Qué decir de Ávila, una de las ciudades imprescindibles para conocer en España y cuna de Santa Teresa de Jesús. Cargada de historia y con una excelente gastronomía, constituye una de las escapadas ideales, a la par que obligatorias, desde Madrid.

El lugar estuvo poblado desde la antigüedad, como así lo demuestran los restos de castros o núcleos de poblaciones vetonas de la provincia; más en concreto, el origen de la ciudad pudo estar en un asentamiento llamado Obila durante el siglo VIII a. C. En la época romana se estableció el campamento militar Abula. Durante la invasión musulmana, Ávila solo sirvió de frontera entre los árabes, el sur, y los cristianos, al norte. Tras la Reconquista en el siglo XI, el conde Raimundo de Borgoña, yerno del rey Alfonso VI de León y de Castilla, repobló estas tierras; en esta época también se fortificó la ciudad construyendo la muralla.

A finales de la Edad Media, Ávila tuvo gran protagonismo en la Historia de España gracias a de Isabel la Católica. Pero su mayor apogeo fue durante el siglo XVI, cuando príncipes y reyes visitan la ciudad y se construyeron grandes palacios renacentistas. Estos cayeron en abandono durante los dos siglos siguientes, al establecerse la Corte en Madrid. Hubo una recuperación en el siglo XIX con la llegada del ferrocarril, con lo que grandes artistas visitaron la ciudad y la dieron a conocer a través de pintura y escritura.

Actualmente, la ciudad cuenta con un gran patrimonio, siendo declarada Conjunto Histórico-Artístico en 1982 y Ciudad Patrimonio Mundial de la Humanidad por la UNESCO en 1985.

Qué ver en Ávila

El patrimonio abulense, tanto religioso como civil, es realmente extenso, por lo que solamente nos referiremos a los monumentos que pudimos ver en un día.

Muralla

La impresionante muralla de Ávila es tal vez el mayor tesoro de la ciudad, así como su imagen más extendida incluso a nivel mundial. Constituye el recinto amurallado urbano mejor conservado del mundo, habiendo sido escenario de varios rodajes cinematográficos.

Ávila

Su perímetro casi rectangular mide más de 2,5 kilómetros, con una altura media de 12 metros, y tiene 9 puertas, 87 torreones o cubos y 2500 almenas.

Ávila

La muralla actual fue construida por orden de Alfonso VI entre los siglos XI y XII tras la conquista de Toledo, aprovechando en algunos lugares restos de una anterior muralla romana y fragmentos de tumbas también romanas; se han encontrado algunos sillares con inscripciones romanas en las puertas de San Vicente y del Alcázar. Fue restaurada por Alfonso VIII entre los siglos XII y XIII. En la segunda mitad del siglo XIX dejó de tener función defensiva, pasando a ser declarada Monumento Nacional en 1884.

Ávila

Actualmente se puede recorrer el adarve a lo largo de 1700 metros, siendo el precio de 5€ en 2022 (entrada gratuita los martes de 14:00h a 16:00 horas salvo festivos o vísperas de festivos por acceso de la Puerta del Alcázar). El recorrido cuenta con diversos paneles explicativos y realmente merece la pena por las vistas.

Catedral

Consagrada a San Salvador, es uno de los primeros templos góticos de España, ya que comenzó a construirse a finales del siglo XI.

Ávila

Tuvo carácter defensivo, por lo que exhibe almenas, matacanes y paseos de vigía; además, su ábside es uno de los cubos de la muralla y es conocido como “cimorro”; adosada está la Capilla de San Segundo.

Ávila

En el exterior destacan la puerta norte o Puerta de los Apóstoles y la puerta occidental.

En el interior se encuentra el museo de la Catedral con una exposición de arte religioso.

La visita tiene un precio 7€ en 2022, entrada gratuita los martes y miércoles (no festivos, ni víspera de festivo) de 8.30-9.30 horas. Se puede visitar la torre del campanario, con un precio independiente del de la catedral.

Basílica de San Vicente

Está situada extramuros junto a uno de los accesos de la muralla, la Puerta de San Vicente. Se construyó en el lugar en que fueron martirizados y enterrados los hermanos Vicente, Sabina y Cristeta, en el siglo IV.

