Montemayor del Río es un bonito pueblo salmantino no muy conocido pero que merece mucho la pena visitar. Está localizado al sur de la provincia, en las cercanías de la Sierra de Béjar y del Parque Natural de Las Batuecas-Sierra de Francia, a poca distancia ya de Extremadura. Asentado sobre una colina y a orillas del río Cuerpo de Hombre, de ahí proviene su nombre: monte elevado por el que pasa un río.

Montemayor tuvo su origen en un castro celtibérico, después perteneció a Mérida en tiempos romanos, estando situado muy cerca de la calzada romana de la Plata, y al reino de Badajoz durante el dominio musulmán. En la Edad Media jugó un papel importante en diversas luchas entre los reinos de Castilla y de León, siendo protagonista el imponente castillo que preside la localidad.

Desde 1982 ostenta el título de Conjunto Histórico Artístico por su patrimonio monumental teniendo, además, un privilegiado entorno natural que da  lugar a varias rutas senderistas para conocerlo y disfrutarlo.

Qué ver en Montemayor del Río

Lo mejor es pasear por las calles del pueblo para ver su arquitectura tradicional con entramado de madera, similar a la de otros pueblos de la zona como Béjar, Candelario, los de la Sierra de Francia o los del norte de Cáceres.

Montemayor del Río

Castillo de San Vicente

También conocido como castillo del Paraíso, se levantó a finales del siglo XIII sobre los restos de una fortificación anterior por orden del Infante Don Pedro, hijo del rey Alfonso X el Sabio y primer Señor de Montemayor. El castillo actual es una restauración del siglo XX, llevada a cabo sobe lo que se conservaba una reconstrucción de los siglos XIV y XV. La fortaleza siempre tuvo gran importancia por su situación estratégica dominando la Vía de la Plata. En el siglo XVI se convirtió en residencia palacial de los marqueses de Montemayor, siendo finalmente abandonado a principios del siglo XVII.

Castillo Montemayor del Río

El castillo tiene planta pentagonal irregular con torres cuadradas en cada uno de sus vértices, excepto la más cercana a la torre del homenaje, que es circular. Está rodeado por un gran foso.

En su interior está el Centro de Interpretación del Medievo, con paneles explicativos sobre castillos y fortalezas en el occidente de Castilla y León. Ocupa el espacio que antiguamente fue la cocina, que tiene una chimenea con unas curiosas escaleras y un pozo sobre el que hay una leyenda según la cual, del pozo parte un túnel que llega hasta el Palacio Ducal de Béjar, ya que el duque de Béjar se había enamorado de la princesa del castillo de Montemayor.

Castillo Montemayor del Río

Durante la visita se puede ver la sala del señor, la sala de los niños con juguetes de la época y la sala de la señora, con libros y útiles de costura.

Castillo Montemayor del Río

El castillo fue declarado Bien de Interés Cultural en 1949. Actualmente solo se puede conocer con visita guiada, comprando la entrada directamente en la taquilla; el precio en 2021 es de 3€. Además, tiene un restaurante en el que degustar originales platos: nosotros probamos unas patatas revolconas con pulpo y albóndigas de rabo de toro estofado… ¡para chuparse los dedos!

Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción

Enfrente del castillo está la iglesia, cuya construcción data del siglo XIII en estilo románico de transición al gótico; la torre fue añadida posteriormente, en el siglo XV. En su interior hay un retablo renacentista.

Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción

Plaza mayor

En ella podemos encontrar casas señoriales con escudos en las fachadas, como la Casa de los Tostado. En la parte baja de la plaza está la Casa del Concejo, actual Ayuntamiento. Se trata de un edificio del siglo XVI que albergaba la casa del alcalde, la sala del concejo, la audiencia pública y la cárcel. Presidiendo la plaza está la antigua picota o rollo de justicia, también del siglo XVI, convertida en fuente.

Plaza mayor Montemayor del río

Muralla y cubo

La muralla fue construida probablemente en los siglos XIV y XV; hoy en día no queda mucho, debido a que fue utilizada para construir viviendas  en épocas posteriores. La muralla tenía un doble objetivo: uno defensivo y otro social, para separar el poder civil, religioso y militar del resto de los habitantes. En la calle del Cubo se puede ver el fragmento más grande conservado junto con uno cubo circular. En la plaza mayor hay otro tramo.

Ermita de San Antonio

En la parte baja del pueblo, ya cerca de la salida (o la entrada, según se mire) encontramos esta ermita junto con un crucero, muy cerca del puente de piedra sobre el río Cuerpo de Hombre y del área recreativa de la piscina natural. También cerca encontramos la Fuente Nueva junto a un olivo.

