Llevamos varios años viajando a Portugal en semana santa, ya casi es una tradición, y este año decidimos conocer Oporto en dos días; de camino, conocimos Viseu, en el centro del país. Oporto siempre fue una ciudad que se nos resistía por los vuelos, así que este año decidimos ir en coche y dedicarle dos días para conocer la mayoría de sus principales atractivos.

Oporto, o Porto en portugués, tiene muchos monumentos interesantes en su centro histórico, lo que la ha llevado a ser Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO desde 1996, y es que esta ciudad a orillas del río Duero es impresionante con sus más de 10 siglos de historia.

Aquí te contamos nuestro recorrido por Oporto en dos días.

Guía de qué ver en Oporto en dos días

Recorrer Oporto en dos días parece una misión imposible, pero si se organizan bien las visitas, se puede ver la mayoría de sus monumentos más importantes. ¡Empezamos nuestra ruta!

Día 1

Capela dos Pestanas

Lo primero que visitamos fue la plaza de la República y desde allí tomamos la rua do Almada, donde encontramos esta capilla también conocida como Capilla del Divino Corazón de Jesús. Es de estilo neogótico y, a pesar de que es pequeña, su exterior es muy bonito con una torre, pináculos y estatuas.

Iglesia de la Santísima Trinidad

Seguimos dirección el casco antiguo y nos encontramos con la iglesia de la Santísima Trinidad, una iglesia de estilo barroco en cuya fachada se puede apreciar un reloj, una cúpula en forma de pirámide y campanas. Se encuentra en una plaza detrás del ayuntamiento.

Ayuntamiento de Oporto

Un edificio impresionante con una fachada de granito y una docena de esculturas que representan actividades cotidianas de Oporto, como el cultivo de la uva, la industria y la navegación.

Plaza de la Libertad

Es una plaza muy importante para la ciudad, ya que conecta la parte moderna con la antigua. En ella hay varios edificios modernistas como bancos o el ayuntamiento, incluso el edificio del Mcdonald’s, que recomendamos visitar.

Aquí también encontramos la estatua del rey Pedro IV sobre su caballo.

Iglesia de San Antonio de los Congregados

Seguimos el recorrido yendo en dirección al río y a la izquierda, donde se encuentra la iglesia de San Antonio de los Congregados, otra iglesia barroca del siglo XVII. Lo que llama más la atención son los azulejos que representan a diferentes Santos.

Oporto en dos días

Estación de São Bento

Cruzando la calle desde San Antonio de los Congregados, está la estación de tren de São Bento, una visita imprescindible en Oporto y más hoy en tiempo de instagramers, ya que es muy famosa por sus paredes de azulejos. Esta estación es considerada una de las más bellas de Europa y del mundo, por esto es más visitada por turistas que por viajeros.

Iglesia de San Ildefonso

Luego subimos por la rua 31 de Janeiro, una cuesta bastante empinada hacia la iglesia de San Ildefonso, pero antes al final de la calle, pudimos ver la fachada de la librería LeYa na Latina que tiene bonitos acabados.

La iglesia de San Ildefonso está cerca de la praça da Batalha; es una iglesia de estilo barroco construida entre 1709 y 1730, pero no fue hasta 1739 que se le agregaron las dos torres de los campanarios que tiene actualmente. Al igual que la iglesia de San Antonio de los Congregados, su principal atractivo es su fachada con unos 11000 azulejos en azul y blanco.

Oporto en dos días

Desde la librería LeYa na Latina sale la rua de Santa Catarina, donde está el café Majestic, un histórico café con una fachada de estilo modernista donde se reunían personalidades de la vida cultural de Oporto. En 2011 fue considerado el sexto café más hermoso del mundo.

Iglesia y torre de los Clérigos

Volvimos a la plaza de la Libertad, desde donde tomamos la rua dos Clérigos para ver la iglesia y torre de los Clérigos. De estilo barroco, es uno de los monumentos más importantes de Oporto y su fachada es preciosa.

Del otro lado de la fachada, está la torre de los Clérigos, la más alta de Portugal con 76 metros y unos 200 escalones. Nosotros no logramos subir, ya que había colas inmensas para entrar, pero si tenéis la oportunidad no dejéis de hacerlo ya que dicen que son las mejores vistas de Oporto.

Oporto en dos días

Librería Lello e Irmão

Esta librería se ha vuelto extremadamente famosa ya que su escalera interior inspiró a J. K. Rowling para escribir Harry Potter, por lo que ahora se ha convertido en una atracción turística, tanto que cobran para entrar y hay que hacer horas de cola, tanto para comprar la entrada como para entrar.

