El primer lugar que visitamos en nuestro viaje de dos semanas por Irlanda fue Glendalough, conocido como la zona más espiritual del este de Irlanda. Se traduce del gaélico como el Valle de los dos Lagos y esconde en sus alrededores los parajes naturales más sorprendentes cerca de Dublín.

El valle, situado en los montes del Parque Nacional Wicklow, se formó tras los movimientos de glaciares en la última Edad de Hielo, dejando uno de los paisajes más agrestes y hermosos de esta zona de Irlanda.

Glendalough es muy famoso, ya que aquí se encuentran las ruinas del conjunto monástico creado por San Kevin en el siglo VI convirtiéndose en uno de los grandes centros de enseñanza cristiana de Irlanda. Tras la muerte de San Kevin, el lugar se convirtió en un punto de peregrinación de creyentes y, después de diversos ataques de vikingos e ingleses, los edificios quedaron en su estado actual.

¿Quieres saber todo lo que puedes ver en Glendalough y sus alrededores? ¡Aquí te lo contamos!

Glendalough

Qué ver en Glendalough

Centro de Interpretación

Lo primero que recomendamos visitar es el Centro de Interpretación de Glendalough, donde hay una exposición y vídeos explicando la historia del monasterio. La entrada cuesta 3 euros, gratuita con la Heritage Card. En el centro hay un gran estacionamientos y baños públicos para los visitantes.

Glendalough

La visita a las ruinas del conjunto monástico es gratis y por libre.

Puente de piedra

Aunque no pertenece al conjunto, antes de entrar al recinto encontramos un pequeño puente de piedra sobre el río Glendasan. Al cruzarlo, de frente está la Casa del Portero y a un lado unos puestos de comida rápida donde puedes pedir, por ejemplo, el típico fish&chips.

Glendalough

Casa del Portero

Es la antigua entrada al monasterio. Tiene un doble arco de granito con inscripciones, pasados los cuales encontramos un muro con una cruz tallada en una gran piedra blanca.

Glendalough

Cementerio

A pocos pasos de la puerta de entrada, encontramos tumbas que rodean todo el complejo monástico, muchas con cruces celtas y otras con losas. Todos los cementerios son lugares que hay que visitar con mucho respeto; nos gustan especialmente los de países como Escocia e Irlanda por ese encanto tan particular que tienen.

Glendalough

Catedral

La catedral es el edificio más grande de todo el conjunto. Fue construida en varias etapas entre los siglos X y XII siendo inusual en la época en toda Irlanda por su gran tamaño.

Glendalough

En su interior hay varias tumbas, en el centro los restos de un arco románico del siglo XII y en el fondo un ventanal  donde estaba la cabecera principal.

Glendalough

Glendalough Roundtower

Es uno de los elementos más llamativos y representativos del conjunto. Se trata de una torre circular de unos 30 metros de altura que se puede ver desde muy lejos en el valle apareciendo en muchas de las postales de Glendalough. Fue construida entre los siglos X y XI principalmente con función defensiva y de avistamiento.

Glendalough

The Priest House

La Casa de los Curas es una pequeña construcción del siglo XII; debe su nombre a que a su alrededor están enterrados los curas que murieron en Glendalough, todo en tumbas con cruces celtas. Se dice que la función principal del edificio era de oratorio o mortuorio y, si miras con cuidado, puedes ver en las piedras relieves  con figuras de monjes.

Glendalough

St. Kevin´s Kitchen

Es uno de los edificios mejor conservados que, a pesar su nombre, es un oratorio construido entre los siglos XI y XII con una pequeña sacristía y dos niveles separados. Tiene una pequeña torre cónica y lo curioso es que el techo está construido en su totalidad de piedra sin argamasa.

St. Kieran’s Church

Junto al anterior encontramos las ruinas de una pequeña iglesia, de la que queda solamente su base.

Glendalough

‘Deerstone’ – Bullaun Stone

Fuera del recinto monástico, al cruzar un pequeño puente sobre el río, encontramos la Piedra del Ciervo que también es conocida como piedra Bullaun. Se trata de una piedra con un hueco artificial, que se usaba como mortero para rituales o tal vez como estación de peregrinación.

Glendalough

El nombre de la piedra proviene de una leyenda: la esposa de uno de los obreros del monasterio murió dando a luz a mellizos, y este solicitó ayuda a San Kevin. El santo pidió a Dios que ayudara al obrero, y le envió una cierva que derramaba leche todos los días en la piedra para que el obrero pudiera alimentar a sus mellizos.