También encontramos el Centro de Interpretación del Castaño, cerrado en las dos ocasiones en las que hemos estado en el pueblo.

Rutas de senderismo en de miliarios de Montemayor del Río

Montemayor está rodeado de naturaleza, por lo que existen varias rutas de senderismo para realizar y así disfrutar de este precioso entorno:

  • Ruta 1 a Peña Almirez: de 6 kilómetros de longitud y dificultad media.
  • Ruta 2 o de la Cañada Real: de 5 kilómetros de longitud y dificultad media.
  • Ruta 3 o de los miliarios: de 12 kilómetros de longitud y dificultad media.
  • Ruta 4 camino de Valdelageve: de 10 kilómetros de longitud y dificultad baja.
  • Ruta 5 sendero micológico entre Montemayor del Río y El Cerro: de 9 kilómetros de longitud y dificultad media.

Nosotros hemos hecho la ruta de los miliarios, por el interés que nos despiertan los restos de culturas pasadas, en este caso la romana.

Ruta de miliarios de Montemayor del Río

Los miliarios eran columnas de granito que los romanos situaban en sus calzadas para indicar la distancia hasta la capital de provincia, de forma similar a nuestros mojones. Tenían una inscripción con el nombre del emperador con el que se construyó la calzada y un numeral que indicaba la milla de ubicación, medida equivalente a unos 1480 metros.

Es una ruta circular que discurre en su primera parte de forma paralela al cauce del río Cuerpo de Hombre, entre bosques de castaños, comenzando en la ermita de San Antonio. Tras unos metros de caminata, se llega al puente de Palo, que hay que cruzar para proseguir el camino.

Ruta de miliarios de Montemayor del Río

Después hay que seguir caminando durante varios kilómetros, disfrutando del paisaje que nos deja preciosas imágenes, sobre todo en otoño:

Ruta de miliarios de Montemayor del Río

Seguimos la ruta y a mano izquierda dejamos una construcción de piedra en la que creímos ver un resto de miliario reutilizado en la valla, aunque nos pareció una piedra con poco aspecto de antigüedad.

Ruta de miliarios de Montemayor del Río

Llegados a un punto, nuestro sendero se cruza con el Camino Real de la Plata. Hay que cruzar una puerta de metal verde para continuar en dirección al puente de la Malena, no hay que tomar el camino de la derecha que asciende pues nos llevaría a Puerto de Béjar.

Ruta de miliarios de Montemayor del Río

Tras cruzar la puerta, ahora sí seguimos por el Camino Real de la Plata, pero en dirección al puente de la Malena. Poco después encontramos el primer miliario, que se encuentra en mal estado debido a que fue reutilizado en la jamba de la puerta de un molino.

Ruta de miliarios de Montemayor del Río

Y después ya llegamos al puente de la Malena o de la Magdalena, de origen romano pero que fue reconstruido en el siglo XVIII al quedar maltrecho tras una riada en el siglo anterior.

Ruta de miliarios de Montemayor del Río

Aquí encontramos los restos de otro miliario, tras cruzar el puente, así com unos paneles explicativos con los miliarios que hay en los alrededores.

Ruta de miliarios de Montemayor del Río

Al ver el panel, decidimos ir en la búsqueda de algún miliario más. Tras haber cruzado el puente, seguimos el camino en dirección a Puesto de Béjar. Encontramos tres más: uno en el interior de un establo de propiedad privada, llamado miliario del Corral de Chinato; otro, en una de las puertas de dicha propiedad, utilizado como jamba, llamado miliario de la puerta del Corral de Chinato; el tercero, más adelante, en un edificio, llamado miliario del Parador de Sinforiano I.

Ruta de miliarios de Montemayor del Río

Más adelante quedaban algunos más, pero entre que no sabíamos a ciencia cierta si estaban en propiedades privadas y que teníamos que volver caminando a Montemayor, decidimos emprender el camino de vuelta, por la carretera. En total, tardamos unas 4 horas, teniendo en cuenta estos últimos miliarios que fuimos a buscar.

Alrededores de Montemayor del Río

  • Béjar y el precioso pueblo de Candelario.
  • Parque Natural de Las Batuecas-Sierra de Francia, con los pintorescos pueblos de La Alberca, Mogarraz, Miranda del Castañar, San Martín del Castañar y Sotoserrano; también la Peña de Francia con el Santuario de Nuestra Señora de Francia.
  • Ya en la provincia de Cáceres, el Valle del Ambroz, Las Hurdes o el Valle del Jerte.

¡¡Hasta el próximo post!!