Écija es una localidad sevillana situada en el valle del Genil, a una hora de la capital hispalense. Aunque sus orígenes se remontan a un poblado turdetano, fue en la época romana cuando alcanzó gran importancia, con la fundación de la Colonia Augusta Firma Astigi. Después, durante la dominación musulmana, fue capital de provincia, llamándose Istiya.

En el siglo XIII, la ciudad fue conquistada por Fernando III y tras la Edad Media, el siglo XVIII fue otra etapa de esplendor en Écija, debido al poder aristocrático y eclesiástico; fue cuando se construyeron la mayoría de iglesias, conventos y palacios que tan buen ejemplo son del barroco andaluz, al igual que en Priego de Córdoba. Características son las torres de estas iglesias, que le han valido a Écija el título de “ciudad de las torres”.

Veamos este gran patrimonio monumental, aunque diremos que sólo pudimos contemplar su exterior, ya que estuvimos un día de Año Nuevo y encontramos todo cerrado.

Qué ver en Écija en un día

Legado romano

Son numerosos los restos romanos que han llegado hasta nuestros días. El más grande es el gran estanque de la Plaza de España, que se encuentra en el interior de un recinto cubierto y cerrado. Los demás están en el Museo Histórico Municipal.

Muralla árabe

Écija fue un lugar amurallado desde la época romana, pero los restos que se conservan hoy día pertenecen a la muralla musulmana, del siglo XII. Se pueden ver algunos tramos y sobre todo torreones, como el de la calle Merino o este otro de la plaza Colón.

Murralla árabede Écija

Iglesias

Iglesia Mayor de Santa Cruz

Se trata de un templo construido en el lugar donde estuvo la mezquita mayor y más tarde una iglesia de estilo gótico mudéjar. El edificio actual, de estilo neoclásico, se construyó entre los siglos XVIII y XIX, aunque quedó inconcluso, como puede verse en su exterior. Tiene una bonita torre renacentista.

Parroquia de Santa María

Originalmente fue una iglesia medieval de estilo gótico mudéjar, que fue reformada en varias ocasiones durante los siglos XVI y XVII. En el siglo XVIII se construyó el templo actual, con elementos barrocos y neoclásicos. Preciosa la puerta de entrada.

Esta iglesia también tiene su torre, de más de 50 metros de altura e inspirada en la Giralda de Sevilla.

Parroquia de Santa María en Écija

Además, la iglesia cuenta con un museo parroquial con restos arqueológicos de las épocas prehistórica, romana y musulmana.

Iglesia de San Juan Bautista

Esta iglesia surge de la unión de dos capillas contiguas que quedaron tras el derribo de un anterior templo mudéjar. También tuvo varias reformas den los siglos XVI y XVII.

Muy bonito el patio exterior de acceso y que en realidad es parte de una iglesia neoclásica que comenzó a construirse para sustituir a la que se ve ahora, pero quedó inacabada.

La torre de esta iglesia, del siglo XVIII, tiene 46 metros de altura y 8 campanas. Está coronada por una veleta en forma de ángel y se puede subir para admirar las vistas.

Iglesia de San Juan Bautista Écija

Iglesia Convento de San Pablo y Santo Domingo

Este templo se construyó en el siglo XIV y tiene como protagonista a San Pablo, patrón de Écija.  San Pablo realizó un milagro en febrero de 1436 según el cual, unió los dedos de una mano de un joven de la localidad ordenándole que dijera a los habitantes que hicieran penitencia, ya que no eran buenos cristianos; todos procesionaron hasta el monasterio de Santo Domingo y el Santo sanó la mano del joven.

Iglesia Convento de San Pablo y Santo Domingo Écija

La torre de esta iglesia tiene menos de 30 metros de altura porque está inacabada.

En el interior no hay que perderse la Capilla de la Virgen del Rosario, que es el mejor ejemplo del barroco ecijano.

Iglesia de la Purísima Concepción

También conocida como Iglesia de las Gemelas por las dos torres de su portada, que son lo único que queda del antiguo convento de La Merced del siglo XVII.

Iglesia de la Purísima Concepción Écija

Otras iglesias, con sus respectivas torres son: Iglesia de Santiago, Iglesia de la Victoria, Iglesia de San Gil, Iglesia de Santa Ana, Iglesia de Nuestra Señora del Carmen. Todas ellas, junto con las descritas, forman parte de la ruta de las torres de Écija.

Una que nos habría encantado ver por dentro es la Iglesia de la Limpia Concepción de Nuestra Señora o de los Descalzos, que tiene un exterior sencillo pero un espectacular interior barroco.