Lower Lake

Desde las ruinas hay un camino que lleva a los dos lagos, alimentados por el río Glenealo que se une al Glendasan después del conjunto monástico. Es un paseo muy cómodo y uno de los imprescindibles de Glendalough. A muy pocos metros desde la Piedra del Ciervo encontramos el Lago Inferior, el más pequeño.

Glendalough

Upper Lake

Finalmente llegamos al Lago Superior, que tiene una gran inmensidad y en el fondo las montañas. Nosotros solo llegamos hasta este punto, pero desde aquí se puede seguir caminando por la orilla del lago y subir hasta un mirador para divisar todo el valle.

Glendalough

Reefert Church

Muy cerca del Lago Superior encontramos esta pequeña iglesia, construida en el siglo XI y utilizada como mausoleo por el clan O´Toole, que fueron gobernantes locales. El nombre la iglesia proviene del irlandés Righ Fearta, que significa lugar sagrado de los reyes. Las ruinas están rodeadas por tumbas de un antiguo cementerio y un muro de piedra.

También se puede ver Poulanass Waterfall, St. Kevin’s Cell, St. Kevin’s Bed, St. Saviour’s Priory y Derrybawn Bridge.

Derrybawn Bridge
Derrybawn Bridge

Alrededores de Glendalough

En los alrededores de Glendalough hay muchos otros atractivos para ver que forman parte del condado de Wicklow, algunos de ellos son los siguientes:

Miners Way

El Camino de los Mineros es un sendero señalizado que abarca tres valles: Glendasan, Glendalough y Glenmalure. Con unos 19 kilómetros de longitud, tiene restos de antiguas explotaciones mineras y plantas de tratamiento del siglo XIX. Nosotros solo estuvimos en la antigua Mina Hero de plomo y zinc, al borde de la carretera R756.

Miners Way Glendalough

Powerscourt Waterfall

Esta cascada está considerada la más alta de Irlanda, con una caída de 121 metros de altura.

Powerscourt Waterfall

Lough Bray

En uno de los muchos lagos que hay en el Parque Nacional Wicklow. Se trata de un conjunto de dos lagos que tienen en medio un mirador conocido como Eagle Crag. La zona es ideal para realizar ruta de senderismo alrededor de los lagos.

Lough Bray

Lough Tay

También conocido como Lago Guinness por el color negro de sus aguas, solo se puede ver desde un mirador ya que se encuentra en una finca privada y está prohibido acercarse.

Lough Tay

Ballinastoe Woods

Muy cerca de Lough Tay nos detuvimos en Ballinastoe Woods, un bosque de pinos que tiene una ruta de senderismo de 5 kilómetros; un tramo se realiza por una pasarela de madera cuya imagen es muy famosa en redes sociales.

Glenmacnass Waterfall

Otra de las cascadas que visitamos en los alrededores deGlendalough fue Glenmacnass, una cascada de 80 metros de altura situada en la cabecera del valle de Glenmacnass, en las montañas de Wicklow. Para poder verla mejor hay que aparcar el coche en la parte superior de la cascada y caminar por la carretera.

Glenmacnass Waterfall

St Kevin´s Way

Así como en España tenemos el Camino de Santiago, en Irlanda está el Camino de St. Kevin, un camino de peregrinación de solamente unos 30 kilómetros de recorrido que inicia en el pueblo de Hollywood, cruza Wicklow Gap y termina en Glendalough. No lo hicimos pero sí estuvimos en las montañas por donde pasa.

St Kevin´s Way

Vartry Reservoir – Lower Draw Tower

El último punto que visitamos fue el pueblo de Roundwood, donde se encuentra el embalse de Vartry. Tiene dos pequeñas torres unidas por un puente, que no son más que torres de drenaje que extraen agua del embale y las transportan hasta una planta de tratamiento.

Vartry Reservoir - Lower Draw Tower

Dónde dormir en Glendalough

Tuvimos dos alojamientos para quedarnos en Glendalough: Riversdale  House B&B y Sliabh Amharc. Recomendamos esta última, que tiene un gran desayuno continental dentro de la habitación. Si necesitas reservar, lo puedes hacer desde aquí:

Booking.com

Nos despedimos de Glendalough y nos dirigimos a otros condados de Irlanda para seguir descubriendo sus maravillas. Si viajas a Irlanda, no dejes de conocer el condado de Wicklow y todo lo que ofrece.

¡¡Hasta el próximo post!!