En nuestro segundo día en el área de la Fortuna, realizamos una actividad diferente, nos fuimos a caminar entre las copas de los arboles a través de puentes colgantes. Esta actividad la realizamos en Mistico Arenal Hanging Bridges Park, que nos invitó a conocer este proyecto y a realizar este trekking de altura.
Muy temprano por la mañana nos dirigimos hasta Mistico. Desde la Fortuna son unos 20 kilómetros en coche (30 minutos) y para que no os perdáis, la entrada está justo al lado de la represa del lago Arenal, a mano derecha. Al llegar nos recibió Marlon el anfitrión del parque, quien nos explicó todo el recorrido que íbamos a realizar y nos dio la opción de ir acompañados por un guía o caminar por nuestra cuenta a lo que nos decidimos por la segunda opción.
Cabe mencionar que Mistico Arenal Hanging Bridges Park es mucho más que puentes colgantes, es un proyecto familiar dentro de una reserva biológica que hoy en día es centro de investigación para biólogos y científicos que buscan poder documentar la biodiversidad que existe en este bosque húmedo tropical.
Actualmente, por esta reserva pasan, a lo largo del año, unas 350 especies de aves, además de anfibios, reptiles, insectos y mamíferos (3 de las 4 especies de monos que existen en Costa Rica).
El recorrido consta de 3.2 kilómetros en los que se pasa por 16 puentes (6 colgantes entre las copas de los árboles), y tiene una duración aproximada de 1.5 horas, tal vez un poco más por las paradas para hacer fotos y observar algún animal que se deje ver. 
Iniciamos el recorrido y solo al dar unos cuantos pasos en el sendero nos encontramos con un saíno, o lo que aquí se conoce como pecarí.
Puentes colgantes de la Fortuna Costa Rica
La primera parada del recorrido fue el jardín de Rufous, que se encuentra muy cerca del inicio del recorrido. Aquí se puede disfrutar de mariposas y aves y se ha creado una pequeña cascada artificial donde se tienen algunas especies de ranas, entre ella una muy peculiar, la “Blue Jeans”, llamada así por el color de sus patas, pues da la impresión que va con vaqueros. A la salida del jardín se puede apreciar, en una pared, las diferentes capas de cenizas que años atrás cayeron de las explosiones del volcán Arenal. 
Puentes colgantes de la Fortuna Costa Rica
Empezamos a adentrarnos en el bosque por el sendero, encontrándonos con innumerables insectos, árboles inmensos y plantas. 
Llegamos al primer puente, llamado “Puente Vista Arenal”, por la vista que desde él se tiene del volcán Arenal. Este puente, con 45 metros de altura, permite apreciar la vegetación a la misma altura de los árboles;  la sensación de al principio es de vértigo, pero realmente es muy seguro y en cada inicio de puente hay una persona que solo deja pasar la cantidad máxima de personas  que pueden estar sobre el puente.
Aprovechando que en ese momento no estaba lloviendo, realizamos una toma aérea con el dron de este primer puente, la vegetación que lo rodea, un grupo de turistas pasando, el volcán Arenal a lo lejos y el lago Arenal.

Seguimos el recorrido para pasar dos puentes colgantes más, y al pasar el primero nos encontramos con un grupo de monos aulladores muy cerca.

Puentes colgantes de la Fortuna Costa Rica

El segundo es el más largo del recorrido, con 92 metros de longitud; se llama “La Catarata” y desde abajo da la impresión de que no tiene fin. Dejamos estas fotos para que os hagáis una idea.

Puentes colgantes de la Fortuna Costa Rica

Ya pasados los tres primeros puentes colgantes y varios más pequeños (fijos), empezamos a descender hasta un punto en el que el sendero tenía un desvío para visitar la catarata Morpho. Solamente se baja unos 80 metros por unas empinadas escaleras para llegar al mirador de esta catarata y apreciar su caída.

Puentes colgantes de la Fortuna Costa Rica

Los siguientes dos puentes daban unas vista preciosas de la vegetación, con árboles que superaban a los puentes, llenos de lianas, plantas epífitas (que crecen sobre otra) y mucha humedad.

Y faltaba el último puente, en el que había que prestar mucha atención, ya que estaba cerca del hábitat de un ocelote. Al final no tuvimos la suerte de verlo pero, gracias a la administración de Mistico, tenemos esta foto.

Terminamos  el recorrido que al final nos tomó unas 3 horas, pero no terminamos de ver animales. Justo al lado de las oficinas administrativas, nos mostraron en un árbol una serpiente bocaracá (crótalo cornudo), que se reconoce por unos cuernos que tiene en su cabeza y, según nos contaron, pueden ser de varios colores como amarillo, marrón o verde.

Puentes colgantes de la Fortuna Costa Rica

Pero no es la única especie que se puede ver en esta reserva. En otras ocasiones han podido observar estas que la administración ha podido fotografiar.

Y, como broche de oro, en un árbol muy cerca pudimos apreciar unos tucanes cantando. Hemos de confesar que nos encantan estas aves, por su gran pico de colores. 

 

Agradecemos a Mistico Arenal Hanging Bridges Park la gran atención que han tenido con nosotros durante la visita a esta gran reserva y por el recorrido de puentes colgantes de la Fortuna Costa Rica.  Si estáis  por el área de la Fortuna, os recomendamos que visitéis esta reserva que anualmente está recibiendo el 10% del turismo (200.000 personas) que visita Costa Rica, ¡no os arrepentiréis!

Para más información de este tour y otros que ofrece Mistico, aquí os dejamos su web.

http://www.misticopark.com/es/

¡¡Hasta el próximo post!!

Puentes colgantes de la Fortuna Costa Rica
5 (100%) 3 votes