La gastronomía de La Palma nos sorprendió más que gratamente. Los productos del mar son la base de numerosos platos: pescados como morena, atún, cherne, vieja, alfonsiño, cabrilla… son preparados fritos o a la plancha. Las carnes de cerdo, cabra y conejo se sirven en sabrosos guisos o a la brasa. Todo ello acompañado de las famosas papas arrugadas con mojo rojo o mojo verde.

Mención especial merece el queso, con D.O.P. Queso Palmero/Queso de La Palma, elaborado con leche de cabra y ahumado, que se sirve asado con mojo verde, rojo, o con un toque dulce con miel de palma o alguna mermelada, de tomate o pimiento.

También hay un buen surtido de postres dulces, como el bienmesabe (pasta con base de almendra), el príncipe Alberto (pasta con almendras y chocolate), el quesillo, el polvito uruguayo o la crema de piña. En cuanto a frutas, además de los extensos cultivos de plátanos hay algunas frutas tropicales, como aguacates, mangos y papayas.

Los amantes de los vinos también están de enhorabuena, ya que podrán degustar disyintas variedades, estado además la D.O. La Palma, que es una de las 10 denominaciones de origen de las Islas Canarias.

Y no podemos olvidarnos del gofio, uno de los ingredientes estrella de La Palma y de las Islas Canarias en general. El gofio es un alimento tradicional, en cuya elaboración se emplean granos enteros de uno o varios cereales (trigo, maíz, cebada, centeno), tostados y después molidos. Esta especie de harina, mezclada con agua, caldo o leche, ha sido la base fundamental de la alimentación desde tiempos aborígenes. Por la singularidad de sus características, es un alimento amparado por la denominación IGP/Gofio Canario a nivel nacional y europeo. Actualmente se utiliza tanto para elaboraciones saladas, como gofio escaldado, como para otras dulces, como mousse de gofio.

En nuestro recorrido por La Palma en una semana tuvimos ocasión de probar varias recetas típicas de la isla en varios restaurantes, unos recomendados y otros descubiertos sobre la marcha.

¡Vamos a comenzar nuestra suculenta travesía gastronómica por La Palma!

Qué comer en La Palma y dónde

Casa Goyo

Fue nuestro primer contacto con la cocina palmera. Lo vimos en un programa de viajes y desde entonces se nos quedó en la cabeza. Está situado a escasos 5 minutos del aeropuerto de la isla, y precisamente ese fue su origen, ya que Don Gregorio Camacho Martín “Goyo” lo fundó para que pudieran comer algo los obreros que lo construían allá por los años 60 del pasado siglo XX. Con el paso del tiempo fue acudiendo más gente y ahora es tan famoso que sale en televisión. Se puede comer en pequeñas habitaciones dispuestas en dos casetas o bien al aire libre. Recomendamos reservar o acudir pronto, como a las 13:00 o 13:30. Para esta primera ocasión, decidimos tomar queso asado con mojo verde, que nos pareció exquisito, lapas y morena frita (¡tiene muchas espinas!). De postre, unos dulcísimos bienmesabe y príncipe Alberto, deliciosos.

comer en La Palma

El asador del campesino

Situado en Barlovento, al norte de la isla, sirve cocina tradicional canaria con especialidad en carnes. Se puede comer en el interior del local o en una terraza acristalada. Nosotros fuimos para cenar y tomamos un delicioso guiso de carne de cabra con papas y boniato blanco, y carne de cerdo a la brasa con patatas fritas. Nos quedamos con las ganas de probar el gofio escaldado, que nos los habían recomendado, pero al ser cena, preferimos tomar menos cantidad de comida.

Casa Demetrio Los Tilos

Está situado en el Bosque de Los Tiles, dentro del Parque Natural de Las Nieves. Después de la caminata para llegar al mirador del Espigón Atravesado, fue una excelente idea reponer fuerzas en este restaurante de comida típica, fundado por Don Demetrio hace unos 30 años. La comida se sirve en unas mesas de madera al aire libre, en mitad del bosque de laurisilva y con pinzones palmeros buscando algo que llevarse al pico, llegando incluso a los mismos platos; también hay un espacio en el interior con mesas. Aquí sí probamos el gofio escaldado, riquísimo y después un sabroso conejo en salsa con papas agradecidas (con mojo rojo, mojo verde y queso) y costillas de cerdo con papas y piñas (aquí descubrimos que las piñas eran mazorcas de maíz). También vimos que el plato del día era carne fiesta, un guiso de carne de cerdo y papas.

comer en La Palma

Gasolinera Tgas Garafía

Aquí fuimos por recomendación y con muchas expectativas, y la verdad es que no nos defraudó. Se come de raciones, que se cantan sobre la marcha, por lo que no hay carta escrita y pueden variar según el día. Elegimos una original y deliciosa ensaladilla de boniato, queso asado con mojo verde,  pulpo a la vinagreta y guiso de carne de cabra. Además, ese día tenían pulpo en salsa, ensaladilla normal, chipirones, costillas con papas y piñas y croquetas de atún. De postre, pedimos quesillo, una especie de flan, y barraquito, un café típico con leche condensada, lecha normal, licor 43 y un toque de canela. El lugar no es nada elegante y hay algunas moscas, pero merece la pena: todos los platos estaban muy ricos y las cantidades eran abundantes. Aunque sea una gasolinera, no está tirado de precio, son unos 15€ por persona.

