Loriga es una pequeña localidad portuguesa perteneciente al municipio de Seia, en el Parque Natural de la Sierra de la Estrella. Está situada en un valle glaciar a 770 metros de altitud, entre la Peña de los Buitres y la Peña del Gato, y es conocida como la “Suiza portuguesa” por estar presente el agua tanto en su entorno natural como en sus calles. Sus orígenes se remontan a la época romana, cuando formó parte de la provincia de Lusitania con el nombre de Lorica. Pero fue en la Edad Media cuando se le dio su nombre actual, que proviene de la armadura tejida que usaban los guerreros. Con el paso del tiempo, se convirtió en uno de los lugares más industrializados de la región de Beira Interior, con gran cantidad de fábricas de lana al igual que Covilhã.

Actualmente, forma parte de las más de 40 aldeas de montaña de la Sierra de la Estrella.

Qué ver en Loriga

Iglesia Matriz

Fue construida en el siglo XIII por el rey Don Sancho II, en el solar de otro antiguo y pequeño templo, del que se aprovechó una piedra con inscripciones visigodas que está colocada en una puerta lateral. En el sobrio exterior se puede ver una pequeña torre-campanario con reloj.

Loriga

Capilla de Nuestra Señora del Carmen

Situada en el lugar donde estuvo la antigua ermita visigoda de San Ginés, en 1927 sirvió como hospital durante una grave epidemia de tifus. En su interior hay una imagen de la Virgen en un altar tallado en madera, pero no pudimos verlo por encontrarla cerrada.

Loriga

Otras ermitas en Loriga son las de Santo Antonio, Nuestra Señora Auxiliadora, San Sebastián y  Nuestra Señora de Guía, estas dos últimas en las afueras.

Canales y fuentes

Algo que nos llamó la atención fue la gran cantidad de fuentes y una red de riego construida a lo largo de las calles, con canales formados mediante el desvío del curso de los arroyos para llevar el agua al pueblo, lo cual nos recordó a Candelario en Salamanca.

Loriga

En cuanto a las fuentes, hay muchas repartidas por las calles de Loriga. En su mayoría fueron donadas en 1905 por emigrantes loriguenses que fueron a Manaos, capital del estado brasileño de Amazonas, a finales del siglo XIX. Nosotros solo vimos las de las Almas en la Rua Sacadura Cabral y la de Adro junto a la Iglesia Matriz, ambas muy parecidas, pero hay más: do Porto, do Amores, do Moro, de Penedas, de Reboleiro, de Santo Antonio, do Vale, do Vinhô, de Senhora da Guia y dos Azeiteiros (Penedo de Alvôco).

Loriga

Cruceros

Hay dos en Loriga. El primero, llamado de Carreira, está en la Rua Augusto Luis Mendes y data de 1820, como muestra una inscripción en la piedra de granito con la que está construido; está coronado por una cruz latina. El segundo, llamado de la Independencia, está en la Rua Fonte do Mouro; fue construido en mármol en 1940 y originalmente estuvo en una ubicación distinta de la actual.

Loriga

Picota

La original, que databa del siglo XVI, fue demolida en el siglo XIX y reconstruidoaen 1998. Tiene una base hexagonal y está coronada por una veleta metálica.

Loriga

Terrazas

Los campos de cultivo dispuestos en terrazas son típicos de Loriga. Se pueden ver desde el camino que lleva al puente romano, en la Rua do Teixeiro.

Loriga

Puente y calzada romanos

Caminando unos 10 minutos por la Rua do Teixeiro que está flanqueada por una acequia, la Levada da Vila, se llega al puente romano que tiene un solo ojo. Durante el trayecto se pueden ver restos de la calzada romana y, al inicio del paseo, un edificio que es el único molino tradicional en funcionamiento en Loriga.

Tumba antropomorfa

A unos 2 kilómetros al noroeste de Loriga, hay una tumba antropomorfa de piedra, que se estima puede datar del siglo VI a. C. Probablemente tuvo una losa que lo cubría y a lo largo del tiempo cambió su finalidad, pudiendo haberse utilizado como lagar para pisar uva. Se puede llegar caminando desde el cementerio pero no fuimos por haber leído que se encuentra oculta por la vegetación.

Miradores

Hay dos miradores  desde los que tener unas bonitas vistas de Loriga: mirador de la Señora de la Guía  y mirador de la Peña del Águila. Este último, situado en la carretera  N 231 en dirección sur hacia Alvoco da Serra, es muy bonito, todo de piedra y ofrece una panorámica del pueblo y sus terrazas.

Loriga

Qué hacer en Loriga

Rodeada de naturaleza, Loriga es punto de partida de varias rutas de senderismo:

  • Ruta de la Ribera de Loriga PR2 SEI: ruta lineal de 16,8 kilómetros entre Loriga y Cabeça que discurre en gran parte junto a uno de los canales de riego más importantes de la Serra de la Estrella; su grado de dificultad es elevado por tener tramos altos y estrechos.
  • Ruta de Eira PR4 SEI: pequeña ruta circular de menos de 3 kilómetros que discurre por un amplio valle atravesado por los arroyos Loriga y São Bento.
  • Ruta de la Garganta de Loriga PR5 SEI: ruta lineal de 8,7 kilómetros que une Loriga con el pico Torre, el punto más alto de la Sierra de la Estrella y de todo Portugal continental. Su grado de dificultad es elevado por ser ascendente y tener desniveles.
  • Ruta de la Memoria de la tripulación del avión RAF: ruta circular de 7,7 kilómetros que permite llegar hasta el lugar donde se estrelló un avión británico durante la II Guerra Mundial, en la madrugada del 22 de febrero de 1944 mientras transportaba artillería desde Gibraltar a Inglaterra.

Pero, sin duda, el principal atractivo de Loriga es su playa fluvial, la única del país situada en un valle glaciar, a unos 800 metros de altitud. Se trata de unas pozas de agua cristalina y muy fría, formadas por el arroyo Loriga proveniente de las montañas. El acceso es gratuito y cuenta con un bar donde tomar bebidas, helados y algún tentempié.

Loriga

Y, cómo no, otra de las actividades fundamentales estando en Portugal es disfrutar de la gastronomía local. En Loriga hay varios productos típicos:

  • Pan y Torta Negra (Broa e Bolo Negro): se trata, respectivamente, de un pan cocinado de forma tradicional en hornos de leña y de un bizcocho de canela herencia de la colonia inglesa que hubo en Loriga en el siglo XIX.
  • Calhorras: guiso de frijoles.
  • Cabrito asado: uno de los platos típicos en toda la Sierra de la Estrella. Nosotros lo probamos en el restaurante Imperio y nos encantó. Contamos más en el post Qué comer en la Sierra de la Estrella y dónde.
Loriga

Esperamos poder volver a Loriga para hacer alguna de las rutas de senderismo, ya que en esta ocasión solamente pasamos para ver el pueblo.

¡¡Hasta el próximo post!!

Rebeca Gavilán Yela
Síguenos en