El Puerto de Mazarrón es una localidad histórica de la costa murciana, ubicada en una amplia bahía a unos 6 kilómetros del pueblo del interior, que se desarrolló desde sus orígenes gracias al comercio y a las minas de alumbre, plomo y plata ya explotadas en tiempos de los fenicios. Más tarde, en la época tardorromana (siglos IV-V d. C.), fue un enclave dedicado a la pesca y a la fabricación de salazones que, junto con la alfarería y la industria del esparto, hicieron de la localidad un gran centro económico del litoral murciano.

Hoy en día, además de ser un lugar de veraneo frecuentado por nacionales y extranjeros, es un municipio que cuenta con numerosos yacimientos arqueológicos.

¡Vamos a conocer algunos de ellos!

Qué ver en el Puerto de Mazarrón

Yacimiento Arqueológico Villa del Alamillo

Las villas romanas eran un conjunto de viviendas unifamiliares autosuficientes. En estas villas solían tener un área industrial destinada la producción de salazones, muy comunes en las cercanas a la costa. Aquí se puede apreciar este área, con seis piletas para fabricar salazones y garum, una salsa de pescado.

Qué ver en el Puerto de Mazarrón

Esta villa, situada en la playa del Alamillo, debió de ser fundada en la segunda mitad del siglo I d. C., y también tuvo termas, así como una zona agrícola con tierras regadas desde la cercana Balsa del Alamillo.

En la playa del Rihuete se encontraron restos de otra villa del siglo I a. C.

Balsa de El Alamillo

En la calle Cabo Finisterre, rodeada de viviendas bajas, encontramos esta balsa romana para distribuir agua, construida probablemente durante la segunda mitad del siglo I d. C. Es rectangular y sus muros, de casi un metro de grosor, están construidos con piedra y cal; podría almacenar unos 250000 litros de agua. Hasta ella llegaba un acueducto  de unos 5 kilómetros de longitud que traía agua desde un manantial actualmente seco.

View this post on Instagram

Balsa de El Alamillo

A post shared by Ira de Recuerdos De Mi Mochila (@ira_viajero) on

Acueducto del Arco

Muy cerca de la balsa romana, en la calle Cabo Oyambre encontramos un tramo de este acueducto, que no es el romano, sino una obra de los siglos XVIII-XIX que aportaba agua desde el nacimiento del Alamillo. Estuvo en uso hasta hace solo unas décadas, cuando el agua del nacimiento se agotó y los cultivos que regaba se abandonaron.

View this post on Instagram

Acueducto del Arco

A post shared by Ira de Recuerdos De Mi Mochila (@ira_viajero) on

Casa romana

En la calle Era se encontró un conjunto de viviendas unifamiliares y una necrópolis. Los restos que se ven hoy día pertenecen a lo que fue una vivienda unifamiliar que formaba parte de un núcleo de casas tardorromano, construido en una colina próxima al puerto. El esquema de la casa sería el clásico romano, con un espacio central en torno al cual se distribuían las habitaciones.

View this post on Instagram

Casa romana

A post shared by Ira de Recuerdos De Mi Mochila (@ira_viajero) on

Museo Arqueológico y Factoría Romana de Salazones

Este museo, declarado Bien de Interés Cultural en 1995, alberga los restos de una factoría tardorromana en la que se limpiaba, troceaba y salaba el pescado para la fabricación de salazones y la salsa garum. Las industrias de salazones ya comenzaron a proliferar en el siglo I a. C. en las costas del sur peninsular y del norte de África, pero esta data de los siglos IV-V d. C. Normalmente se situaban cerca del puerto para facilitar el trasporte del pescado, y lo más característico eran sus piletas o tanques de salazón para macerar el pescado con la sal durante periodos de entre 20 días a 3 meses. También había salas de limpieza, despiece y almacenes.

View this post on Instagram

Museo Arqueológico y Factoría Romana de Salazones

A post shared by Ira de Recuerdos De Mi Mochila (@ira_viajero) on

Mediante diversos paneles explicativos se van conociendo diversos aspectos de la factoría, como el trabajo que se realizaba, la función del garum en la cocina romana e incluso algunas recetas de la época.

También encontramos otros elementos romanos, como un miliario encontrado en Mazarrón que debió de pertenecer a una calzada secundaria, o un amuleto fálico alado.

Y además, un espacio para el aspecto funerario, con algunas tumbas encontradas en la necrópolis de La Molineta.

