Liubliana es una ciudad pequeña y muy accesible, cuyos principales puntos de interés pueden visitarse caminando en un día. ¿Nos acompañas a conocer esta ciudad? 

Qué ver en Liubliana en un día

En ella se pueden distinguir dos zonas, separadas por el río Ljubljanica: la antigua, que es donde se encuentran la mayor parte de monumentos, y la nueva. Varios puentes cruzan el río, convirtiéndose en una de las señas de identidad de la ciudad, a la que se ha llegado a llamar la Viena de los Balcanes por la cantidad de atractivos que tiene. Su símbolo es el dragón ya que, según la leyenda, Jasón y sus Argonautas mataron aquí a uno de estos animales.
El primer lugar que vimos fue el mercado central, al que llegamos por el Puente del Carnicero (Mesarski most). Se encuentra en la plaza Vodnikov trg y consta de un edificio con columnas a orillas del río y multitud de puestos al aire libre.
La mayoría de puestos son de frutas, verduras y flores, y algunos otros de marroquinería, souvenirs… Por la época del año, también había varios con grandes setas.
Esta parte nos recordó a los mercados de Palermo, pero mucho más ordenado y tranquilo. El horario del mercado es de 7 de la mañana a 4 de la tarde (los sábados hasta las 2 y los domingos cerrado), aunque nosotros fuimos alrededor de las 9 y aún estaban montando la mayor parte de los puestos.
A un paso del mercado está la Catedral de San Nicolás (Stolnica Sv. Nikolaja), un edificio de estilo barroco con dos torres gemelas y una gran cúpula verde.
qué ver en liubliana en un día
Destacan dos grandes puertas de bronce. Una de ellas, la de la entrada principal, representa la historia de Eslovenia y en la parte inferior derecha tiene una cara, la de su escultor, que se dice que hay que tocar para tener buena suerte, por lo que ya se nota desgastada. La otra puerta, lateral, muestra varios obispos eslovenos.
qué ver en liubliana en un día
El interior es muy bonito, muy ornamentado y con las paredes cubiertas de frescos.
qué ver en liubliana en un día
Salimos de la catedral y paseamos por una de las calles peatonales, Ciril-Metodov trg, hasta llegar a la plaza Mestni trg. En ella están el Ayuntamiento, en un edificio con una bonita torre con reloj en el tejado, y la fuente de Robba (Robbov vodnjak) o de los tres ríos de la región de Carniola (Sava, Ljubljanica y Krka).
A la derecha, en Mestni trg, encontramos un callejón, Ključavničarska ulica, con una curiosa fuente de la que, además de agua, salieron cerca de 700 caras que se encaminan por el suelo adoquinado en dirección al río. Se trata de una de las múltiples obras del escultor Jakov Brdar, que se encuentran repartidas por toda la ciudad, como un sátiro en el Puente del Carnicero o un lobo en la calle Petkovškovo nabrežje, entre otras.
Bajamos por Ključavničarska ulica hasta el río y nos dirigimos hacia el famoso Puente Triple (Tromostovje), que fue construido en lugar de un viejo puente medieval de madera. Este puente fue ideado por el arquitecto Jože Plečnik, artífice de muchos de los monumentos de la ciudad.
qué ver en liubliana en un día
Visto desde el río, recuerda a alguno de los puentes de Venecia.
Cruzamos el puente hasta la plaza Prešernov trg, considerada el centro de la ciudad, donde está la estatua del poeta France Prešeren, punto de encuentro y de descanso, y la Iglesia Franciscana de la Anunciación (Frančiškanska cerkev Marijinega oznanjenja), de estilo barroco al igual que la catedral y con una peculiar fachada rosa.
Seguimos caminando hasta llegar a otro de los símbolos de la ciudad, el Puente de los Dragones (Zmajski most). Fue construido a principios del siglo XX y tiene en los extremos 4 dragones con la misión de proteger la ciudad.
Continuamos nuestro paseo y nos encaminamos hacia la plaza Kongresni trg, en la que se encuentran el bonito edificio de la Universidad (Univerza v Ljubljani) y la Iglesia Ursulina de la Santísima Trinidad (Župnijska cerkev sv. Trojice).
qué ver en liubliana en un día
Desde esta plaza se tiene una preciosa vista del castillo.