Lo cierto es que, por su belleza artística y valor histórico, esta librería ha sido reconocida como una de las más bellas del mundo. Nosotros no entramos durante nuestro recorrido de Oporto en dos días, pero sí pudimos ver su fachada que es preciosa, en estilo neogótico.

Fuente de los Leones

Muy cerca de la librería encontramos, en la plaza Gomes Teixeira, la fuente de los Leones, que es copia de la fuente de la plaza del Ayuntamiento de Leicester (Inglaterra). También está relacionada con Harry Potter, ya que tiene unos seres parecidos a los grifo que aparecen en la película, mitad león, mitad águila.

Iglesias de las Carmelitas y del Carmen

Al lado de la plaza Gomes Teixeira encontramos la iglesia de las Carmelitas y la iglesia del Carmen; a pesar de que puede parecer que es una sola iglesia, se aprecia en sus fachadas las diferencias que hay entre ambas. La iglesia de las Carmelitas es uno de los templos más importantes de Oporto y data de principios del siglo XVII.

Oporto en dos días

La iglesia del Carmen es de estilo rococó según la decoración de su fachada. Lo más impresionante de esta iglesia es su pared lateral, con un gran mural de azulejos elaborado en 1912 que representa la imposición del Escapulario en el monte Carmelo.

Oporto en dos días

Esta fachada, más allá de su valor histórico, hoy en día es más conocida por su aparición en Instagram como muchas otras iglesias de Oporto que tienen decoración de azulejos.

Mirador y puente Luis I

Dejamos la parte antigua de Oporto y tomamos el metro que pasa por encima del puente Luis I, nuestro siguiente punto a visitar. Hay que indicar que Oporto tiene siete puentes sobre el río Duero, pero el puente Luis I es el más importante y un símbolo de la ciudad desde su inauguración en 1886.

Oporto en dos días

El puente une el barrio pesquero de Miragaia con Vila Nova de Gaia y es una obra de ingeniería colosal en cuya construcción hay influencias del estilo Eiffel. Lo más característico es su gran arco de hierro; por su parte superior transita el metro y por debajo personas y coches.

Desde el Jardim do Morro se tienen las mejores vistas de Oporto y del puente, es la vista más representativa de la cudad, con su puerto y el barrio de pescadores.

Oporto en dos días

Desde la zona de bodegas a orillas del río Duero, en Vila Nova de Gaia, se tiene una vista también preciosa del puente y verlo de noche es algo que recomendamos.

Pilares del antiguo puente Ponte Pênsil

A los pies del puente de Luis I encontramos los pilares del antiguo puente, llamado Ponte Pênsil o Ponte D. Maria II, que fue un puente suspendido que estuvo en funcionamiento durante 45 años.

Funicular dos Guindais

Inaugurado a finales del XIX, comunica la parte baja de la ciudad con la parte alta en unos pocos minutos, resultando ideal para llegar desde el puente hasta la catedral sin agotarse por las cuestas y escaleras. Es en sí mismo una atracción turística, pero suele haber cola para subir…

Muralla fernandina

Desde el Jardim do Morro se puede bajar a orilla del río Duero en Vila Nova de Gaia por un teleférico, pero al bajar callejeando como hicimos nosotros, encontraréis mejor vista de la muralla fernandina, al otro lado del puente.

Oporto en dos días

La muralla fernandina es la muralla medieval que existió en Oporto de la cual se conserva muy poco ya que la mayoría fue demolida en el siglo XVIII para construcciones de la ciudad, una pena. Lo que queda ha sido declarado monumento nacional desde 1926.

Monasterio Serra do Pilar

Junto al Jardim do Morro también encontramos el monasterio Serra do Pilar, una iglesia del siglo XVII que forma parte del Patrimonio de la Humanidad de Oporto. El monasterio es considerado un ejemplar único en Portugal por sus singulares iglesia y claustro, ambos de planta circular. Tiene un mirador con magníficas vistas al Duero.

Teleférico de Gaia

Comunica la parte alta de Gaia con la zona baja de bodegas y restaurantes. Las vistas son muy bonitas, pero no es barato.

Zona de bodegas

Bajamos a pie hasta la zona de bodegas de vinos que tiene Vila Nova de Gaia. Es una zona con mucho ambiente, con restaurantes, bares, muchos barcos y hasta una noria. Si eres amante del vino debes pasar por aquí y hacer alguna de las visitas guiadas que ofrecen.

Día 2

Iniciamos nuestro segundo día del recorrido de Oporto en dos días, en el que vimos muchas más cosas:

Iglesia de San Francisco

Esta iglesia ha pasado por varios estilos: inició siendo románica, luego se transformó en gótica y finalmente adquirió decoraciones barrocas; en su fachada se pueden apreciar estos tres estilos.

