Cada vez que visitamos Portugal descubrimos nuevos pueblos con encanto. En uno de nuestros viajes por el centro del país conocimos Monsanto, una pequeña aldea construida la ladera de una elevación escarpada llamada Cabeço de Monsanto.

Esta aldea, situada a poco más de 20 kilómetros de la frontera española, es uno de los lugares más curiosos que hemos conocido, por tener algunas de sus casas incrustadas en enormes bolos de granito caídos tiempo atrás de las partes altas de la colina.

Monsanto

Por esto y la belleza rural que tienen sus calles, esta localidad se encuentra en el listado de las Aldeas Históricas de Portugal y adicional ha sido utilizado su castillo como escenario de la serie La Casa del Dragón de HBO. ¿Quieres conocer todo lo que se puede ver en Monsanto? ¡Sigue leyendo!

Qué ver en Monsanto en un día

Capilla y puerta del Espíritu Santo

Antiguamente esta aldea solo tenía dos accesos donde se construyeron capillas. Una es la del Espíritu Santo, que tiene planta simple. Junto a la capilla está una de las puertas de acceso a la aldea, un arco sencillo. La capilla estuvo integrada en la denominada muralla del Conde de Lippe que se construyó para la Guerra de los Siete Años.

Capilla y puerta de San Antonio

En el otro extremo de la aldea encontramos la puerta de San Antonio, que permitía el acceso por el oeste. A unos metros de la puerta está la capilla de San Antonio con su pequeño campanario y un arco sencillo con dos bastones que en su punta tienen la flor de lis.

Iglesia Matriz de San Salvador

En el centro de la aldea encontramos la Iglesia Matriz, dedicada a San Salvador y de diseño austero que data de la transición del siglo XV al XVI.

Monsanto

Casa de Pinheiros y Fuente del Mono

Es uno de los mejores ejemplos de arquitectura señorial,  y fue construida en el siglo XVIII en estilo barroco. Destaca la magnífica portada principal con el escudo de armas de la familia y una fuente; su nombre proviene de un ceño fruncido que decora el caño, popularmente llamado mono.

Monsanto

Torre de Lucano o del Reloj

Es uno de los monumentos más emblemáticos de Monsanto. Construida en el siglo XV, inicialmente fue una torre vigía. La puerta de arco de medio punto tiene grabada una inscripción con fecha de 1420, con el nombre del arquitecto o maestro de obras Lucano. La parte superior tiene esquinas coronadas por pináculos y una veleta, que es una réplica del Gallo de Plata otorgado en 1938 tras ganar el premio nacional a la “aldea más portuguesa de Portugal”.

Monsanto

Gruta

Subiendo hacia el castillo se puede ver esta cueva, que muestra cómo se aprovechaban estos espacios en la roca como vivienda.

En la parte superior de la Rua do Castelo, por ejemplo, se puede ver una casa completamente cubierta por una roca colosal, aquí llamada “Casa de una Teja”.

Monsanto

Cochiqueras

De camino al castillo también se pueden ver cochiqueras o porquerizas, que son los corrales para criar y guardar cerdos. En esta zona de Portugal la carne de cerdo ha sido desde la antigüedad uno de los principales sustentos de las familias y una vez al año se realizaba una matanza.

Monsanto

Fuentes

En la roca también se han construido bonitas fuentes, casi todas ellas datadas a mediados del siglo XIX, como la Fuente del Medio, la Fuente Ferreiro o la Fuente Nueva.

Crucero de San Salvador

En la rampa de la Fuente Nueva encontramos el crucero de San Salvador.

Monsanto

Castillo

En la cima de la colina de Monsanto encontramos diversos restos de monumentos. Uno de ellos es el castillo, cuyo origen está en la época del nacimiento de Portugal, cuando el primer rey portugués Alfonso Henriques se hizo con estas tierras y ordenó su construcción a la Orden Templaria.

Monsanto

Entre finales del siglo XIII y principios del XX se realizaron varias reformas al castillo quedando como se encuentra actualmente. Se puede visitar de forma gratuita y disfrutar de las vistas desde lo más alto de la colina. En su interior se puede ver:

Torre del Homenaje

En su entrada se puede ver su torre del Homenaje, su puerta principal y una escalera por donde se puede subir a la muralla.

Monsanto

Cisterna

En el patio central del castillo encontramos junto a una enorme roca se encuentra una cisterna para almacenar agua en la antigüedad.

Monsanto

Iglesia de Santa María del Castillo

En el interior del castillo también encontramos la iglesia de Santa María del Castillo que se construyó en el siglo XVIII sobre una anterior capilla medieval.

Monsanto

Muralla

Como comentamos arriba desde la Torre del Homenaje se puede subir por una escalera a la muralla del castillo desde donde se tienen unas vistas impresionantes de los restos del castillo y del paisaje.

Monsanto

En 1949 las murallas y el castillo de Monsanto fueron declarados Monumento Nacional.

Ruinas de la capilla de San Juan

En la parte de atrás del castillo, se encuentran las ruinas de la ermita de S. João de las cuales se conoce muy poco. Sus restos de azulejería del siglo XVI que se encuentran en sus ruinas indican que existió en esa época y que a mediados del siglo XVIII, al estar incluido en una lista de edificios religiosos de Monsanto.

Monsanto

Hoy en día solo queda el arco desde donde se tiene un magnífico mirador del paisaje, es decir, sobre la superficie de Castelo Branco y sus alrededores.

Ruinas de la iglesia de San Miguel

En los alrededores del castillo también encontramos las ruinas de la iglesia de San Miguel que data de finales del siglo XII.

Necrópolis de San Miguel

Junto a la iglesia de San Miguel  encontramos la necrópolis del mismo nombre. Se trata de un grupo de tumbas antropomórficas escavadas en la roca que fueron utilizadas entre los siglos XII y XIV.

Monsanto

Roca de los Trece Tazones

Entre las grandes piedras de granito encontramos una con trece orificios, Según la leyenda, las extrañas cavidades redondas servían como cuencos y una dama noble muy caritativa siempre los mantenía llenos de sopa, pues le gustaba ayudar a los pobres.

Monsanto

Los historiadores, sin embargo, nos dicen que este debe haber sido un lugar de culto religioso de la Edad de Bronce dedicado al Sol. Los geólogos, por otro lado, nos dicen que este es probablemente un fenómeno natural relacionado con los procesos de formación y erosión de las rocas.

Baluarte

En las afueras de la aldea, en uno de sus miradores que tiene un estacionamiento, encontramos un baluarte con un antiguo cañón que fue utilizado durante algún episodio de las guerras peninsulares del siglo XIX.

Monsanto

Rincones de Monsanto

Ya volviendo a la aldea recomendamos perderse por sus callejuelas para descubrir rincones preciosos entre las grandes rocas de granito que conviven con las viviendas.

Dónde dormir en Monsanto

En esta aldea no vas a encontrar hoteles ya que es muy pequeña, nosotros nos alojamos en una de las casas rurales que hay actualmente. Si necesitas reserva para tu viaje a Monsanto lo puedes realizar desde aquí:

Booking.com

Alrededores de Monsanto

A poco más de 10 kilómetros en dirección a España, está Penha García, un pueblo con una ruta de fósiles.

Monsanto es una aldea pequeña pero muy pintoresca. Merece mucho la pena, tanto por lo sorprendente de sus grandes bolos graníticos como por el conjunto de su parte alta.

¡¡Hasta el próximo post!!