Nos encantó este pequeño museo con su rico patrimonio arqueológico, encontrado en todo el municipio de Mazarrón, y sus interesantísimas explicaciones. ¡Además, es gratuito!

Centro de Interpretación Barco Fenicio

En el año 1988 se descubrieron los restos del barco fenicio Mazarrón 1 y en 1995 el Mazarrón 2, ambos datados en la segunda mitad del siglo VII a. C., lo que las convierte en las embarcaciones fenicias más antiguas encontradas en todo el Mediterráneo. El Mazarrón 2 está casi completo pero sigue sumergido frente a la playa de La Isla, protegido por una esctructura metálica.  Estos hallazgos indican que Mazarrón pudo ser una escala intermedia entre los enclaves fenicios de Ibiza (Ebusus) y Cádiz (Gadir).

El Centro de Interpretación Barco Fenicio está situado en la playa de La Isla, y alberga gran cantidad de paneles explicativos sobre la historia y cultura fenicias y sus itinerarios comerciales en el Mediterráneo. También hay una reproducción de una típica nave fenicia.

Qué ver en el Puerto de Mazarrón

Antigua entrada abastecimiento a Las Salinas

Situada en la playa de La Pava, se trata de los restos de la entrada del agua del mar que se utilizaba para obtener sal por evaporación de la misma. Su explotación pudo iniciarse ya en época romana, pero estos restos son del siglo XX. La entrada de agua se hacía mediante una maquinaria de bombeo que hacía un característico ruido, por lo que era conocida como “pim-pam”.

Qué ver en el Puerto de Mazarrón

Mirador Cabezo del Gavilán

Se trata de un pequeño promontorio rocoso que separa las playas de Bahía y La Pava. Su ocupación inicial tuvo lugar en los primeros siglos del II milenio a. C. Posteriormente, será utilizado por los fenicios como pequeño enclave comercial y más tarde como factoría destinada a la obtención de plata. Tras su abandono en la época romana, el lugar vuelve a ser ocupado a finales del siglo I a.C. de nuevo con fines económicos. Encontramos el lugar tapado por obras de excavación, pero pudimos subir hasta el mirador, desde el que se tienen unas bonitas vistas del mar.

Qué ver en el Puerto de Mazarrón

Alrededores del Puerto de Mazarrón

Centro de Interpretación Torre de los Caballos de Bolnuevo

La Torre de los Caballos se construyó en el siglo XVI con el fin de defender la costa de posibles ataques de piratas berberiscos que llegaban desde las ciudades corsarias del norte de África. Forma parte de un sistema de torres vigía estratégicamente situadas a lo largo del litoral murciano, como la Torre del Faro en el Puerto de Mazarrón o la Torre del Molinete en Mazarrón pueblo. Está declarada Bien de Interés Cultural desde 2007. En el Centro de Interpretación hay varios paneles explicativos que narran todo esto con mucho más detalle.

Anexa a la Torre está la Capilla de la Purísima de Bolnuevo, que se construyó a mediados del siglo XX para conmemorar el milagro ocurrido en sus cercanías, según el cual la misma Virgen ahuyentó a unos piratas que iban a atacar a los vecinos de Mazarrón.

Erosiones de Bolnuevo

También conocida como la Ciudad Encantada de Bolnuevo, este conjunto de caprichosas formaciones es el resultado de la erosión del viento y el agua sobre la roca arenisca blanca. Ha sido declarado Monumento Natural de la Región de Murcia en marzo de 2019. ¡Un paisaje verdaderamente espectacular!

Qué ver en el Puerto de Mazarrón

Compendio de minas abandonadas

Durante los siglos XIX y XX se produjo un resurgimiento minero e industrial gracias a la vuelta a la explotación de antiguas minas, principalmente las de los cotos de San Cristóbal y Los Perules. Estas instalaciones hoy en día se encuentran abandonadas, pero las ruinas de los edificios resultan espectaculares en un paisaje de tonos ocres y rojizos como si fuera de otro planeta. Es fácil recorrer este paisaje por libre como hicimos nosotros, pero también se organiza alguna visita guiada.

Qué ver en el Puerto de Mazarrón

Otros lugares interesantes para ver en las proximidades son: Torre de Santa Elena en la Azohía, Baño de la Marrana en Isla Plana, Castillo de los Vélez en el Pueblo de Mazarrón, Yacimiento Cabezo del Plomo del periodo Neolítico final-Calcolítico, Calas de Bolnuevo…

¿Os ha sorprendido el Puerto de Mazarrón tanto como a nosotros?

¡¡Hasta el próximo post!!