Durante nuestra ruta de 15 días en coche por Suiza, intentamos visitar de todo, como ciudades con encanto, lagos, acantilados, gargantas y claro, no podíamos dejar de visitar el Glaciar Aletsch. Considerado el más largo de los Alpes con aproximadamente 24 kilómetros de longitud y muchísimas toneladas de hielo, es un espectáculo de la naturaleza y con toda razón Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO desde 2001.

Aletsch es un glaciar de muy fácil acceso y desde el cual se pueden realizar varias rutas de senderismo, por lo que es visitado por muchos turistas.

glaciar aletsch

¿Cómo llegar al glaciar Aletsch?

Hay dos formas de ver el glaciar Aletsch; una es desde Jungfrau (lado norte) aunque esta es la opción más costosa, ya que para subir hasta Jungfrau hay que tomar un tren cremallera desde Grindelwald que cuesta 180 francos suizos ida y vuelta (en 2014, seguramente hoy en día es mucho más).

Nosotros conocimos el glaciar desde el lado sur, subiendo hasta Eggishorn en un teleférico; días antes habíamos realizado el recorrido del tren del chocolate en Montreux y desde allí llegamos a al pueblo de Fiesch, que fue desde donde tomamos el teleférico hasta Eggishorn.

Existe otra forma de llegar a Eggishorn tomando un teleférico desde Betten hasta Bettmeralp, un pueblecito de montaña a unos 1957 metros de altitud, desde donde se ven las principales montañas del valle de Valais; también hay un lago donde en verano se puede remar o, como algunos valientes, bañarse en las frías aguas. Desde Bettmeralp se toma un teleférico que lleva al mirador de Eggishorn.

El teleférico que tomamos desde Fiesch hasta Eggishorn tenía un precio de 45 francos suizos y tiene dos paradas. La primera es Fiescheralp, una pequeña localidad a 1061 metros de altitud con hoteles, restaurantes y una pequeña pista para esquiar. Si quieres quedarte unos días para hacer senderismo, este es el lugar ideal y puedes reservar tus hoteles desde aquí.

Booking.com

Nosotros subimos en verano, por lo que no había muchos turistas en el pueblo, ya que tiene su temporada alta en invierno. Seguimos subiendo hasta la segunda y última parada, el centro de visitantes de Eggishorn, a unos 2927 metros de altitud, que es el mirador ideal para ver el glaciar Aletsch.

En el centro de visitantes hay una plataforma de madera para llegar a un mirador y allí estaba, con su color blanco y silencio ensordecedor, la lengua de hielo del glaciar, todo un espectáculo.

View this post on Instagram

A veces la naturaleza te deja sin aliento #aletsch #suiza #glaciaraletsch #viajerosporelmundo #madridtb #viajerosporeuropa #traveling #instagram #viajes #naturelover #natgeotravel #myswitzerland #iatiporelmundo #wonderlust #igtoday #igtravel

A post shared by Recuerdos De Mi Mochila (@recuerdos_de_mi_mochila) on

Es impresionante ver cómo se forma una especie de autopista de hielo que está vivo, ya que los glaciares se mueven poco a poco empujando el hielo y dando forma al terreno por donde pasan.

glaciar aletsch

También desde el mirador se pueden apreciar varios picos que forman el valle, como Geisshorn, Strahlhorn y Olmenhorn; este último está justo enfrente del mirador, donde la autopista de hielo hace una curva.

A los lejos también se observa Konkordiaplatz, que es un punto en el valle donde coinciden cuatro glaciares, entre ellos Aletsch y Jungfrau. El hecho de que tantos glaciares se encuentren en un mismo punto es algo poco común, por eso este valle es tan especial.

glaciar aletsch

Desde el mirador salen varias rutas de senderismo, entre ellas para visitar Aletschwald, un bosque que es una reserva natural y que, junto a las montañas y el glaciar, hace un lugar único. También puedes caminar hasta Eggishorn, para ver una montaña de piedras sueltas a 2926 metros de altura que forma una atalaya perfecta para tener otra vista del glaciar.

glaciar aletsch

Para llegar a la montaña de Eggishorn, hay que caminar por una subida de piedras sueltas que parece más un camino de cabras, por eso hay que hacerlo con mucho cuidado para evitar alguna caída. A pesar de que hacer la visita es muy fácil, si vas a hacer rutas de senderismo por alguna de estas montañas, lo ideal es que vayas protegido y por eso te recomendamos que en todos tus viajes contrates seguro de viaje por cualquier eventualidad. Por ser nuestro lector tienes un 20% de descuento usando el código Recuerdos10 haciendo click en el siguiente banner.

Mejor seguro de viaje

También puedes leer nuestro comparativo de los mejores de viajes y decidir cuál te conviene más aprovechando nuestros descuentos.

Comparativa de los mejores seguros de viajes

Después de estar un tiempo admirando la belleza del lugar, tocaba bajar para seguir nuestra ruta. Para dar una idea de lo alto que estábamos, aquí dejamos este vídeo de la bajada del teleférico.

Los siguientes días terminamos de dar la vuelta circular que dimos por Suiza, visitando otras ciudades y lugares de naturaleza que recomendamos visitar, como estos:

Visita a la Garganta de Aare o Aareschlucht

Visita a los acantilados de Creux Du Van

Visita a la catarata del Rin o Rheinfall

A pesar de que Suiza no es un país tan accesible por los altos precio de todo en general, poder visitar estos lugares espectaculares vale mucho la pena.

¡¡Hasta el próximo post!!