Una vez más, elegimos Portugal para una ruta de 4 días en Semana Santa. Nos gusta tanto porque, estando tan cerca, es un poco desconocido todavía, y es un buen destino en esas fechas tan religiosas si queremos alejarnos un poco de las procesiones y las multitudes.
Aquí os contamos nuestro road trip por la zona norte, en el que hubo tiempo para castillos, monasterios, ruinas… en los lugares que visitamos.

Qué ver en el norte de Portugal en 4 días

Bragança

Lo primero que vimos fue su castillo, dentro de un recinto amurallado. A pesar de que hay un aparcamiento antes de pasar por la muralla, se puede llegar en coche hasta la misma puerta del castillo, pasando por una puerta.
El castillo es muy bonito y está muy bien conservado. En su interior está el Museo Militar y se puede visitar de 9:00 a 11:30 y de 14:00 a 16:30 por 3 euros; los domingos hasta las 11:30 es gratis.
norte de portugal en 4 días
Es muy agradable pasear por la muralla, que comienza y termina en el castillo, e ir descubriendo rinconcitos pintorescos.
norte de portugal en 4 días
Dentro del recinto amurallado encontramos además algunas viviendas, un par de restaurantes, la Iglesia de Santa María y la Domus Municipalis.
La iglesia tiene una bonita fachada, pero en su interior se encuentra una sorpresa en forma de pintura al fresco que ocupa todo el techo; es realmente espectacular.
La Domus Municipalis está justo al lado; es una construcción que se cree fue utilizada para almacenar agua y posteriormente tuvo un uso civil (origen de su nombre). Se trata del único edificio de estas características que hay en toda la península ibérica, y tiene una planta pentagonal con un aljibe subterráneo.
Fuera de este recinto, en el pueblo, tenemos la Igreja da Sé en la Praça da Sé, junto con un bonito cruceiro. La iglesia tiene en su interior un reloj antiguo y un claustro.
No confundir con la catedral nueva, que es una iglesia moderna sin ningún atractivo arquitectónico.

Chaves

A alrededor de una hora y media desde Bragança está Chaves. Aquí también fuimos a ver el castillo en primer lugar, del que solamente queda la torre del homenaje que igualmente guarda en su interior el Museo Militar.
Está rodeada de un cuidado jardín con cañones.
norte de portugal en 4 días
Detrás está la Praça Camões con el Ayuntamiento, la Capela Senhora da Cabeça, el Museu da Região Flaviense, la Santa Casa Da Misericórdi a y la Igreja Matriz De Santa Mar ia Maior.
Por último, tenemos un precioso puente romano, uno de los principales atractivos del lugar.
Cabe mencionar que Chaves es una localidad termal, de las más importantes de Portugal, con un hotel balneario.
También hay unas termas romanas, pero estaban en el interior de un edificio que parecía cerrado al público.

Guimarães

Tras algo más de una hora desde Chaves, llegamos a Guimarães y nuevamente nos dirigimos al castillo, que parece sacado de una película medieval; es realmente espectacular.
norte de portugal en 4 días
Al lado está la Capela de São Miguel y enfrente el Paço Dos Duques De Bragança, impresionante con sus muchas chimeneas de ladrillo.
El conjunto cierra pronto, así que no pudimos entrar a ver ningún edificio. El horario es de 10:00 a 18:00.
Después fuimos a conocer el centro histórico medieval, que es uno de los mejor conservados de toda Europa y Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO desde 2001. Aquí destacan la Praça de São Tiago con sus arcos de piedra y el Largo da Oliveira, la Igreja de Nossa Senhora da Oliveira y el curioso crucero Padrão do Salado (que conmemora la Batalla del Salado).
Fuera del centro histórico está el Largo Republica do Brasil, pudiendo verse al final la Igreja de Nossa Senhora da Consolação e Santos Passos.
norte de portugal en 4 días
Y también la plaza Largo do Toural, con sus casas de grandes balcones y el monumento “Aquí nasceu Portugal” en una de las partes de la muralla de la ciudad, en homenaje al primer rey del país, Afonso Henriques, que nació en Guimarães cuando era la capital del país allá por el año 1109.
La ciudad tiene, además, un buen número de museos, como el Museo Martin Sarmeno, el Museo del Convento de Santo Antonio dos Capuchos, el Museo da Cultura Castreja…
Por si todo esto fuera poco, aún nos queda el Santuário de Nossa Senhora do Carmo da Penha, en la cima del monte de la Peña al que se puede llegar en 15 minutos de coche, aunque es mejor subir en el teleférico por 5 euros el trayecto de ida y vuelta. También hay un parque por el que es muy recomendable dar un paseíto y descubrir la Capela de Santa Catarina, la Gruta Nossa Senhora de Lurdes…. Nosotros no pudimos hacerlo por falta de tiempo.

