Durante nuestro road trip por Suiza visitamos muchos pueblos con encanto, unos conocidos y otros no tanto como es el caso de Murten y Friburgo. Estos dos pequeños pueblos se encuentran ubicados entre Neuchatel y la capital Berna, y fue mientras realizábamos este trayecto que nos detuvimos a conocerlos.
El primer pueblo que visitamos fue Murten, conocido también como Morat, ubicado justo al lado del lago Murtensee que dio origen a su nombre y perteneciente al cantón de Friburgo. Este pueblo es de origen medieval y conserva en sus calles, rincones y casas lo pintoresco de esa época; su principal atractivo es la muralla que lo rodea.
Con una estructura intacta, esta muralla defendió durante muchos años a esta pequeña villa, pero hoy en día sirve de atracción turística, ya que se puede caminar sobre ella y así ver todos los tejados de las casas del pueblo.
Qué ver en Murten y Friburgo
Lo interesante de la muralla es que va desde la entrada principal del pueblo, donde se encuentra una torre con un reloj llamada torre de Berna (del siglo XVIII), realizando un medio círculo que encierra la villa sin puerta de salida; de hecho la única forma de entrar o salir es por la puerta principal o en barco por el lago.
Qué ver en Murten y Friburgo
Esta muralla es la única de forma semicircular que se encuentra intacta en Suiza, por lo que el poder verla y caminar sobre ella es un verdadero privilegio.
Otro atractivo es su casco antiguo, repleto de las típicas casas con sus ventanas de madera en rojo y en su parte superior habitaciones con sus tejados que parecen salidos de cuentos.
Qué ver en Murten y Friburgo
Por todo el casco antiguo encontrarás que sus casas tienen arcos. Y algunas tienen vistas al lago.
Al final de la calle principal está el castillo, con una torre del homenaje cuadrada. El día que visitamos Murten se encontraba cerrado.
Qué ver en Murten y Friburgo
Algo que nosotros no hicimos por no tener tiempo, pero que recomendamos hacer, es subir al monte Vully que se encuentra muy cerca de Murten. Solo tiene 653 metros de altura, pero desde allí tendrás una vista increíble de los lagos Murtensee, Neuchatel y Biel, que son los tres lagos que se encuentran en la zona.
También se pueden realizar muchas actividades de caminatas, paseos en barco y deportes acuáticos en el lago Murtensee.
Dejamos Murten para visitar Friburgo, considerada una de las ciudades medievales más grandes de Suiza, ubicada en un lugar privilegiado sobre un monte rocoso y cruzada por el río Saane.
Qué ver en Murten y Friburgo
Aquí nos quedamos poco tiempo, pero pudimos ver algunas cosas muy bonitas de esta ciudad. El edificio del ayuntamiento parece sacado de los cuentos con una doble escalera y una torre con su reloj; frente al edificio, la fuente de San Jorge.
Qué ver en Murten y Friburgo
Hablando de fuentes, hay que indicar que esta ciudad es conocida, al igual que Berna, por tener muchas fuentes medievales que se encuentran distribuidas por todos lados y algunas con agua potable. Son de diversos estilos pero sobre todo de estilo renacentista.
Qué ver en Murten y Friburgo
Otro edificio que identifica la ciudad es la catedral de San Nicolás de estilo gótico que data del siglo XIII y que tiene como peculiaridad una torre de 70 metros de altura y en su interior dicen que tiene unas vidrieras impresionante de estilo art noveau.
Lastimosamente no pudimos ver el puente de Berna que se encuentra en la ciudad ya que teníamos que seguir la ruta, pero si visitan la ciudad no dejen de ver el puente que une el casco antiguo de Friburgo con el barrio medieval de Auge.
Y también puede utilizar el funicular de la ciudad que une la ciudad baja con la zona más moderna de Friburgo. Este sistema de funicular es antiquísimo y funciona con un servicio de peso utilizando las aguas residuales de la ciudad, un claro ejemplo de reutilización de las cosas.
De esta forma fue nuestro breve paso por Murten Y Friburgo, dos pueblos medievales de Suiza con mucho encanto y que vale la pena dedicarle tiempo  a recorrer todos sus rincones, descubrir sus fuentes y muchas otras cosas que seguro esconden estas villas Suizas. Si visitan el Cantón de Friburgo no deje de visitar estos dos pueblos, seguro no los decepcionan. 
Nuestra ruta seguía hasta el siguiente punto que era Neuchatel, desde aquí  visitamos dos atractivos naturales de zona la garganta de Areuse y Creux Du Van.
¡¡Hasta el próximo post!!
Qué ver en Murten y Friburgo
5 (100%) 2 votes