Ávila

El templo actual, de estilo románico, se comenzó a construir en el siglo XI sobre uno anterior. Destacan la galería porticada, del siglo XV, y la Portada de Poniente, que tiene las imágenes de diez apóstoles a tamaño natural y varias arquivoltas decoradas con diversos motivos.

Ávila

La basílica fue declarada Monumento Nacional en 1882 y la visita cuesta 3€ en 2022.

Convento y Museo de Santa Teresa de Jesús

La iglesia del convento fue construida en el siglo XVII sobre la casa natal de Teresa de Cepeda y Ahumada. En la fachada, planteada a manera de retablo, destaca la imagen de la Santa, así como diversos escudos entre los que están el de los Cepeda y Ahumada, el de la Orden de los Carmelitas Descalzos y el del Conde Duque de Olivares.

Ávila

El Museo de Santa Teresa se encuentra instalado en la cripta de la iglesia. La entrada es gratuita a la iglesia, al museo cuesta 2€.

Otros lugares teresianos en Ávila son el Monasterio de la Encarnación, el Convento de San José, el Monasterio de Nuestra Señora de Gracia y el Centro de Interpretación del Misticismo.

Portada del Antiguo Hospital de Santa Escolástica

Situada en una calle detrás del anterior, ha sido recientemente recuperada; es de estilo gótico y tiene la imagen de una Virgen con el Niño. El hospital se fundó a finales del siglo XV y daba asilo a enfermos no contagiosos y niños abandonados, aunque su capacidad era muy limitada.

Ávila

Plaza del Mercado Chico

Antiguo Foro romano y mercado de los viernes desde tiempos de los Reyes Católicos. En ella destacan los soportales, el Ayuntamiento y la iglesia de San Juan Bautista.

Ávila

Plaza de Santa Teresa o del Mercado Grande

Situada frente a la Puerta del Alcázar de la muralla, esta plaza es un amplio espacio en el que destacan los soportales y la iglesia de San Pedro, construida entre los siglos XII y XII en estilo románico y declarada Monumento Nacional en 1914.

Ávila

Palacios del siglo XVI

Ejemplos del esplendor abulense de la época son un buen número de palacios y casas nobles. Algunos de ellos son:

  • Palacio de los Dávila: Mansión construida durante los siglos XIV al XVI por don Pedro Dávila y Zúñiga, primer Marqués de las Navas y tercer Conde del Risco.
  • Torreón de los Guzmanes: palacio de estilo gótico y renacentista, también llamado de los Muxica y Oñate, es sede de la Diputación Provincial.
  • Palacio de los Superunda: con influencia italiana, tiene dos torres cortas.
  • Palacio de Núñez Vela: de estilo renacentista, fue mandado construir por Blasco Núñez Vela, primer virrey del Perú; hoy es sede de la Audiencia Provincial.
  • Palacio de Don Juan de Henao o de Benavites: a lo largo del tiempo ha sido cuartel de la Guardia Civil, vivienda particular y Parador de Turismo actualmente.
  • Palacio de los Velada: fue lugar de hospedaje de reyes y nobles, hoy en día es también un hotel; tiene un bonito patio.
Ávila

Otros palacios son el de los Verdugo y la Casa de los Deanes, sede del Museo Provincial de Ávila junto con el almacén visitable de la Iglesia de Santo Tomé el Viejo.

Palacio de los Polentinos o Casa de los Contreras

Edificado en la primera mitad del siglo XVI, tiene una portada plateresca y un patio con columnas de capiteles dóricos.

Alberga el Museo del Cuerpo de Intendencia del Ejército de Tierra, que muestra la evolución del Cuerpo de Intendencia desde sus antecedentes, ligados a los aspectos administrativos del Ejército, hasta nuestros días. El acceso es gratuito y nos resultó de gran interés.

Ávila

Casa de la Misericordia o Antiguo Hospital de San Martín

Adosada a la muralla, se construyó en el siglo XVI para repartir pan entre los pobres; sobre la puerta aparece San Martín partiendo su capa con un pobre en invierno.