Braga y sus monasterios

Braga está a una media hora de Guimarães por autopista de peaje (unos 40 minutos por carretera normal). Ya desde la época romana, cuando la ciudad se llamaba Bracara Augusta, ha sido un núcleo de gran importancia a lo largo de la historia.
Actualmente es una ciudad que destaca por su patrimonio religioso (es conocida como la Ciudad de los Arzobispos), que pudimos ver en gran parte, gracias a que coincidió que era Viernes Santo y la mayoría de iglesias estaban abiertas.
norte de portugal en 4 días
Nos gustaron especialmente la Catedral de Santa Maria y la Capela dos Coimbras.
La Catedral es el templo más antiguo de Portugal; es de estilo románico aunque tiene también mezcla de otros debido a que su construcción duró casi un siglo. Su interior es espectacular: nada más entrar, mirando hacia arriba, vemos el techo cubierto de imágenes y dos órganos a ambos lados de la entrada.
Más adelante podemos ver varias capillas y el claustro con una escultura de (creemos que) algún arzobispo de la ciudad, a la cual había que tocar los pies y después llevarnos la mano a las orejas, según indicaciones por gestos de una señora que estaba allí. Desconocemos el significado de este pequeño ritual.
También nos llamó mucho la atención un panteón fúnebre.
La Capela dos Coimbras fue una gran sorpresa, pues tras una fachada modesta, asombra encontrar un interior tan impresionante.
norte de portugal en 4 días
Otros edificios religiosos de la ciudad son: Igreja do Pópulo, Igreja dos Terceiros, Igreja de Santa Cruz, Igreja da Misericordia, Hospital e Igreja de San Marcos… Y el Mosteiro de São Martinho de Tibães en las afueras (4 euros; gratis el primer domingo de cada mes).
norte de portugal en 4 días
Pero también podemos ver arte no religioso: Palacio Episcopal, Arco da Porta Nova, Theatro Circo, torre del homenaje de un antiguo castillo.
Incluso hay algunos monumentos de la época romana, como las Termas Romanas do Alto da Cividade y la Fonte do Ídolo (cerrados los lunes).
Y si somos más de museos, tenemos el Museo y Palacio dos Biscaínhos, el Museo Nogueira da Silva, el Museo Pio XII y el Museo de la Imagen (gratis).
Pero no podíamos dejar Braga sin mencionar sus muchas pastelerías y sus dulces: frigideirasbiscaínhosbolos romanosfatias docesPudim Abade de Priscos… ¡Uhmmmmmmm!
Pero… ¡hay muchas cosas más que ver en los alrededores de Braga!

Alrededores de Braga

Santuário Bom Jesus do Monte

Es un lugar de peregrinación con una basílica de estilo neoclásico con un altar principal dedicado a la crucifixión y algún otro muy curioso.
También hay unos jardines, una pintoresca cueva (artificial) y un par de hoteles.
Pero, sin duda, el principal atractivo arquitectónico del lugar es la larga escalinata barroca que salva 116 metros de desnivel. Está dividida en varios tramos en zigzag, y decorada con numerosas estatuas y fuentes.
norte de portugal en 4 días
Además de subir esta escalinata para llegar a la basílica, se puede utilizar un funicular que funciona por un mecanismo de agua (1,20 euros viaje sencillo; 2,00 euros ida y vuelta) o bien en coche pagando 1 euro por el estacionamiento.
norte de portugal en 4 días
Lo más recomendable puede ser hacer un trayecto en el funicular y el otro por la escalera para admirar los detalles de la decoración.

Santuário Nossa Senhora do Sameiro

Está en la misma montaña que el anterior pero en dirección opuesta, y también es un importante lugar de peregrinación. Cuenta igualmente con una escalinata, pero recta. La iglesia es de estilo neoclásico y un bonito ángel custodia su entrada.