comer en La Palma

Restaurante San Andrés

Situado en el encantador pueblo de San Andrés, más concretamente en la plaza de la iglesia, la más antigua de la isla. Lo vimos por casualidad el día que pasamos a conocer el pueblo y volvimos unos días más tarde.  Si no se reserva, hay que acudir temprano, a las 13:00 porque se llena en minutos. Está especializado en pescados y arroces; nosotros pedimos croquetas de atún, unas delicadas albóndigas de cherne en salsa de azafrán y vieja frita, que disfrutamos mucho sentados en la agradable placita.

comer en La Palma

Chipi-Chipi

A este restaurante, situado en las afueras de Santa Cruz de La Palma, acudimos a comer por recomendación. Su peculiar nombre proviene de una canción de moda durante los años 50 del siglo XX, cuando era costumbre recorrer las ventas de víveres cantando un tema distinto en cada una. Está muy, muy concurrido, y si no se reserva hay que acudir temprano, casi a la hora de apertura, las 12:30; si no, se corre el riesgo de esperar colas de hasta una hora; además no hay mucho sitio para aparcar porque está a un lado de la carretera LP-101. El lugar es muy bonito, con terraza y pequeñas habitaciones en casetas, con mucha vegetación y hasta un pequeño estanque con una tortuga. Nos sentamos en la terraza y decidimos pedir chicharrones palmeros (trozos de panceta de cerdo espolvoreados con gofio) chuletas de cerdo a la brasa y un combinado de salchicha parrillera, chorizo parrillero y morcilla dulce, muy contundente, todo acompañado de papas con mojo rojo. De postre, polvito uruguayo y mousse de gofio que nos encantaron; eso sí, tremendamente dulces, como todos los postres palmeros.

comer en La Palma

Rincón del Enano

Es un restaurante de cocina diferente para cuando apetece descansar de platos canarios. Está situado en la plaza de Santo Domingo de santa Cruz de La Palma y tiene una agradable terraza rodeada de plantas en la que disfrutar de una cena tranquila. Robamos unos originales platos: cochino negro y ensalada de col con papaya y langostinos. Los arroces y el pulpo frito son algunas de sus especialidades.

Bar Arepera El Encuentro

Este local venezolano está situado en la tranquila Plaza de la Alameda de la capital palmera, en la que se pueden encontrar varios locales de este tipo. El porqué de la cocina venezolana en La Palma, y en todas las Islas Canarias en general, es el estrecho contacto cultural y social entre ambas regiones. Aquí tomamos la arepa El Encuentro (queso blanco, aguacate, tomate y lechuga) y la Reina Pepiada (carne picada de pollo, vegetales y mayonesa), cachapa de carne machada y crepe de jamón y queso con miel y almendras, batido de guanábana y zumo de naranja remolacha y zanahoria. Un menú diferente y muy rico.

comer en La Palma

La Lonja

Está situado en la Avenida Marítima de la capital. Se trata de un restaurante selecto que ofrece unos platos exquisitos con un ambiente agradable.  Tiene una terraza en la calle y también un precioso patio interior. Nos dimos un pequeño homenaje culinario y pedimos sopa de marisco, cochino prensado con arroz y salsa de frutos rojos y bacalao con salsa de coco y mariscos.

comer en La Palma

Las Piedras

Restaurante situado justo enfrente del Centro de Visitantes de laCaldera de Taburiente, al otro lado de la carretera. Al leer la carta vimos ensaladilla de boniato, pero no tenían, así que, en su lugar nos recomendaron el queso empanado con mermelada de calabaza y fue todo un acierto. También tomamos bandeja de bistec de cerdo con boniato frito y fogonero a baja temperatura con mojo verde y boniato frito (¡nos encanta el boniato!). Todo muy bien elaborado y con muy buen sabor. No nos pudimos resistir a un postre que vimos en alguna reseña de internet, Mari Pepa, de galleta con nata. Y además, el personal muy amable. Podemos decir que fue el mejor restaurante de los que estuvimos en la isla. Para repetir sin duda.

comer en La Palma

Restaurante Kiosko Montecarlo

En la playa de Tazacorte encontramos este restaurante junto con algunos más y decidimos probar. Tomamos raciones marineras: una sopa de pescado, unos chopitos muy ricos, unos huevos rotos con calamares porque nos parecieron muy originales pero luego resultó que tenían muchísima cebolla y una ensalada de salmón ahumado. También tienen pescados grandes para hacer a la plancha. Si no hubiésemos quedado llenos, habríamos probado un postre cuyo nombre nos intrigó, «reconstrucción de la roca que nos cayó», en recuerdo de una gran roca que cayó en el comedor interior a causa de desprendimientos ocasionados por unas intensas lluvias a finales de 2020.

comer en La Palma

Guachinche Palmero

Pequeño local situado en la carretera LP-2 a la altura de Mazo, que vimos un día al pasar por delante y al que volvimos unos días después. Sirve cocina típica canaria; pedimos garbanzas, carne de cabra y alfonsiño a la plancha. No sabemos si admite reserva pero la gente se apunta en lista según llega para comer en la estrecha terraza con vistas al mar. Cuando estuvimos nosotros, no se podía pagar con tarjeta. Hay que aparcar en el arcén de la carretera.

comer en La Palma

Estos fueron los restaurantes que más nos gustaron durante nuestra estancia en la Isla Bonita. Ojalá hubiéramos podido estar más tiempo para descubrir más…

¡¡Hasta el próximo post!!