Palacios

Palacio de Peñaflor

Bonito edificio del siglo XVIII que fue residencia de los Marqueses de Peñaflor hasta mediados del siglo XX. Tiene una portada monumental en la que destacan el balcón y las columnas salomónicas de la parte superior.

Palacio de Peñaflor Écija

Pero lo realmente espectacular es el balcón de la pared que sigue la curva de la calle, con más de 60 metros de longitud y rodeado de pinturas al fresco policromadas.

Écija

En el interior hay que ver la decoración de la escalera de subida a la planta alta. El edificio es Monumento Histórico Artístico desde 1962 y Bien de Interés Cultural.

Palacio de Valdehermoso

Este edificio tiene una magnífica portada plateresca del siglo XVI. A tener en cuenta los fustes de las columnas, que datan de época romana.

View this post on Instagram

Palacio de Valdehermoso en Écija

A post shared by Ira de Recuerdos De Mi Mochila (@ira_viajero) on

Palacio de Benamejí

Se trata de un edificio barroco del siglo XVIII, construido con ladrillo y piedra, que actualmente es sede del Museo Histórico Municipal. Nos dio mucha pena encontrarlo cerrado (era día 1 de enero), ya que alberga colecciones del pasado histórico de Écija, con mosaicos romanos de los que tanto nos gustan L

En el exterior, destaca su portada monumental con dos torres mirador.

View this post on Instagram

Palacio de Benamejí en Écija

A post shared by Ira de Recuerdos De Mi Mochila (@ira_viajero) on

Y en su interior pudimos ver, justo enfrente de la puerta de entrada, una escalera con dos tramos que sube bajo una bóveda de media naranja y tres arcos apoyados en columnas dobles de jaspe rojo.

Casa-Palacio de Lasso de la Vega

Edificio del siglo XVI que cuenta con una portada barroca en la que hay un frontón con el escudo de la familia.

De la misma familia es el Palacio de los Garcilaso, de portada similar al anterior.

Casa-Palacio de Cárdenas y Prado Castellano

Este inmueble a los marqueses de la Garantía y tiene una elegante portada del siglo XVIII con el escudo del marquesado. A través de una verja de hierro se puede ver un bonito patio con una fuente rodeada de palmeras y cipreses.

Casa-Palacio de Cárdenas y Prado Castellano Écija

Otros palacios para conocer son el Palacio de Santaella, el Palacio de los Palma, el Palacio de Justicia, la Casa-Palacio de los Pareja (Biblioteca Mucicipal) y la Casa-Palacio de los Granados (hotel)… ¡y muchos más entre casas-palacio y casas señoriales!

Conventos

Convento de las Florentinas

Este templo es uno de los templos más antiguos de Écija, ya que fue fundado en el siglo XIV por la orden de Santo Domingo de Guzmán. Hoy en día está habitado por una comunidad de Madres Dominicas que elaboran productos de repostería artesanal.

Convento de la Santísima Trinidad y Purísima Concepción

Construido en el siglo XVI, también es conocido como Convento de las Marroquíes en recuerdo del apellido de sus fundadoras, las hermanas Marroquí. El edificio tiene un bonito campanario barroco.

Convento de la Santísima Trinidad y Purísima Concepción Écija

Nosotros solo pasamos por estos dos conventos, pero hay más: Convento de las Filipenses, Convento de las Teresas, Convento de las Hermanas de la Cruz (Capuchinos), Convento de la Merced y Real Convento de Santa Inés.

 Otros lugares de interés

  • Mirador de Benamejí, edificio del siglo XVIII desde el que las familias nobles miraban festejos de la plaza.
  • Plaza de Abastos o mercado de Écija, Monumento Nacional desde 1817.
  • Casa del Gremio de la Seda, edificio del siglo XVIII con preciosa fachada de colores.
  • Arca Real del Agua del siglo XVI, para distribuir el agua del Genil a las fuentes de la ciudad.
  • Carnicerías Reales del siglo XVI, que han tenido diferentes usos a lo largo del tiempo.
  • Yacimiento arqueológico Plaza de Armas, ubicado en la antigua plaza de armas del Alcázar Real con restos turdetanos, romanos, musulmanes  y medievales.

Alrededores

A poco más de media hora de trayecto en coche encontramos Carmona, Marchena y Osuna,  localidades monumentales también con mucho para ver.

Y así terminamos nuestra visita a Écija, que nos sorprendió muy gratamente. Sabemos que el interior de las iglesias es precioso, así que nos gustaría volver para poder admirar todos estos interiores, así como los de los palacios, y también el museo y el yacimiento arqueológico.

¡¡Hasta el próximo post!!