Al castillo optamos por no subir, ya que preferimos disfrutar más de por la ciudad y, además, ya habíamos visto el castillo del lago Bled. Aun así, mencionamos que se puede subir andando, pero hay bastante desnivel y puede resultar realmente cansado. Mucho más fácil optar por el funicular, que se toma en Krekov trg, a 1 minuto andando enfrente de la oficina de turismo principal. Existe una entrada conjunta para el funicular y el castillo por 10 euros que se puede adquirir en la web del castillo (con descuento del 10%):
Terminamos la mañana con el Puente de los Zapateros (Suštarski most), otra obra de Plečnik y característico por sus columnas. Debe su nombre a que, en época medieval, allí había otro puente donde los zapateros colocaban sus talleres.
A la hora de comer, decidimos volver a los puestos del mercado, ya que también había bastantes de comida típica, y decidimos probar algunos platos, como el burek, una especie de empanada que puede estar rellena de carne, queso o espinacas y el ćevapčići, unos rollos de carne acompañados por cebolla picada y salsa de tomate para poner en pan esponjoso llamado lepinja o somun.
También había puestos de platos de pescado, como salmón, sardinas o dorada y calamares; nos decidimos por unos chanquetes.
Dedicamos la tarde a visitar Metelkova Mesto, una zona bastante alternativa de salida nocturna en la que abunda el arte urbano, con grafitis y esculturas sorprendentes, y hosteles que, en algún caso fueron una cárcel y ahora se han reconvertido.
qué ver en liubliana en un día qué ver en liubliana en un día
También buscamos algunos de los ejemplos del Art Nouveau por el que también es famosa esta ciudad, como la casa Hauptman o las Galerías Emporium en la plaza Prešernov trg, el edificio del Banco Cooperativo en la calle Miklošičeva cesta… y múltiples detalles repartidos por los edificios de la ciudad.
Para quienes tengan tiempo, hay restos romanos de la antigua ciudad de Emona, repartidos por diferentes lugares, sobre todo por la zona nueva. No están demasiado lejos unos de otros, pero para nosotros fue imposible visitarlos todos, ya que solo estuvimos un día en la ciudad. Nos decidimos por el muro romano, ya que no nos suponía mucho tiempo (y además era gratis), en la calle Mirje. Nos llevamos una pequeña desilusión porque estaba entre viviendas actuales y además tenía una pirámide añadida por Jože Plečnik en los años 30.
qué ver en liubliana en un día
Además de este muro, hay dos parques arqueológicos: Emona House y Early Christian Centre, abiertos de abril a octubre de martes a domingo; las entradas se pueden  comprar en el Museo Municipal de Liubliana. Para más información:
Y para quienes tengan más tiempo aún: paseo por el Parque Tivoli o por el jardín botánico, un montón de museos, la casa de Plečnik, paseo en barco por el río…
Definitivamente, un día se queda corto para ver sin prisas todo lo que esta pequeña gran ciudad tiene para ofrecer.
Para más información, aquí dejamos la página de turismo de Liubliana:
Y algunas consideraciones a tener en cuenta antes de la visita:
  • Existe una tarjeta turística que permite la entrada gratuita a varios lugares; puede merecer la pena si se va a visitar el castillo, ya que incluye esta visita con el funicular, y museos. Para más información sobre otros lugares que incluye, opciones de duración de la tarjeta y precios, consultar aquí:
  • Si el alojamiento está en las afueras, como el nuestro, y no se va a comprar la tarjeta turística, para llegar al centro se puede pasear si no se está a mucha distancia, o ir en transporte público. En Liubliana no hay metro, por lo que el autobús fue nuestra elección (en lugar de taxi o bicicleta). Es necesario comprar previamente una tarjeta por 2 euros en la que se cargarán los viajes que vayamos a utilizar (¡aunque sea solamente uno!), con un coste de 1,20 euros cada uno; las tarjetas se adquieren en máquinas expendedoras cercanas a las paradas o en quioscos.
  • Hay varias oficinas de turismo en el centro: la principal en Krekov trg (cerca de donde se toma el funicular al castillo), y otra al lado del Puente Triple.
¿Ya tienes una idea de qué ver en Liubliana en un día? Ojalá que este resumen de nuestra visita os haya dejado con muchas ganas de conocer la ciudad, que además fue Capital Verde Europea en el año 2016.
¡¡Hasta el próximo post!!
Qué ver y hacer en Liubliana en un día
5 (100%) 2 votes