se puede apreciar que fue una gran pirámide escalonada de más de 40 metros de altura.
Qué ver en Trujillo Perú en dos días
La Huaca de la Luna, ubicada a medio kilómetro de la del Sol, destaca por tener muchos templos y altares ceremoniales de más de 1500 años de antigüedad; incluso se han llegado a encontrar restos de guerreros sacrificados, lo que para esta cultura no está mal visto, sino que, al contrario, era un honor poder ser sacrificado, algo parecido como el Hara-Kiri para los Samurái.
Qué ver en Trujillo Perú en dos días
Al recorrer el interior de la Huaca se pueden ver murales con pinturas que representan el dios castigador conocido también como “el decapitador” y que en las pinturas aparece con diferentes animales como arañas o serpientes. A pesar de que tenía ese nombre, para los Mochicas era el dios que les proveía de alimentos, agua y victorias militares.
Durante la visita a estas huacas nos encontramos con un animal muy curioso; se trata del viringo, una raza de perro peruana sin pelo utilizado como perro de compañía por los Mochicas, aunque dicen que ha existido en otras épocas con diferentes culturas.
Qué ver en Trujillo Perú en dos días
En la región existen otras huacas que se pueden visitar como la Huaca del Dragón o la Huaca el Brujo; nosotros no las visitamos por falta de tiempo.
Además de conocer el legado de estas dos culturas, no podíamos dejar de conocer otros puntos de interés de Trujillo. En su Plaza de Armas encontramos la catedral, que llama mucho la atención por su color mostaza.
Al lado de la catedral está el Palacio Arzobispal, que contrasta con la catedral al estar pintado de un color azul cielo. En los alrededores de la Plaza de Armas también hay otros edificios muy bonitos de la época.
Qué ver en Trujillo Perú en dos días
Todo el conjunto de la Plaza de Armas de Trujillo con su catedral y sus edificios antiguos de colores la hacen una de las más bonitas de Perú.
Y claro, estando en Trujillo, en la costa de Perú, no podíamos dejar de visitar la playa, específicamente el balneario de Huanchaco. Aquí vimos las típicas barcas de esta región llamadas caballitos de totora, un tipo de barca construida con tallos de una planta llamada totora y que se utiliza desde hace miles de años para la pesca.
Qué ver y hacer en Perú
Y, para comprobar que con estos caballitos de totora se realiza buena pesca, teníamos que probar la gastronomía en Huanchaco, así que nos sentamos en un chiringuito a orillas de la playa a degustar buenos platos de mariscos, como unos cangrejos estrellados o una parihuela, que es una sopa de marisco colosal.
Disfrutamos de la playa, de la gastronomía y no podíamos irnos sin ver el atardecer en Huanchaco.
Qué ver en Trujillo Perú en dos días
Finalizamos nuestro recorrido por Trujillo con un espectáculo de esta región, la Marinera. Consiste un baile entre un hombre y una mujer, pero nosotros vimos una versión diferente con el famoso caballo peruano.
¿Cómo llegar a Trujillo?
Nuestra aventura se inició en Lima, desde donde salimos en un bus de noche en un trayecto que duraría unas 10 horas. Resultó muy cómodo ya que los buses contaban con asientos que prácticamente se reclinaban en su totalidad.
En fin, visitar Trujillo es encontrar una ciudad llena de cultura, colores, historia, bailes, gastronomía y playas que a nosotros nos encantó. Si tienes la oportunidad de viajar a Perú, este es un lugar que debes conocer.
¡¡Hasta el próximo post!!
Qué ver en Trujillo en dos días
5 (100%) 2 votes