Ávila

Casa de las Carnicerías

Adosada a la parte exterior de la muralla, fue construida en el siglo XVI como almacén de vino, albergando, además, las dos carnicerías mayores. Esto generó protestas, por lo que las carnicerías volvieron a sus lugares de origen, los mercados Grande y Chico. Entonces, quedó para controlar el grano y harina que entraban en la ciudad, siendo así hasta el siglo XIX.

Ávila

Antiguo Convento del Carmen

El convento fue fundado en 1378, sobre la anterior iglesia de San Silvestre. Hoy sólo queda la imponente espadaña, situada sobre uno de los torreones cuadrados que flanquean la Puerta del Carmen de la muralla.

Ávila

Verraco de Las Cogotas

Se trata de una escultura con forma de jabalí encontrada en el castro celta de Las Cogotas. Su ubicación actual es la Plaza de Adolfo Suárez, tras pasar la Puerta del Alcázar a la izquierda.

Ávila

Hay varios verracos más en la ciudad, unos se utilizaron para la construcción de la muralla y otros edificios y otros descansan en diversos museos. En la provincia también hay otros varios, siendo los más famosos los Toros de Guisando.

Toros de Guisando

Judería

Durante el siglo XIII, Ávila tuvo una de las aljamas más importantes de España; sin embargo, han quedado pocas huellas. Hubo varias sinagogas, como Belforad, actual Capilla de Nuestra Señora de las Nieves, y Don Samuel, en una casa baja con arco de ladrillo en la calle Pocillo.

Ávila

La judería abulense se extendió por la calle de Santo Domingo, que fue la principal, Vallespín o la Plaza del Mercado Chico. En los años previos a la expulsión, quedó reducida a la zona de la Puerta de la Malaventura de la muralla.

Tenerías

En los arrabales de San Segundo y del Puente estuvo la industria de los judíos, dedicada al trabajo del cuero y a la confección textil que necesitaba del agua del río Adaja. Las tenerías con un complejo artesanal en el que se realizó curtido de las pieles y que pudo estar funcionando desde finales del siglo XIV. Son Bien de Interés Cultural desde 2010. Las encontramos cerradas, pero pudimos tomar una foto desde fuera.

Ávila

Museo de Hornos Postmedievales

Los restos de estos hornos de alfarería datan del siglo XVI y se descubrieron en 1995. El conjunto consta de un recinto principal con dos hornos, dos pilones y un molino, así como de una estancia anexa para almacenaje. Se ha creado un Centro de Interpretación sobre la evolución de la cerámica desde la Prehistoria hasta la época contemporánea.

Ávila

Los Cuatro Postes

Se trata de un humilladero del siglo XVI que está en las afueras de la ciudad, en la carretera N-110 que va a Salamanca. Tiene cuatro columnas dóricas que forman un cuadrado, en cuyo centro hay una cruz.

Ávila

Es, además, un mirador desde el que se tienen las mejores vistas de la ciudad y su muralla, especialmente de noche, cuando ambas se iluminan.

La leyenda dice que en este lugar, al ser expulsada Santa Teresa de la ciudad por su forma de entender la religiosidad, dijo la famosa frase: “De Ávila, ni el polvo”.

Tuvimos tiempo de ver muchas cosas en un día, aunque sabemos que dejamos pendientes algunas otras. Por ejemplo, varias iglesias con las que completar el románico abulense, como las de la Magdalena, San Andrés, San Martín, San Esteban o San Nicolás, el Antiguo Convento de Santa Ana y el Real Monasterio de Santo Tomás.

Gastronomía

No podíamos dejar de mencionar la contundente pero sabrosa oferta culinaria de la ciudad y de toda la provincia: guisos de puchero y carnes, elaborados en recetas como torreznos, patatas revolconas, judiones de El Barco, chuletón de ternera de Ávila, cochinillo cochifrito… sin olvidar las típicas yemas y los dulces que se pueden comprar en las pastelerías.

Gastronomía Ávila

Para una información más detallada, tenemos el artículo Qué comer en Ávila y dónde.

Alrededores de Ávila

Algunas excursiones cercanas que se pueden realizar estando en Ávila son:

Esperamos que este artículo sirva de ayuda para planificar y priorizar vuestra visita a la ciudad de Santa Teresa, aunque sin duda requiere una visita más amplia que un día.

¡¡Hasta el próximo post!!