Seguramente el secreto mejor guardado que tiene Oporto es el interior de esta iglesia, formado por tres naves en las que se dice que se usaron unos 300 kilos de oro en polvo para cubrirlas.

Aquí se encuentra uno de sus mayores atractivos, un Árbol de Jesé tallado en madera considerado uno de los mejores del mundo, aunque tenemos que indicar que el que se encuentra en la iglesia Santa María del Castillo de Olivenza es uno de los más grandes que se conocen. Es importante saber que dentro de la iglesia no está permitido hacer fotos, aunque a nosotros nos dieron permiso por ser prensa/bloggers solicitándolo previamente.

Oporto en dos días

Además del interior de la iglesia, también se puede visitar el museo y las catacumbas, en las que hay sepulturas y un osario con miles de huesos.

Palacio de la Bolsa

Este es uno de los edificios más bonitos de Oporto. Está construido sobre las ruinas del convento de los franciscanos que se destruyó en un incendio. Nosotros no lo pudimos visitar por dentro, pero parece que es impresionante, especialmente el patio de las naciones, que es un patio interior con un gran techo de cristal. Si tenéis la oportunidad, no dejéis de visitarlo.

Iglesia de San Nicolás

Ubicada en la plaza donde se encuentran el edificio de la Bolsa y la iglesia de San Francisco, es un templo de estilo clásico y barroco de finales del siglo XVII. Su fachada es de color azul aunque no tiene decoraciones con escenas religiosas como otras.

Barrio de Ribeira

Este barrio, como indica su nombre, se encuentra a orillas del Duero y es una de las zonas más turísticas de Oporto, con sus fachadas de colores y muchos restaurantes con terraza para disfrutar del río con las vistas del puente Luis I y Vila Nova de Gaia.

Oporto en dos días

Aquí están la capilla de Largo do Terreiro, que popularmente se conoce como de la Señora de la Ó, la Fuente del Cubo y el característico muro decorado con arcos.

Barrio de Barredo

Seguimos caminando para subir por las callejuelas del barrio de Barredo, donde encontramos la torre de la Rua de Baixo, es un edificio civil de la época medieval del siglo XIII. Como se encuentra en una calle muy estrecha no se puede apreciar muy bien.

Subiendo por las escaleras y callejuelas del barrio puedes encontrar la esencia de las casas de Oporto con miradores, tejados de colores, escaleras interminables, gaviotas, ropa en los tendederos…

Muralla primitiva

Salimos del barrio de Barredo y nos encontramos con la primera muralla medieval, construida entre los siglos XI y XII sobre anteriores alineamientos defensivos. Tenía cuatro puertas y hoy en día solo se conserva una pequeña parte.

Catedral

Llegamos a la catedral o Sé de Porto, que es uno de los monumentos más importantes de la ciudad y está ubicada en su punto más alto. Nosotros llegamos por el lateral, que tiene un aspecto de fortaleza con almenas.

La catedral fue construida durante los siglos XII y XIII, en estilo románico con elementos góticos; tras varias reconstrucciones posteriores, también se añadieron elementos barrocos.

Oporto en dos días

El interior de la catedral es de estilo gótico, con grandes columnas y arcos; visitarlo es imprescindible.

Así como el claustro, que es del siglo XIV y está recubierto en sus cuatro paredes por azulejos que reflejan escenas religiosas; es una verdadera belleza, con sus arcos de piedra.

Desde el claustro se puede subir a la casa de los Cabildos, donde se expone le tesoro de la catedral; en una terraza exterior hay más azulejos y se puede ver la parte alta de la catedral, que tiene apariencia de castillo.

Adosada a la catedral, en la rua de Dom Hugo, está la bonita fuente del Ángel o Chafariz do Anjo, del siglo XVIII, con una pequeña escultura del arcángel San Miguel.

En la plaza de la catedral está el Pelourinho o picota, que fue utilizado para ajusticiar criminales. También tenemos el Palacio Episcopal y, bajando una rampa, la Torre da rua de D. Pedro Pitões, una torre medieval que es hoy en día una de las oficinas de turismo que hay en la ciudad.

Capilla de las Almas

Seguimos el recorrido, y es que Oporto en dos días da para mucho, aunque seguro que nos quedaron sitios por ver. La siguiente parada fue la capilla de las Almas, sin lugar a duda una de las más bellas y espectaculares iglesias de Oporto ya que su fachada y lateral están cubiertos de azulejos.