Igreja de Santa Madalena da Falperra

Está cerca de los dos anteriores, y sigue también el mismo formato de escalinata+iglesia, solo que el estilo de esta última es barroco. No pudimos verla por dentro, ya que estaba cerrada.

Peñafiel

De camino a nuestro siguiente destino, pasamos por Peñafiel, donde pudimos ver su monumento más representativo, el Santuario de Sameiro.
norte de portugal en 4 días

Castro de Monte Mozinho

Este es el sorprendente lugar que os adelantábamos en nuestro post Ruta Portugal norte 1, o al menos a nosotros nos lo pareció. Se encuentra a 15 minutos desde Pañafiel. Nos resultó un poco complicado llegar, así que os dejamos las coordenadas GPS:
41º 8´46.90´´ N
8º 18´40.17´´ W
La visita es gratuita. Hay un centro de interpretación (horario de 9:00 a 13:00 y de 13:30 a 17:00), donde una amabilísima mujer responderá a todas vuestras dudas, y una zona de aparcamiento.
En el castro podemos ver las ruinas de un poblado fortificado celta, anterior a los romanos, con restos de construcciones de planta circular y murallas. Forma parte de la Red de Castros del Noroeste Peninsular, junto con los del sur de Galicia, y del Museo Municipal de Peñafiel, donde se encuentran los objetos hallados en las excavaciones.
norte de portugal en 4 días
También tiene restos de posteriores construcciones romanas, que son las de planta cuadrada y/o rectangular.
norte de portugal en 4 días
Pero lo realmente impresionante se ve desde el aire, ya que tuvimos la oportunidad de grabar este vídeo con el dron:

¿Qué os ha parecido? ¡A nosotros nos despertó muchas ganas de conocer otros castros!

Tongobriga

También tuvimos tiempo para ver las ruinas de una antigua ciudad romana, que tanto nos gustan.
La visita comienza en el centro de interpretación, en el que se pueden ver diversos objetos encontrados en la excavación arqueológica, para comprender mejor cómo era la vida cotidiana en la ciudad; también hay pantallas interactivas para ampliar información sobre algunos de estos objetos y mapas con la distribución de las provincias del Imperio Romano en la península ibérica. A la salida del centro se pueden ver restos de viviendas de planta cuadrada.
La visita sigue en otra área a la cual hay que desplazarse en coche, atravesando una pequeña aldea contigua a las ruinas. En esta parte se puede ver una gran superficie que estuvo ocupada por el foro de la ciudad, así como unas termas.

Amarante

Nuestra siguiente parada fue en Amarante, a una media hora desde Tongobriga. Se trata de una tranquila localidad en la que destaca la Iglesia de São Gonçalo, junto al puente medieval del mismo nombre, sobre el  río Támega.
Aquí todo está dedicado a este santo, ya que fue su lugar de nacimiento. Son característicos unos dulces con una forma muy… llamativa, ya que São Gonçalo es el patrono de los casamientos.
Otros lugares para ver son: Igreja de São Domingos, Museo Amadeo de Souza-Cardoso, Iglesia de São Pedro, Solar dos Magalhães.
Además, se pueden hacer actividades relacionadas con la naturaleza como caminatas por el cercano parque forestal o paseos en barca por el río. Y a 10 minutos hay un parque acuático para el verano.

Lamego

Nuestra última visita antes de llegar a España fue a Lamego, a una hora desde Amarante. Es una pequeña ciudad que esconde un gran patrimonio; no en vano está declarada ciudad monumental.
Su mayor atractivo es el Santuário de Nossa Senhora dos Remédios, que recuerda mucho al de Bom Jesus do Monte, ya que está en la cima un monte y hay que llegar subiendo una escalinata en zigzag, decorada con escenas religiosas en azulejos.
norte de portugal en 4 días
También están el Jardim da Avenida Visconde Guedes Teixeira con bonitas fuentes, una catedral, un castillo y el museo de la ciudad.
Y hasta aquí nuestro estupendo recorrido por el norte de Portugal. Ya esperamos con impaciencia la próxima Semana Santa… ¿volveremos?
¡¡Hasta el próximo post!!
Ruta por el Norte de Portugal en coche
5 (100%) 1 vote