Aprovechando nuestro viaje a Toulouse, nos escapamos un día a conocer la villa Episcopal de Albi y fue todo un acierto. Ubicada en la nueva región de Francia conocida como Occitania, que agrupa algunas ciudades y pueblos del sur del país, esta villa es desde 2010 Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO gracias a que mantiene su antigua apariencia de ciudad episcopal. Pero no solo por ser Patrimonio de la Humanidad es tan impresionante y vale la pena visitarla, Albi también tiene muchas otras curiosidades que ver.

Qué ver en Albi en un día

Cathédrale Sainte-Cécile

Indudablemente, la principal atracción de la villa es su catedral, que se divisa desde muy lejos; al estar a sus pies quedamos anonadados ante su tamaño, no por nada es considerada la catedral de ladrillo más grande del mundo. A pesar de que es una catedral, cuando se construyó, en 1282, la hicieron a modo de fortaleza.
qué ver en Albi en un día
Esta catedral es una obra de arte del gótico meridional que muestra en su exterior grandes bellezas como el arco que se encuentra junto a la torre del campanario, las gárgolas y los detalles de su puerta principal.
Al entrar es mejor prepararse para quedar asombrado al mirar hacia arriba. Todo el interior es una verdadera obra de arte con la mayor cantidad de frescos pintados durante la época renacentista por pintores italianos, es sorprendente y se asemeja a la capilla Sixtina; de hecho, ambas obras son contemporáneas. Y el órgano tampoco es de los más comunes. Nuestra mirada se pierde entre el techo, los arcos y el órgano por su belleza.
qué ver en Albi en un día
También encontramos en su interior un mural pintado con escenas del Juicio Final, reconocido como el más grande mural de esta escena pintada en el mundo probablemente por artistas flamencos.
qué ver en Albi en un día
Además de las pinturas, encuentras un pórtico hermosamente tallado. A esta pared hay que dedicarle unos minutos para apreciar sus detalles y la gran cantidad de estatuillas talladas.
También se puede ver el coro y el tesoro por 6 euros; en este último hay un facsímil de un mapamundi que se exhibe de junio a septiembre.
Muy cerca de la catedral se encuentra la place Trebaille, donde hay unos arcos de una antigua catedral. Desde allí baja una escalera hasta la orilla del río, y desde esa escalera se tiene una original vista de los arcos con la catedral actual.
qué ver en Albi en un día

Palais de la Berbie

Junto a la catedral se encuentra este palacio, que desde la plaza también se ve imponente. Fue residencia de poderosos obispos antiguamente, hoy en día es el museo Toulouse-Lautrec que alberga la mayor colección de obras de Henri de Toulouse-Lautrec.
qué ver en Albi en un día
La entrada al museo vale 9 euros y en la oficina de turismo nos indicaron que su recorrido es de dos horas; como queríamos aprovechar el día para ver la villa no entramos. Pero justo en Madrid había una exposición de carteles de este artista y otros de la Belle Époque francesa y al regreso de este viaje fuimos a conocerla.
También se puede visitar el jardín del palacio de forma gratuita, que data del siglo XVII. Hay un mirador que desde el que se tiene una de las mejores vistas de la villa, al encontrarse junto al río Tarn; es una postal de Albi con el jardín, el río y al fondo el Pont-Vieux (Puente Viejo).
qué ver en Albi en un día
Se puede caminar por el muro del jardín para tener otra perspectiva del palacio y ver las estatuas que decoran el paseo.
qué ver en Albi en un día

Collégiale et cloître Saint-Salvi

Esta curiosa iglesia está construida con dos estilos arquitectónico que se establecieron en Albi, se puede apreciar que tiene una parte de piedra que es de influencia románica y otra parte de ladrillo rojo que es estilo gótico. 
qué ver en Albi en un día
En su interior encontramos un espectacular órgano en un pedestal en la pared, bajo el cual hay unas estatuas de Cristo con sus apóstoles.
Los laterales de la iglesia tienen varias capillas, cada una con un estilo particular, pero todas muy bonitas.
Pero lo que más nos gustó fue su claustro, aunque queda poco del original, ya que sufrió graves daños durante la revolución francesa y solamente se conserva los arcos de la galería sur.
qué ver en Albi en un día
En esta galería se puede apreciar la mezcla de estilos: románico con arcos de medio punto y gótico con motivos vegetales.
Frente a la galería encontramos un rincón con unos arcos blancos y un pozo. Detrás de ellos se encuentra la tumba del que fue el principal promotor del claustro.
A pesar de que queda poco del claustro, es un rincón con un jardín en el centro muy bonito en el que se pueden obtener fotos con perspectivas para tu Instagram.

Imprescindibles en el casco antiguo

Cuando fuimos a la oficina de turismo, nos entregaron un mapa con tres rutas marcadas en colores para realizar a pie, en las que están todos los puntos turísticos de la villa. Pero queremos remarcar cuales de estas rutas son los imprescindibles.
Hay dos zonas que se deben visitar: el barrio de Castelviel (castillo viejo) y el de Castelnau (castillo nuevo). En el barrio de Castelviel está la place Savène, con un conjunto de casas preciosas y la torre de la catedral al fondo.
qué ver en Albi en un día
Cerca de la plaza hay otras calles sin salida con otras casas encantadoras, con sus ventanas y cúpulas. También hay una pared moderna con un grafiti.
qué ver en Albi en un día
Otra de las casas para ver es la más antigua de Albi, la Maison du Viel Alby, que se encuentra callejeando en una intersección de 5 calles, una de las cuales es rue St Clair para encontrarla más fácilmente. Nos recordó mucho a una famosa casa que se encuentra en Albarracín.
qué ver en Albi en un día
En el barrio de Castelnau, tenemos la Maison Enjalbert, una casa del siglo VXI construida en madera y ladrillo. El tallado de las ventanas es de estilo renacentista.
Ya fuera del casco antiguo, se puede cruzar el Pont Vieux para tener la clásica vista de la villa con la catedral, el palacio, el puente viejo, el nuevo y las casas actuales.
qué ver en Albi en un día
Otros lugares que recomendamos visitar: 
  • El mercado cubierto: un mercado local pero que es curioso porque es de forma triangular.
  • El monumento a los muertos por la patria.
  • La fontaine Verdusse.

Dónde comer en Albi

Encontramos varios restaurantes con menús por todo el casco antiguo, pero nos llamó la atención el restaurante La Tartine que se encuentra en la rue d´Engueysse. Aquí degustamos platos típicos de la región como ensalada de mollejas, pato y unos postres deliciosos.
Con este recorrido que realizamos ya sabes qué ver en Albi en un día, pasamos un día genial conociendo todos los rincones medievales de esta villa.
¡¡Hasta el próximo post!!
Qué ver en Albi en un día
5 (100%) 1 vote