El último sábado de agosto tuvimos la oportunidad, junto con otros bloggers,  de conocer la XXI edición de la Fiesta de los Gancheros del Alto Tajo, que este año 2017 se celebraba en Taravilla, Guadalajara. Desde hace 21 años, la Asociación de Municipios Gancheros del Alto Tajo, formada por Zaorejas, Peñalén, Poveda de la Sierra, Taravilla y Peralejos de las Truchas, tiene como escenario el Parque Natural del Alto Tajo para esta fiesta llena de tradición.

Fiesta de los Gancheros del Alto Tajo

Las actividades comenzaron temprano, con una concentración a las 9:00 de gancheros y dulzaineros en la plaza del Ayuntamiento de Taravilla, vestidos con sus trajes típicos; también hubo reparto de rosquillas y aguardiente para afrontar la jornada con energía.
Fiesta de los Gancheros del Alto Tajo
Los gancheros, en un oficio centenario, comenzaban el transporte de troncos a principios o mediados de marzo, aprovechando la crecida del río con el deshielo, como bien dice el refrán “marzo, con sus marzadas, se lleva las maderadas”, y terminaban a finales de junio o principios de julio. Unos 50000 troncos eran llevados cada año hasta Aranjuez e incluso Talavera de la Reina para diversas construcciones, como el Palacio Real de Aranjuez.
Es una labor que se llevaba a cabo en ríos de toda Europa y en España, además de en el Tajo, en el Turia y el Gállego.
La actividad ganchera que conmemora la que tenía lugar antaño consiste en la suelta de 20 troncos de pino silvestre, de madera resistente pero ligera para flotar, y su transporte río abajo durante algo más de 1 kilómetro para después sacarlos con ayuda de mulas.
Para llegar al lugar de la suelta de los troncos, hay que salir de Taravilla por la carretera  CM-210 en dirección Poveda de la Sierra y tomar un desvío a mano izquierda por una pista de tierra hacia la laguna de Taravilla. Una vez pasada ésta, debemos dejar el coche y continuar andando a partir de una explanada, por un sendero señalizado con un cartel de suelta de troncos.
Caminaremos algo más de 1 kilómetro, quedando el río abajo, hasta llegar a una pequeña “playa” donde estarán los troncos dispuestos para ser rodados hasta que caigan al agua.
Esta distancia después deberemos desandarla, ya que es el tramo de río por el cual discurren troncos y gancheros hasta volver a la explanada inicial, donde tendrá lugar la saca de los troncos.
¿Cómo era el trasiego por el Tajo?
El trabajo de los gancheros es una actividad muy organizada. Dispuestos en el suelo todos los troncos a transportar, tres grupos de gancheros se  dividen el trabajo. El primer grupo se encarga de empujar los troncos a un segundo grupo que está en la orilla del río.
Fiesta de los Gancheros del Alto Tajo
Este segundo grupo se encarga, con los ganchos, de hacer rodar los troncos sobre otros dos troncos puestos en perpendicular para que los primeros puedan caer al agua. En estas dos etapas del trabajo es fundamental el uso de los ganchos.
Ya estando los troncos en el agua, un tercer grupo se encarga de hacer pequeños grupos de troncos sueltos para transportarlos por el caudal.
Fiesta de los Gancheros del Alto Tajo
Los gancheros que están en el agua también son los encargados de hacer pequeñas balsas para ir de pie o sentados durante el trayecto. Se dispone de dos o tres troncos que amarran en ambos extremos para hacer una pequeña balsa y poder ponerse de pie.
Y como este es un trabajo de mucho esfuerzo se sigue manteniendo la tradición de tomar vino en bota, para hacerlo más llevadero.
Fiesta de los Gancheros del Alto Tajo
Ya con todos los troncos sobre el agua, los gancheros se suben sobre sus pequeñas balsas para iniciar el trasiego. En esta representación vimos personas mayores de mucha experiencia pero también una nueva generación que está aprendiendo esta labor.
Parece una tarea fácil pero vimos gancheros caer al agua y es comprensible, se necesita mucha práctica para mantener el equilibrio.
Fiesta de los Gancheros del Alto Tajo Fiesta de los Gancheros del Alto Tajo
Pasado un poco más de un kilómetro sobre el río Tajo se realizó una demostración de cómo se sacaban los troncos del agua, a través de dos mulas se enganchas pequeños grupos de troncos que son arrastrados hasta un área donde se apilan.
Fiesta de los Gancheros del Alto Tajo
Realmente este trabajo que lleva muchos años realizándose llego a ser de mucha importancia para las construcciones de importantes palacios en España y que fue un trabajo de mucho sacrificio que mantenía a los gancheros alejados de sus familias por meses mientras bajaban los troncos por el río hasta su destino. Si quiere revivir un poco de este día, mira el siguiente vídeo.

Tras asistir a esta tradicional representación, hubo un homenaje al escritor José Luis Sampedro por el centenario de su nacimiento. A él debemos que se diese a conocer esta labor y que se conozcan a los gancheros como “Los pastores del bosque flotante”, gracias a su novela El río que nos lleva, escrita en 1961.

Así concluye nuestra experiencia en la Fiesta de los Gancheros del Alto Tajo , en la cual pudimos conocer de primera mano cómo se desarrolló durante años esta labor, convertida hoy en día en Fiesta de Interés Turístico Regional.

¡¡Hasta el próximo post!!

Gancheros del alto Tajo: Los pastores del bosque flotante
5 (100%) 1 vote