La isla de Taboga est√° situada en el Golfo de Panam√°, en el Oc√©ano Pac√≠fico, y a pesar de su peque√Īo tama√Īo, guarda una intensa historia. Fue descubierta por Vasco N√ļ√Īez de Balboa en 1513 y fundada por el Padre Hernando de Luque en 1524, con el nombre de San Pedro de Taboga; a√Īos despu√©s, pas√≥ a llamarse Taboga, que significa ‚Äúabundantes peces‚ÄĚ en lengua ind√≠gena. La isla tuvo su importancia en el pasado, ya que en el siglo XVI fue punto de partida de expediciones hacia el sur de Am√©rica, como la de Francisco Pizarro hacia Per√ļ. En el siglo XVII fue objetivo de varios piratas como Henry Morgan, William Dampier o Richard Sawkins. A mediados del soglo XIX, The Pacific Steam Ship Company estaba ubic√≥ su sede en Taboga para establecer sus servicios de correo y comercio entre Chile y Panam√°. Durante la II Guerra Mundial, alberg√≥ una base militar estadounidense que supuso un gran impulso econ√≥mico. Por √ļltimo, la isla se utiliz√≥ para situar el hospital del Canal de Panam√° durante la construcci√≥n por los franceses.

Hoy en d√≠a, la llamada Isla de las Flores por su frondosa vegetaci√≥n tropical, es un destino tur√≠stico al que tanto paname√Īos como extranjeros acuden a pasar el d√≠a para disfrutar de sus playas de agua cristalina. Pero tambi√©n tiene un bonito Conjunto Monumental Hist√≥rico, que nos cuenta detalles de su interesante pasado, e incluso rutas de senderismo.

Lo primero que vemos al acercarnos a Taboga con sus casitas coloridas y los patrones que la protegen, la Virgen del Carmen y San Pedro.

El embarcadero es el punto de llegada a la isla, situado entre dos playas, de arena fina ya que el resto de la isla es m√°s escarpado.

Isla de Taboga

Caminando por su calle principal, Francisco Pizarro, se puede acceder f√°cilmente a gran parte de sus principales puntos.

A poca distancia del embarcadero hay un mirador con las coloridas letras de Taboga.

Isla de Taboga

Es una de las iglesias m√°s antiguas construidas por los espa√Īoles en el Pac√≠fico americano. El templo original ya no existe, y el sencillo edificio actual data del siglo XVIII.

El famoso pintor postimpresionista franc√©s vivi√≥ en la isla algunos meses durante el a√Īo 1887, huyendo de una crisis econ√≥mica en su pa√≠s; despu√©s tuvo que trabajar como pe√≥n en la construcci√≥n del Canal de Panam√° y finalmente viaj√≥ hasta Martinica y Tahit√≠, donde encontr√≥ inspiraci√≥n para las obras que realiz√≥ en la etapa final de su vida. Frente a la que fue su casa, se le rinde homenaje con un mural que representa su cuadro Mujeres de Tahit√≠, que se exhibe en el parisino Museo de Orsay.

Isla de Taboga

Se trata de un rinconcito apartado en el que ba√Īarse con un poco de intimidad, lejos de los turistas. Enfrente se divisa Taboguilla, un peque√Īo islote con dep√≥sitos de combustible para los buques que cruzan el Canal.

Esta playa, llamada igual que una localidad de la isla canaria de El Hierro, es una de las m√°s concurridas, con varios chiringuitos donde comprar recuerdos, tomar algo y comer; tambi√©n hay una caseta con ba√Īos y duchas de pago. Nosotros comimos en uno de estos chiringuitos, tomamos pargo y corvina fritos acompa√Īados de arroz con guand√ļ, patacones y ensalada.

Isla de Taboga

Si la marea est√° baja, se forma un banco de arena que une la playa con el Pe√Ī√≥n del Moro.

Isla de Taboga

Otras playas son Playa Honda, al otro lado del embarcadero, y las de Piedra Llana y Barlovento, ya bastante m√°s alejadas.

Entre las edificaciones de la isla tambi√©n podemos encontrar otras viviendas de personajes ilustres ligados a la misma, como la del conquistador Francisco Pizarro, la del sacerdote espa√Īol Hernando de Luque, la de la primera santa del mundo occidental Rosa de Lima, la del pintor paname√Īo Roberto Lewis o la del escritor local Rogelio Sin√°n.

La isla tiene hasta 8 senderos para descubrir su naturaleza m√°s salvaje. Dos de ellos, el del Cerro de la Cruz y el de Las Tres Cruces, llevan hasta antiguos b√ļnkeres. Nosotros no hicimos ninguna caminata por el excesivo calor que hac√≠a el d√≠a que visitamos la isla.

Isla de Taboga

Durante el recorrido se pueden ver multitud de flores que adornan calles y viviendas, por lo que Taboga tambi√©n es llamada la Isla de las Flores. Hay algunas plantas de pi√Īas; se dice que las primeras fueron plantadas por el padre Luque en 1500 y se exportaron a Hawai, dando lugar a las actuales. Adem√°s, la isla es un h√°bitat natural para varias especies terrestres y marinas. Nosotros pudimos ver numerosas flores de hibisco, as√≠ como pel√≠canos pescando y una iguana paseando por un muro.

Esta agradable isla se encuentra est√° situada a 20 kil√≥metros de la Ciudad de Panam√°, existiendo ferris de varias compa√Ī√≠as que salen desde la Isla Flamenco de la Calzada Amador (Causeway) y llegan en media hora: Taboga Expr√©s, Roka y Calypso. La primera de ellas, adem√°s, ofrece distintas modalidades de viaje como solo ferri, excursi√≥n a la isla con visita guiada, pasad√≠a y pasad√≠a de luxe.

No obstante, en Taboga hay varios alojamientos, para aquellos que prefieran quedarse una o m√°s noches y disfrutar de la tranquilidad de la isla.

 

Nos sorprendi√≥ mucho nuestra visita a Taboga pues, adem√°s de ba√Īarnos en agua cristalina y comer sabroso pescado, pudimos descubrir una parte desconocida de la historia de Panam√°.

¡¡Hasta el próximo post!!