Oporto en dos días

La iglesia es de estilo neoclásico y data del siglo XVIII, aunque los azulejos se incorporaron en el siglo XX. Estos son 16000 y representan escenas de Santa Catalina hablando con los sabios de Alejandría, la coronación y el martirio de Santa Catalina, San Francisco ante el Papa Honorio III y la muerte de San Francisco de Asís, entre otros.

Oporto en dos días

Seguramente esta iglesia se ve muy a menudo en Instagram, ya que es una de las preferidas por los turistas e instagramers para tomarse fotos.

Monasterio San Bento de Vitória

Un edificio construido en el siglo XVI, su interior ha servido como centro de música, hospital militar, tribunal militar y casa de reclusión y últimamente para espectáculos teatrales, conciertos y eventos especiales.

Ruta de street art

En Oporto no solo encontramos monumentos, también se puede hacer una ruta por las calles para descubrir el street art que se ha ido colando en las paredes de diferentes edificios, dando un color diferente a la ciudad. Pero queremos detallar lo que vimos en el post Ruta de street art Oporto.

Oporto en dos días

Cementerio de Agramonte

Oporto en dos días nos dio tiempo para visitar otros sitios interesantes fuera del casco antiguo, como el cementerio de Agramonte, uno de los dos cementerios de la ciudad. Fue construido en 1855 a causa de una epidemia de cólera que azotó la ciudad y hoy en día es uno de los conjuntos escultóricos nacionales.

Nos gustó tanto que lo incluiremos en nuestro listado de Cementerios bonitos y asombrosos del mundo.

Fuerte de São Francisco Xavier (Castelo do Queijo) y Fuerte de São João Baptista

En el barrio de Foz do Douro, famoso por ser donde vivieron Iker Casillas y Sara Carbonero, encontramos estas dos fortalezas. El fuerte de São Francisco Xavier es conocido como el castillo del Queso porque se construyó en una roca con forma de queso, y data del siglo XVII. El fuerte de São João Baptista fue construido entre los siglos XVI y XVII para proteger la entrada al río Duero; en su interior hay restos de una antigua iglesia.

Ambas construcciones, con buen estado de conservación, forman parte del conjunto de fortalezas de defensa marítima del norte de Portugal y se pueden visitar, pero cierran pronto, por lo que no llegamos a tiempo.

Entre una y otra hay un agradable paseo que hicimos andando, a lo largo del cual está el Paseo Geológico de Foz do Douro, con varios tipos de rocas formadas desde la Prehistoria.

Hasta este barrio fuimos en un autobús que tomamos en Praça de Mouzinho de Albuquerque, cerca del cementerio de Agramonte.

¿Qué comer en Oporto y dónde?

Uno de los placeres de los viajes es poder disfrutar de la gastronomía del lugar y en Oporto hay muchos platos que disfrutar, entre ellos la francesinha, pescados y muchos otros. Pero ampliamos todo lo que probamos en Oporto en el siguiente artículo:

Qué comer en Oporto y dónde

¿Cómo moverse por Oporto? Tarjeta Porto Card

Oporto es una ciudad para recorrerla caminando, pero también tiene muchas cuestas y moverte en transporte público puede ser de gran ayuda. Nosotros utilizamos la Porto Card que, además de proporcionar acceso gratuito a algunos monumentos y descuento a muchos otros, tiene modalidad con transporte ilimitado en metro y buses de la ciudad; además, también tiene descuento en el Funicular dos Guindais y en el teleférico de Vila Nova de Gaia.

¿Dónde dormir en Oporto?

Al ser una ciudad tan grande la oferta hotelera es diversa. Nosotros nos alojamos en un hotel de Vila Nova de Gaia, ideal porque tenía estacionamiento, y era muy fácil llegar en bus a centro histórico de Oporto. Si quieres reservar tu hotel lo puedes hacer desde aquí:

Booking.com

Si vas a conocer Oporto en dos días o más, recomendamos que lo hagas con seguro de viaje; a pesar de estar al lado de España, es mejor estar protegido por cualquier inconveniente que pueda pasar. Por eso, haciendo click en la imagen, tienes un 10% de descuento con Intermundial por ser lector de Recuerdos de mi Mochila usando el código Recuerdos10, más otro 10% que te da Intermundial; en total un 20% de descuento. Así nos quedamos tranquilos al saber que viajas protegido. También puedes leer este comparativo de los mejores seguro de viajes.

Nos encantó Oporto y poder estar dos días completos recorriendo las calles de la ciudad es una de las recomendaciones que hacemos, ya que así dará tiempo para conocer la mayoría de sus monumentos.

¡¡Hasta el próximo post!!