Situada en el valle del Ródano, Orange es una ciudad de la Provenza francesa muy conocida por sus restos romanos, ya que fue fundada por este pueblo allá por el año 35 a.C. con el nombre de Colonia Julia Firma Secundanorum Arausio. Durante la Edad Media se convirtió en un pequeño territorio dependiente de la corona holandesa, hasta 1713 con el Tratado de Utrecht. Actualmente, la ciudad destaca por su Teatro Antiguo, uno de los mejor conservados del mundo, y su Arco del Triunfo, ambos declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en el año 1981.

¿Quieres saber qué ver en Orange en un día? ¿Vamos a verlos?

Qué ver en Orange en un día

Théâtre Antique d’Orange

Fue construido a principios del siglo I d.C., en época de Augusto, y tenía capacidad para unas 10000 personas. Ya en el exterior es espectacular su muro, que se mantiene íntegro con sus 103 metros de largo, 37 de altura y casi 2 de grosor.

En el interior, este muro daba al escenario y tenía mucha decoración con columnas y estatuas de emperadores y dioses; actualmente tiene un techo añadido de vidrio y metal que sustituye al original romano y que, en nuestra opinión, le resta atractivo al conjunto. Bajo las gradas, en las distintas habitaciones se pueden ver, mediante proyecciones, los personajes que han ido pasando por el teatro a lo largo de la historia.

Al lado del teatro están las ruinas del templo, consagrado al culto del emperador.

Qué ver en Orange en un día

Recomendamos hacer la visita con audioguía, pues se aprenden muchos datos interesantes, como por ejemplo la distribución del público en las gradas.

Durante el verano tiene lugar el famoso festival de música clásica y ópera les Chorégies de Orange.

Musée d’Art et d’Histoire d’Orange

Está incluido en la entrada del Teatro, es muy interesante de ver y no se tarda demasiado. Está en una bonita mansión del siglo XVII, justo enfrente del Teatro, y recorre la historia de la ciudad desde sus orígenes hasta el siglo XIX. Nos gustaron especialmente las salas dedicadas al mundo romano, en las que pudimos ver el famoso Mosaico de los Centauros, descubierto en 1994, y los restos de tres catastros grabados en mármol, descubiertos en 1949. También hay relieves que decoraban el muro del Teatro, diversas esculturas e incluso una columna.

El resto de salas tiene pinturas de épocas más modernas y telas provenzales.

Arc de Triomphe

También fue construido a principios del siglo I d.C., con roca caliza, y es uno de los mejores ejemplos de este tipo de construcciones romanas. Está situado en lo que era la Via Agrippa, que era una red de cuatro caminos que unían diferentes lugares de la Galia. Sus bajorrelieves representan diversas victorias de las legiones romanas y en su cara norte tenía una inscripción dedicada al emperador Tiberio, que lo reconstruyó. Son características sus columnas corintias.

qué ver en el sur de Francia en una semana

Está situado en una plaza fuera del centro histórico de la ciudad, a unos 15 minutos andando; se puede ir en coche ya que hay un aparcamiento gratuito en la plaza.

Pero además de estos dos grandes monumentos, hay más cosas para ver en la ciudad:

Portique ouest du forum

Se trata de una de las paredes de la principal plaza de una ciudad romana, el foro, que daba a una de las dos calles principales, el Cardo Maximus. Se encuentra en la rue Pontillac, parte de la cual es un conjunto galorromano y renacentista declarado monumento histórico. Esta calle era, en la época medieval, un conducto de aguas residuales llamado “Pontillas”, de ahí su nombre.

Qué ver en Orange en un día

Cathédrale Notre-Dame-de-Nazareth

Fue construida a principios del siglo XII y reconstruida varias veces a lo largo del tiempo. Sus entradas están algo escondidas, pues está rodeada de edificios antiguos, destacando la de la fachada sur. El interior es muy bonito.

Qué ver en Orange en un día

Colline Saint-Eutrope

Se trata de una zona boscosa desde la que se tienen vistas de la ciudad y del Teatro Antiguo, y tiene este nombre en homenaje a un obispo que evangelizó la Galia. En la cima hay restos romanos y las ruinas del castillo de los príncipes de Nassau Orange.

Otros edificios para ver en Orange son el Teatro Municipal del siglo XIX, el Ayuntamiento con su campanario, Église Saint-Florent o antigua iglesia de un convento franciscano…

A unos 30 kilómetros al sur de Orange, se encuentra Avignon, otra joya de la Provenza que no podéis dejar de visitar.

¿Dónde dormir en Orange?

Nosotros hicimos noche en Orange y nos quedamos en el hotel Le Glacier, que está muy bien ubicado y con muchos estacionamientos frente a él. Desde el hotel hicimos todas las visitas caminando, así que os lo recomendamos. Si queréis reservarlo, se puede hacer desde aquí.

Booking.com

¿Cómo llegar a Orange?

Es muy fácil llegar a Orange desde Madrid o Barcelona en el AVE. Nosotros llegamos en coche, como parte de nuestra ruta de 7 días por el sur de Francia en coche, y aparcamos en el parking Daudet de las afueras, que es gratuito.

Como veis, Orange es una ciudad pequeña que se puede recorrer en poco tiempo, pero bien vale la pena detenerse a conocer sus principales monumentos y pasear por sus calles.

¡¡Hasta el próximo post!!