Durante nuestra  ruta de 15 días por Galicia visitamos muchas localidades y lugares interesantes. Uno de ellos fue el Castro de Santa Tecla o Santa Trega, que se encuentra la en la localidad costera de A Guarda en Pontevedra, muy cerca de la desembocadura del Miño y la frontera portuguesa.

Pero, ¿sabes qué es un castro? Se trata de poblados fortificados de origen prerromano que se empezaron a habitar desde el siglo VI a. C. y que se caracterizan, en su gran mayoría, por sus viviendas de piedra de planta circular y por no tener calles rectas.

El Castro de Santa Tecla es el más emblemático y visitado de Galicia y fue declarado Monumento Histórico Artístico Nacional en 1931; también es Bien de Interés Cultural. Por las últimas investigaciones que se han realizado en este castro, se confirma que su primera ocupación data al menos del siglo IV a. C. y que tiene influencias púnica y romana.

La ruta púnica de comercio iba desde la antigua Gadir (Cádiz) hasta esta zona en busca de materiales y esclavos, por lo que se confirma la importancia del poblado de Santa Tecla desde esa época, tanto que se cree que en él vivieron entre 3000 y 5000 personas.

¿Te vienes a conocer con nosotros el Castro de Santa Tecla? ¡Sigue leyendo!

Castro de Santa Tecla

Visita al Castro de Santa Tecla

Yacimiento arqueológico del Barrio de Mergelina

Al subir al monte Santa Tecla, lo primero que visitamos es el conocido como el Barrio de Mergelina. Es un yacimiento que lleva este nombre en honor al catedrático Cayetano de Mergelina y Luna, que en 1928 realizó junto a su equipo los trabajos que descubrieron una gran cantidad de viviendas en la ladera oriental del monte.

Castro de Santa Tecla

Castro principal

En el lado occidental del monte encontramos la parte del castro más visitada y la más interesante a nuestro parecer. Se trata de los restos de un grupo de casas de forma circular situadas dentro de un pequeño perímetro triangular delimitado por una muralla.

Castro de Santa Tecla

Se puede entrar para ver más de cerca las bases circulares de las casas y poder caminar entre ellas, aunque hay que hacerlo con mucho cuidado, evitando subir en ellas para no deteriorarlas, ya que son construcciones de hace miles de años.

Castro de Santa Tecla

Aunque cuando se observa la zona da la impresión de que no existió un orden en la construcción de las casas, es solo apariencia ya que la planificación urbanística del castro se complementa con una compleja red de canales de evacuación de aguas pluviales y aljibes.

Castro de Santa Tecla

Casa reconstruida

En esta zona también encontramos la reconstrucción de una casa típica de este tipo de castro, donde se puede apreciar cómo se vivía en este tipo de viviendas. Prácticamente sólo tenían una zona central donde se ubicaba el fuego y un segundo nivel en la parte superior para dormir, así el calor del fuego los calentaba en la noche.

Castro de Santa Tecla

En el momento en que visitamos el castro era muy temprano y se podía apreciar un manto blanco de nubes sobre la desembocadura del río Miño.

Castro de Santa Tecla

Viacrucis

En el monte también encontramos un viacrucis que sube hasta la ermita dedicada a Santa Tecla, que data del siglo XII y que tiene delante el crucero de San Francisco del siglo XVI que recuerda a esta congregación que habitó la isla portuguesa de A Ínsua situada en la desembocadura del Miño.

Museo Arqueológico del Monte Santa Trega (MASAT)

En la cima del monte Tecla encontramos el MASAT, un museo arqueológico que ofrece una completa colección de labras, esvásticas, monedas romanas y objetos de cerámica y vidrio. Destaca entre todas las piezas el Cabezón de Tecla, hallado durante una de las excavaciones.

Miradores

En el monte, por su altitud también destacan los miradores naturales con las mejores vistas de la zona:

  • Mirador Pico do Facho: con las mejores vistas sobre el valle del Rosal y el casco urbano y puerto de A Guarda.
Castro de Santa Tecla
  • Mirador Pico de San Francisco: Ofrece impresionantes vistas sobre el río Miño y su desembocadura al Océano Atlántico.
Castro de Santa Tecla

El castro a vista de dron

Aprovechamos que llegamos temprano a visitar el castro y realizamos un vídeo aéreo sin muchas personas, para apreciar desde el aire las formas de los diferentes barrios:

Ubicación del Castro de Santa Tecla

El castro se encuentra a unos 341 metros de altitud en el monte Santa Tecla y goza de unas vistas privilegiadas con toda la desembocadura del Miño y a la localidad de A Guarda.

Además, existe una red de 7 senderos, unidos entre sí, en la ruta de senderismo PR-G 122 Camiños do Trega para conocer el monte con más calma.

Tarifas y horarios del castro de Santa Tecla

La visita a los diferentes restos arqueológicos del castro y al museo es gratuita, pero subir hasta el monte donde se ubica el castro sí tiene su tasa de acceso. Los coches deben pagar en la garita de subida al monte 3€ por coche, 2€ por moto y 4€ las caravanas, adicional por persona se debe pagar 1,50€. Si se accede a pie, hay que pagar un precio simbólico para acceder al museo. La visita a todo el castro es gratuita el primer sábado de cada mes.

Nosotros fuimos en verano y el horario de visita se extendía hasta las 20:00 desde las 10:00, ininterrumpidamente. En invierno el horario se reduce hasta las 17:00. Los lunes el acceso esta cerrado.

Existen visitas guiadas que dan mucha más información sobre el castro y sus habitantes, pero estas deben reservarse con antelación en MASAT  o en la Oficina de Turismo de A Guarda.

Conocer estos yacimientos arqueológicos de culturas pasadas nos da una idea de cómo hace muchos años estas civilizaciones vivían con el poco avance que tenían, aprovechando el entorno en su máxima capacidad. Si visitas Galicia no dejes de visitar este castro y tampoco te pierdas A Guarda; tal vez te interese nuestro artículo

Qué ver en A Guarda

¡¡Hasta el próximo post!!